Financiar coche nuevo o no financiar, he ahí la cuestión

Contrato compraventa vehiculo

Ante la futura compra de un coche nuevo, los concesionarios nos ofrecen la posibilidad de financiar los gastos y beneficiarnos de descuentos importantes, haciendo que estrenar vehículo sea una decisión muy atractiva y, sobre todo, accesible para todos los bolsillos.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Financiar un coche nuevo conlleva un seguido de condicionantes que deberíamos conocer antes de llevar a cabo la compra. Veamos todo sobre este servicio:

Los servicios de financiación de vehículos están un auge y el principal detonante es la crisis económica. La mayoría de los usuarios ya no pueden pagar un coche nuevo al contado. Aquí, las marcas automovilísticas ven una gran oportunidad de negocio y un auténtico filón que mata dos pájaros de un tiro: la financiación; soluciona el problema a las compañías que perdieron ventas y a los futuros compradores.

Pongamos el caso de que queremos comprar un coche por un precio de 25.000 euros que, sujeto a financiación, el comercial de la marca nos lo deja a la suculenta rebaja de 19.000 euros. Sin embargo, no disponemos de tanto dinero en nuestro poder para pagarlo a “tocateja”. Así, el concesionario nos muestra una vía para llegar a esos 19.000 euros y estrenar coche nuevo: la financiación.

Actualmente, comprar un coche a plazos resulta ser un proceso más sencillo, cómodo y rápido que antes: cómodos plazos que encajan con tus ingresos, concesión prácticamente instantánea, un descuento considerable sobre el precio final, seguro a todo riesgo o mantenimiento gratuitos los primeros años, la posibilidad entregar nuestro antiguo vehículo para conseguir un descuento…

Nunca antes había sido tan accesible la obtención de un coche nuevo, pues hay muchas más posibilidades que se ajustan a cada tipo de cliente. Sin embargo, antes de tomar la decisión de financiar, conviene tener en cuenta esta serie de consideraciones y recomendaciones para evitar pagar mucho más de lo que esperábamos:

Suculentos descuentos que esconden altos intereses

Oferta de financiación de Seat

Vemos con frecuencia descuentos de mas de 7.000 euros en la compra de un coche nuevo, algo sin duda llamativo y alentador. ¿Pero, qué esconde este supuesto descuento? Si leemos la letra pequeña, veremos que estos descuentos están asociado a la financiación del coche de la oferta, o lo que es lo mismo, si queremos beneficarnos de esos 7.000 euros de descuento, deberemos aceptar que la oferta está sujeta a financiación y otras condiciones de venta.

Por lo tanto, es indispensable conocer al detalle cuáles son estas condiciones, que sobre todo recaerá en conocer los intereses del crédito de la financiación. Y es que el margen de beneficios de la financiación es tan alto que permite a las firmas automovilísticas aplicar rebajas sobre el precio de venta para hacer el producto mucho más atractivo, aunque sin perder un euro. ¿Por qué es tan alto este margen de beneficio? Por el tipo de interés que te imponen.

Será indispensable conocer todos los tipos de interés antes de comprar de un coche nuevo, ya que las marcas automovilísticas se benefician de los altos intereses de los créditos. Que no te ciegue el ver un descuento de miles de euros si financiamos el coche.

La Tasa Anual Equivalente (TAE): el aspecto más importante

El TAE no sólo reflejará el coste del crédito, sino que también detallará el precio de los productos vinculados, las comisiones y gastos de apertura, cancelación y el plazo de devolución, puesto que a mayor plazo más intereses se tendrán que abonar. Es aconsejable pedir un proyecto de financiación para el importe y el plazo que se necesite financiar al comercial de la marca, verificar todos los conceptos que incluye la cuota y preguntar sobre cuotas adicionales.

Entrada inicial y cuota final

Deberemos ver si la financiación está sujeta a una entrada inicial y/o final, por lo que no deberemos caer en la tentación de financiar por 280 euros mensuales si no tenemos en cuenta que deberemos pagar 5.000 euros de entrada y 10.000 de cuota final.

Las comisiones por cancelación anticipada o por servicios adicionales

Las financieras tienen fijado un tanto por ciento sujeto a la cancelación anticipada del servicio que nos penalizará si decidimos tomar esta decisión. Será imprescindible conocer este condicionante si no queremos tener un disgusto.

Pactos de reserva del dominio

El pacto de reserva de dominio suele incluirse en las financiaciones implicando que el vendedor se reserva la propiedad del coche vendido hasta haber recibido la totalidad del precio. De este modo, el vendedor no transmite la propiedad del bien, sino sólo su posesión. Por lo tanto, estos pactos pueden suponer que estemos obligados a responder con nuestro vehículo en caso de impago de la financiación.

Antes de financiar, aplica la regla 20/04/10

Calcular presupuesto total

La compra de un coche nuevo es una decisión que debe haberse meditado previamente con cautela: analizar el coste total del vehículo, el mantenimiento, el coste del seguro, nuestra posibilidad de endeudamiento, impuestos, imprevistos como averías o siniestros, etc. Para ello, existe la Regla 20/4/10, una serie de medidas que sirven para hacerse una idea aproximada del presupuesto que podríamos afrontar ante la futura compra de un coche.

Para que no nos gastemos más de lo que podemos, debemos tener en cuenta las siguientes tres medidas:

1. Dar una entrada de, al menos, el 20%  del precio total del vehículo

Si no podemos pagar el 20% de la entrada del coche, no es nuestro coche. Debemos ser consecuentes con nuestro presupuesto y no cegarnos con expectativas económicas del futuro y ceñirnos a nuestro nivel adquisitivo actual. Este pago inicial del 20% nos ayudará a que la cantidad de intereses a pagar sea mucho menor.

2. No financiar el vehículo con más de 4 años

Cuantos más años financiemos nuestro vehículo, más cantidad de intereses pagaremos, por lo que terminaremos pagando mucho más por el coche de lo que habíamos calculado inicialmente.

3. El gasto mensual (letra, seguro, gastos, etc) no deberá superar el 10% de los ingresos brutos

Si el gasto supera este porcentaje, probablemente es que nos veamos ahogados en más de una mensualidad, ya sea por imprevistos (averías, siniestros, etc) o por cambios drásticos en la situación económica.

La ley 20/4/10 es una herramienta muy útil si queremos hacer un estudio previo a la compra de un coche y tener una idea del presupuesto máximo que podemos afrontar.

La alternativa a la financiación: pedir un crédito a un banco

Firmar préstamo bancario

Además del pago al contado, otra alternativa para huir de la financiación es optar por pedir un crédito en un banco, que seguramente nos pedirán que aportemos una nómina o un aval para comprobar la solvencia del cliente.

Como puntos negativos, destacar que los bancos suelen poner más condiciones a la hora de conceder préstamos y no son tan rápidos como una financiera. Además, deberemos tener claro que pedir un crédito se traduce en tener que devolver una cantidad superior a la que hubiese costado ese coche pagándolo al contado.

Lo primero que tendremos que considerar es el Tipo de Interés Anual (TIN), que es el coste de financiación. Actualmente un TIN por debajo del 5% se considera muy bueno.

Y si finalmente decido financiar mi coche nuevo…

Deberemos tener en consideración que las financieras de las marcas automovilísticas:

  • No suelen financiar el cien por cien del importe del vehículo
  • No admiten cantidades por debajo de los 6.000 euros
  • Suelen aplicar condicionantes (pasar las revisiones en un taller oficial o respetar un plazo de permanencia mínimo durante el que no podemos cancelar el crédito a no ser que paguemos una cantidad elevada en concepto de penalización).

A partir de aquí, el usuario tendrá que decidir entre estas opciones en el momento de adquirir un coche nuevo. Si decidimos financiar un coche nuevo, deberemos calcular el coste total multiplicando la cuota mensual por el número de ellas que se vayan a pagar, sumar los pagos iniciales, finales y cualquier importe adicional, y restar el descuento para obtener el coste total de la financiación. Con estos datos obtendremos un valor estimado de lo que acabaremos pagando por nuestro nuevo jueguete motorizado.

Si no tenemos en cuenta todas las variables que hemos visto anteriormente, pasaremos por alto que cabe la posibilidad de que pagar al contado resultará más económico que financiar la compra de un coche. El problema está en que muchos de los usuarios que desean estrenar coche nuevo no pueden desembolsar de golpe estas altas sumas de dinero. Y las marcas automovilísticas lo saben.

La financiación es “la gallina de los huevos de oro” de las marcas de coches

Como vemos, estas empresas sacan altos beneficios de los intereses de la financiación, permitiéndoles ofrecer ventajas tan competitivas como grandes descuentos y otros servicios adicionales como seguros o mantenimiento, para hacer que la oferta al consumidor sea más atractiva.

Con todo esto no queremos decir que la financiación de vehículos sea una estafa que nos venden las firmas de automóviles ni que sea una opción peor o mejor a la de pagar al contado. Hay que barajar todas las posibilidades, conocer todas las variables y condiciones que hemos comentado anteriormente y comparar, sobre todo comparar. Al fin y al cabo se trata de un negocio y, como tal, pretende sacar el máximo beneficio. Cabe destacar que gracias a la financiación, alto es el número de usuarios que han podido adquirir un vehículo en los años más duros de la crisis que, de no ser así, hubiese sido imposible.

Estos son nuestros consejos para conseguir una buena financiación:

Ahorrar dinero al financiar un coche

  • Ahorra: Acumula una cantidad de dinero lo suficientemente alta para asegurarte de que, en el caso de que desaparezca una fuente de ingresos, puedas hacerte cargo de las cuotas mensuales hasta conseguir otra. Por otra parte, es importante ahorrar y acumular un dinero si pretendes pedir un préstamo a un banco, pues debes tener claro que éstos suelen poner más condiciones a la hora de conceder préstamos, por lo que es posible que no te den el cien por cien del crédito que necesites.
  • Compara: Estudia todas las opciones, variables y condicionantes, ya sean del concesionario o de un banco.
  • Calcula: Deberás ser totalmente consciente del coste total del coche pagándolo a plazos, teniendo en cuenta las condiciones del contrato.
  • Regatea: Los comerciales de automóviles suelen ir a comisión, por lo que cuantas menos bonificaciones y/o extras adicionales de “cortesía” te ofrezcan, más dinero ganarán ellos. Siempre podrán ofrecerte un descuento mayor, por lo que siempre podrás regatearles y conseguir un precio más favorable, así sacarás el máximo beneficio a tu favor.
  • Lee y relee: Sabemos que el contrato de financiación contiene muchas páginas, pero es importantísimo leerse todas y cada una de ellas. En él incluirá todas las condiciones que deberás cumplir durante los años que dure el acuerdo.
Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.