Ford S-Max Hybrid: Ecología al alcance de las familias más dinámicas

No queda duda de que los SUV´s han acabado con las previsiones que los fabricantes daban por buenas. Hace una década los monovolúmenes copaban las listas de ventas pero los todo caminos truncaron su camino. La mejor prueba de este cambio de tendencia la tenemos en firmas como Ford o Citroën. Ambas contaban en sus gamas con monovolúmenes de reconocido prestigio que, poco a poco, han ido perdiendo brillo y ventas.

El Ford S-Max es uno de los monovolúmenes más dinámicos y ágiles del mercado y ambas cualidades le han servido para diferenciarse del resto de rivales. Sin embargo, a su caída en desgracia por culpa del Kuga hay que sumar que debe adaptarse a las normativas de emisiones. De esta forma, nace el Ford S-Max Hybrid. Su llegada fue anunciada hace un año pero no ha sido hasta ahora que la marca se ha atrevido a presentarlo al público.

El Ford S-Max Hybrid rinde 193 CV de potencia y homologa 6,4 litros a los 100 kilómetros

Como podéis ver en las fotografías, el diseño del Ford S-Max Hybrid no varía respecto al resto de versiones que ya conocemos. La principal novedad está bajo su piel y afecta, como ya hemos mencionado, a su tren motriz híbrido. Para ser más exactos, cuenta con un bloque gasolina de ciclo Atkinson de 2.5 litros. La parte eléctrica recae en un motor eléctrico alimentado por una pequeña batería de ion litio de 1,1 kWh de capacidad energética.

El resultado de esta unión son 142 kW (193 CV) de potencia máxima. Para su gestión confía en una transmisión de corte automático con gestión inteligente de la energía. La carga de la batería se repone de forma automática mediante el motor de gasolina y el uso de tecnología de carga regenerativa al frenar. Esto ayuda a que los propietarios no necesiten conectarse a una fuente de alimentación externa para ahorrar en sus recorridos.

Artículo relacionado:
Ford Almussafes fabricará los S-Max Hybrid y Galaxy Hybrid desde 2021

Las prestaciones del Ford S-Max Hybrid están a buen nivel. Según datos ofrecidos por la firma yanqui, acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 9,8 segundos. En cuanto a consumo, siguiendo el protocolo de homologación WLTP, firma de media 6,4 litros a los cien kilómetros. Esto se traduce en unas emisiones de CO2 que se sitúan entre los 146 y los 147 gramos por kilómetro. De hecho, Ford lo convierte en alternativa al S-Max diésel EcoBlue.

La versión Hybrid al Ford S-Max no altera su capacidad y versatilidad interior. Sus siete plazas mantienen las múltiples posibilidades de configuración y la capacidad de carga llega hasta los 2.200 litros. Su comercialización tendrá lugar en breve, sumándose al Galaxy Hybrid que ya conocemos. Como curiosidad, ambos modelos se ensamblan en la fábrica que Ford tiene en Almussafes (Valencia – España).

Fuente – Ford


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.