El fabricante americano de todo terreno y SUV Jeep pertenece al Grupo Fiat Chrysler Automóbiles (FCA). Desde el inicio de su historia, con el Willys, sus modelos se han centrado en este segmento del mercado. Sus modelos se caracterizan por contar con un diseño rudo, una calidad de realización media, un equipamiento de seguridad y tecnológico que ha evolucionado con el paso de los años y unas dotes off road a prueba de cualquier terreno.

Su portfolio lo abre el SUV – todo terreno Renegade. Está desarrollado sobre la plataforma del Fiat 500X. Su diseño se mantiene fiel a la imagen de marca, recordando en parte al Willys original. La gama mecánica cuenta con versiones de diesel y gasolina con potencias que van desde los 110 cv a los 170 cv. Puede montar tracción al eje anterior o a las cuatro ruedas y cajas de cambio manual o de corte automático con hasta 9 relaciones. La calidad de realización de su interior, su tecnología y posibilidades de equipamiento lo acercan a los mejores modelos del segmento.

Con el Jeep Compass la firma espera recuperar el terreno que perdió con la anterior generación. Este modelo llega al segmento SUV compacto sobre una nueva plataforma, con un diseño interior y exterior completamente renovado y con una calidad de realización y equipamiento que nada tienen que ver con su antecesor. Su gama mecánica contempla versiones diesel y gasolina con potencias que van desde los 120 cv hasta los 170 cv pudiendo montar tracción al eje delantero o a las cuatro ruedas.

El modelo que representó un cambio de 180 grados en Jeep fue el Cherokee. Cambió su diseño exterior, interior, calidad y equipamiento por uno casi premium. El salto generacional ha sido exponencial, traduciéndose en un crecimiento de ventas en todo el mundo. Los motores que animan al Cherokee contemplan versiones gasolina y diesel con potencias que van desde los 140 cv hasta los 271 cv de la versión Trailhawk con tracción a las cuatro ruedas y las mejores capacidades off road del segmento.

La esfera premium queda cubierta en Jeep con el Grand Cherokee. Este modelo está basado en la actual plataforma del Mercedes-Benz GLE por lo que su rendimiento en carretera y campo está fuera de toda duda. Su equipamiento de seguridad y tecnológico está a la altura de los mejores modelos del segmento. Está disponible con motorizaciones gasolina, diesel, tracción a las cuatro ruedas y una caja de cambios automática con 8 relaciones.

Cierra el porfolio de Jeep el indestructible Wrangler. Este todo terreno es el único del mercado que aún cuenta con dos ejes rígidos. Su estética y las mejores capacidades off road del mercado rememoran los éxitos del primer Willys. Al igual que su ancestro el Wrangler cuenta con carrocería de 3 y 5 puertas con techo desmontable. En España su gama mecánica sólo cuenta con un bloque diesel de 2.8 litros de cilindrada y 200 cv. La calidad de su interior y sus posibilidades de equipamiento y seguridad han evolucionado positivamente con el paso de los años.