Nos adentramos en la BMW Driving Experience

bmw-driving-experience-1

Hay quien asegura que conducir es coger un vehículo y movernos de un punto a otro de nuestro mapa, pero vamos a profundizar un poco en ese término. Según el diccionario, conducir es hacer funcionar de manera controlada un vehículo, independientemente de la tracción para el traslado de personas o cosas. Pero yo no soy de términos con los que definir acciones, soy más de sentimientos. De esos a los que les gusta conducir.

Para mi, conducir es disfrutar de ese nivel de concentración que consigues en un puerto de montaña, de la relajación al confiar en tu coche por la autopista y en la agilidad de sortear el tráfico urbano. Tres ingredientes para un cóctel que se traduce en placer de conducción. Y si alguien sabe de esto es BMW, pero más que pedir que nos dejen un vehículo y descubrir sus virtudes nosotros solos, qué mejor que adentrarnos en la BMW Driving Experience impartida por la escuela de conducción de BMW en Montmeló.

bmw-driving-experience-10

Estábamos ya en el circuito de Montmeló, casi llegadas las dos de la tarde nos daban la bienvenida todas las novedades que BMW ha presentado para 2014-2015 esperando que tres chicas nos acreditaran para que no hubiera ningún problema y acceder a una pequeña sala de descanso ubicada en un box. Ahí nos esperaba un pequeño catering y un cordón donde la gente se reunía para cruzar palabras de asombro por los preciosos 330d con 258CV y 428i Coupe con 245CV, ambos con los accesorios del programa M Performance. Dicho paquete consiste en un equipo de frenos más potente, aditamentos aerodinámicos en el exterior y un interior forrado en alcántara y carbono. Sobretodo reseñar el gran tacto del precioso volante M Performance. Pero el plato fuerte la encontrábamos con la pareja de reyes a nuestra derecha, dos todopoderosos M4, que algunos tuvieron el privilegio de sentir con un copilotaje único. Así sin poder dejar de admirar tales máquinas nos llamaron al “briefing” previo.

En esta charla informativa se nos explicaron las dos grandes partes del curso, los vehículos que íbamos a llevar y en qué consistía cada una de las pruebas. Pero sobretodo hizo hincapié en dónde mirar correctamente y cómo reaccionar ante un error o maniobra defensiva. También en cómo funcionan los sistemas de seguridad del vehículo como el control de estabilidad o el de tracción, que muchos de nosotros sabemos que están ahí, pero no cómo actúan y la forma de corregir una situación que puede acabar realmente mal.

bmw-driving-experience-7

Ya con la lección aprendida, tocaba ponerla en práctica y regresamos hacia la sala de descanso donde esta vez sí podíamos pasar el cordón de seguridad y entrar en la calle de boxes para admirar de cerca los coches que poco después tendríamos el placer de conducir, pero de momento tendríamos que darnos prisa y sentarnos a la derecha del piloto para acceder a la primera parte del curso.

Pruebas dinámicas en pista

bmw-driving-experience-6

En esta primera parte, nos trasladaron a la zona sur del circuito, dejando la variante Nacional de Montmeló para las vueltas dinámicas en pista. Aquí, nos esperaban 12 BMW Serie 120d  de 184CV con el paquete M y un monitor con cada coche que nos trasladaría sus impresiones y nos mostraría como realizar las dos pruebas una primera vez. Tocaba ponerse a los mandos y dirigirnos hacia la primera, momento en el que aprovechamos para empezar a trazar las curvas ELF y Renault y quitarnos algo de tensión.

En esta prueba había que realizar un doble cambio de carril brusco. Es decir, mantener una velocidad de 90km/h para entrar en un carril hecho con conos donde al final se nos cortaba el paso y tocaba tirar de volante y confiar en que el control de estabilidad de BMW mantuviera la transferencia de masas. Acto seguido continuaríamos hacia la curva Repsol donde nos esperaba la salida para la segunda prueba, el slalom. Una prueba que puede parece fácil, pero en la que necesitas un gran nivel de concentración para mantener un nivel constante de acelerador, giro del volante y centrar nuestra mirada donde queremos ir.

bmw-driving-experience-8

Sobre todo en la visión fue lo que más remarcaron los monitores en todo momento y que es el error más habitual de cualquier conductor. Siempre tendemos a mirar inmediatamente donde va a pisar el coche, mientras que deberíamos observar óonde queremos que acabe de trazar el coche. Tocaba agradecer al primer grupo de monitores sus explicaciones y bajarse de los Serie 120d con el paquete M, sorprendido por lo rápido y aplomado que se siente, pero no solo yo, todos los que ahí estábamos acabamos hablando de lo bien que se mueve el pequeño de BMW.

Vueltas al trazado nacional de Montmeló

bmw-driving-experience-3

Ahora con todo lo aprendido tocaba el plato fuerte, las vueltas a al circuito completo. Ahí mismo justo al lado de la curva ELF nos esperaban los 330d y 428i con paquete M Performance con cada monitor a su lado. Sin mirar atrás y con algo de egoísmo me lance directamente a probar la versión gasolina 428i. El monitor nos volvería a reseñar la importancia de la trazada en curva, donde tomar las referencias, la dulzura con la que debíamos actuar y sobretodo mirar donde queríamos que fuera el coche al final de la curva.

Así pues, tras esa breve charla mientras sentíamos la gran potencia de estos vehículos, nos colocamos bien en el asiento del conductor y salimos por la calle de boxes ya con alegría. Pero no había tiempo de admirar el final de tribuna, tocaba intentar tomarse con calma la primera de las cuatro vueltas que íbamos a realizar en el trazado nacional, para empezar a entender el comportamiento del coche, tomar nuestras referencias y concienciarnos hacia donde debíamos mirar.

bmw-driving-experience-4

Pero es tal la confianza que te da el chasis, el tacto de la dirección, el cambio deportivo Steptronic de ocho marchas y la entrega de potencia con la característica tracción trasera que estaba entrando a meta con el pedal a fondo. Al fin comenzando la segunda vuelta mi mente estaba libre, concentrada en las referencias, en mirar y en donde colocar el coche para las siguientes curvas. Parece que sea con el que voy y vengo del trabajo todos los días, lo sientes tuyo y piensas que lo conoces desde hace varios años. Así encaraba otra vez la recta de meta con sólo una mínima perdida de tracción al salir de una curva lenta.

Comenzaba entonces la tercera vuelta y quise aumentar el ritmo en algún momento puntual del circuito, pero tanto quise ajustar que acabé con dos pérdidas de tracción más contundentes y  un poco fuera de la trazada en La Caixa. Ya en la última vuelta, volví a concentrarme y a disfrutar. Pero, ¿por qué os cuento mis fallos ahora? Mejor callármelos ¿no? Pues porque lo mejor de todo es que el monitor que tenía a mi lado me dijo porque había fallado y tenía exactamente toda la razón, no había mirado donde tenía que mirar.

bmw-driving-experience-9

Si vale, es gente que se dedica a eso, incluso algunos son pilotos profesionales en activo como Marta Suria a la que tuve el placer de conocer. Pero sobretodo, te demuestran su altísimo nivel, la gran apuesta de BMW por estos cursos de formación y cuanto puedes aprender poniendo en práctica unos sencillos consejos. Así llegábamos al final del BMW Driving Experience, sólo quedaba compartir opiniones, asimilar lo aprendido y grabarlo a fuego en la memoria para saber reaccionar a tiempo y mejorar nuestra destreza al volante.

Experiencia ///M

bmw-driving-experience-2

Pero espera ¿qué me suba al M4 de copiloto? Antes de que acabara la pregunta ya estaba con el cinturón abrochado y mirando el capó que alberga el 6 cilindros en línea turboalimentado con 431CV. En su interior descubrimos un mundo nuevo, un mundo ideal, pero tranquilos, no es ninguna película Disney. Sus asientos son tan efectivos que no necesitarás inclinarte para mantenerte en tu sitio, tan solo dejarte sujetar por la suavidad de su cuero y admirar la efectividad de los frenos, la perfecta puesta a punto del chasis o cómo el cambio automático inserta marchas sin compasión mientras una estampida de potencia y par, te catapulta como el ejército más feroz a la conquista de un nuevo territorio.

Hasta aquí la parte mecánica y racional, momento en el que alzas la vista al frente y te das cuenta de que la transición entre curvas es otro mundo, ya he perdido todas mis referencias anteriores, ya da igual, solo me queda insinuarle al piloto lo bien que debe ir de lado este M4, para descubrir una nueva manera de afrontar la curva del Banco Sabadell. Esta tan bien construido el nuevo M4 que sólo se puede traducir como una perfecta sinfonía mecánica de deportividad y dinamismo propia de los circuitos, pero que puedes disfrutar si tienes la suerte, en tu garaje.

bmw-driving-experience-5

Así, con una sonrisa que aún no me he podido quitar acabamos el curso, momento en el que miro el reloj y descubro que pasa sólo un poco de las cuatro de la tarde. Poco más de dos horas de BMW Drive Experience, de dedicación total hacia BMW, pero tan intensas, instructivas y tan bien planificadas, que es normal pensar que todos los halagos que tiene como marca no son meros regalos, se lo han ganado a pulso.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *