Porsche y Andy Warhol de la mano en Centro Porsche Sevilla

Porsche Andy Warhol

El mundo del automóvil, reflejo de modernidad y evolución, ha acompañado a diversas ramas artísticas a lo largo del tiempo. Desde su invención, a finales del siglo XIX, han sido numerosos los artistas plásticos que han hecho referencia a este mundo tan apasionante ayudados de su pincel. El gran Andy Warhol no se hizo famoso por influir en la industria automotriz, sino por ser determinante en el nacimiento del Pop Art y dejar algunas de las obras de arte más famosas de los últimos cien años. Con motivo del desembarco del nuevo Porsche 718 Boxster, la compañía alemana fusiona dos estilos que tienen mucho en común presentando la Caravana Pop Art The Factory by Porsche, un evento que no nos hemos querido perder.

Gracias a la invitación que recibíamos desde Centro Porsche Sevilla, concesionario oficial de Porsche en la capital andaluza, nos desplazábamos hasta las instalaciones que tienen ubicadas a los márgenes de la autovía Ruta de la Plata para disfrutar de esta exposición. Hasta diez obras originales del artista Andy Warhol nos esperaban, algunas de ellas de sobra conocidas como el homenaje que hacía el mismo a Marilyn Monroe tras su muerte o los retratos de Mick Jagger y Jimi Hendrix. Además, como no podía ser de otra manera, la jornada terminaría a lomos de dos modelos muy especiales para la compañía, el nuevo Porsche 911 Carrera y el Macan S. El veterano y el novato a prueba en una toma de contacto de la que seguro sacaríamos interesantes conclusiones.

Un Porsche 911 Turbo S y un Boxster Spyder vinilados para darnos la bienvenida

Porsche Andy Warhol

La Caravana Pop Art The Factory by Porsche, exposición que recorre algunos de los concesionarios del país y que aún sigue con su particular ruta, además de contar con diez obras originales de Andy Warhol muestra dos modelos de la marca de Stuttgart vinilados para la ocasión. Dos piezas únicas con las que me topaba justo a la entrada del concesionario y que de un plumazo me hacían olvidar el intenso calor que se sufre en la capital sevillana, un Porsche 911 Turbo S y un Boxster Spyder. Dos porteros que ya querría tener la selección española sin desmerecer a Iker Casillas y David De Gea.

Para trabajar la carrocería de los dos deportivos se ha tomado como inspiración carteles realizados en la popular nave de Nueva York en la que Andy Warhol trabajaba, The Factory. Un famoso lugar lóbrego y sombrío que se convertiría en un lugar de encuentro para las estrellas de aquellos años sesenta. De este modo la piel del Porsche 911 Turbo S, una carrocería que esconde nada menos que 580 caballos de potencia, recibe un vinilo especial sobre el que puede verse el logotipo de los Rolling Stone; mientras que la del Porsche Boxster Spyder, un modelo con producción limitada que se acerca a los 400 CV, se viste de un degradado inspirado en el retrato de Marilyn Monroe.

Diez obras escondidas en unas maletas muy especiales

Porsche Andy Warhol

Cuando pude escapar de la atracción de estos dos porteros tan especiales, una tarea que no fue fácil, creedme, me acerque a contemplar las diez obras allí expuestas. La que más ganas tenía de ver de cerca era el retrato de Marilyn, un trabajo al que tantas veces se ha hecho referencia y que merece la pena tener a pocos centímetros. Cerca de esta musa del siglo XX estaba el retrato de Mick Jagger y junto a él, a pocos metros, los famosos trabajos bautizados como Campbell´s Green Pea Soup. Aunque, si os soy sincero, ni fue Marilyn ni fue esta última serie la obra que más tiempo me quede contemplando. La Serie Ladies & Gentlema, unas pinturas desconocidas para la mayoría pero igualmente atrayentes en la que el autor retrataba a personas desconocidas, fue la que me dejo más cautivado.

Otra de las curiosidades de esta exposición es la estructura donde están sujetas las obras. Para hacer referencia al mundo Porsche y sus famosos accesorios los caballetes que soportan las pinturas son una réplica gigante de la clásica maleta metálica de Porsche Design. De esta manera este gran armazón custodia de manera segura las obras pudiéndose igualmente transportarlas de manera sencilla. Además, para continuar con ese guiño a la compañía alemana, la estructura queda apoyada sobre unas minillantas GTS monotuerca.

Toma de contacto Porsche Macan S

Porsche Macan S

Como nos habían prometido, tras la rueda de prensa en la que pudimos conversar con uno de los expertos de la colección Warhol, nos esperaba una prueba dinámica en la que podría conocer de cerca al Porsche Macan S y al nuevo 911 Carrera. Sin más allí estaban, una caravana que no llevaría piezas de Andy Warhol pero que cautivaba de la misma manera. El elegido para comenzar la ruta fue el nuevo SUV de la compañía, el Macan, en su versión S Diésel, una alternativa que nos tienta con un motor V6 de 3.0 litros con 258 caballos de potencia. Por supuesto la energía de este bloque se transmite a las cuatro ruedas y, en esta caso, quien gobierna este conjunto es la conocida caja de cambios automática PDK.

A primera vista el Porsche Macan impacta. Y es que no estamos ante un Cayenne más pequeño, ni nos recuerda a un Audi Q5 (nacen de la misma plataforma), es un modelo con personalidad y encanto propio, no depende de ningún modelo. Su cubierta mide 4,69 metros de longitud, 1,92 metros de ancho y 1,62 metros de alto, a lo que hay que sumar una batalla de 2,80 metros, unas cotas que garantizan un interior desahogado comprometiendo el confort solo en sus plazas traseras. Además el volumen del maletero es de 500 litros, un baúl que a pesar de tener 40 litros menos que el Audi Q5 nos ofrece espacio suficiente y unas medidas muy aprovechables.

Prueba Porsche 911

Pero es en carretera, al volante de este SUV, donde realmente lo conoces. Había probado con anterioridad la familia Cayenne y esperaba encontrarme algo similar pero contenido en un frasco más compacto. Nada que ver. El Porsche Cayenne no es un modelo torpe o difícil de llevar, para nada, pero su hermano pequeño el Macan tiene ese lado deportivo que le falta al grandullón de la familia. Pese a sus casi dos toneladas de peso y su distancia al suelo de 185 milímetros, su pisar es fino y aplomado como el de una berlina, apreciando poco balanceo en los cambios de apoyo y muchas ganas de coger curvas. Y es que ha bastado un primer contacto para darme cuentan que estamos ante el SUV más dinámico del mercado.

Los 258 caballos de potencia en este primer contacto me parecieron suficientes para mover con soltura al SUV compacto de Porsche. La entrega de potencia es suave y progresiva, dejándonos con una sensación de velocidad que apenas apreciamos por la buena insonorización y lo lineal de este bloque sobrealimentado de seis cilindros en V. Contamos con energía hasta las 4.000 y 4.250 revoluciones por minuto y desde bien temprano disponemos de una fuerza descomunal que nos brinda su par de 580 Nm. El buen trabajo de la transmisión PDK es conocido, siendo imposible no colocarla como la mejor caja de cambios del mercado por su eficacia, efectividad y rapidez.

Toma de contacto nuevo Porsche 911 Carrera Coupé

Prueba Porsche 911

El paseo junto al Porsche Macan S no pudo ser más entretenido. El SUV compacto de Porsche me sorprendía por sus grandes reacciones en el paso por curva, demostrando contar con un chasis que pocos o ningún todocamino en el mercado puede ofrecer. A pesar de estas buenas sensaciones, la nota radical no la pondría el Macan, sino su hermano el nuevo Porsche 911 Carrera, un coche en el que sobran las presentaciones. El restyling que ha sufrido el modelo ha desbancado los motores atmosféricos de las versiones Carrera para dar paso al turbo, en un movimiento lógico de la compañía teniendo en cuenta la actual tendencia del downsizing.

Pero os explico detenidamente antes de contaros las sensaciones en este primer contacto. Como sabréis, el Porsche 911 montaba un motor de arquitectura Boxer y de aspiración natural en las versiones Carrera y Carrera S. La primera, con un cubicaje de 3.4 litros, disponía de 350 caballos de potencia mientras que la segunda, con mecánica de 3.8 litros, se conformaba con 400 CV. Con la llegada del 911.2, el código interno del deportivo, la gama se condensa en un solo motor de 3.0 litros también Boxer pero, como os decía, con doble turbo. Las potencias también cambian, contando ahora con 370 CV bajo el uniforme del Carrera y con 420 CV en el caso del Carrera S.

Prueba Porsche 911

Hay cosas que no deberían cambiar nunca. Y la estética del Porsche 911 es una de ellas. En este lavado de cara los diseñadores solo han tocado algunos elementos de la carrocería del deportivo alemán, dejando algunas modificaciones en el equipo de iluminación o paragolpes y una nueva apertura de aireación en el capó trasero. En el apartado tecnológico el de Stuttgart también se reinventa, disponiendo de nuevos sistemas como los modos de conducción con un selector derivado del Porsche 918 Spyder para los modelos equipados con el paquete Sport Chrono o el tren trasero direccional.

Una de mis grandes preocupaciones, si es que podía tener alguna preocupación subido a un deportivo como este, tenía que ver con la melodía del nuevo motor que montan los nuevos Carrera. Segundos después de girar la llave esas preocupaciones se habían esfumado como el humo de un cigarro apagado. El primer estruendo convence, pero los siguientes son aún más intensos y adictivos. Gran trabajo por parte de los ingenieros en este apartado.

Prueba Porsche 911

Una de las grandes virtudes de este nuevo motor que se aloja en la parte trasera es la capacidad de dejarnos pegados en el asiento desde poco antes de las 2.000 vueltas. Además ya no es necesario apurar tanto las marchas, pues disponemos de par suficiente desde las 1.700 vueltas. Pese a su nueva condición, no he notado en ningún momento pereza en el motor del 911 Carrera, y es que consigue que tu cuerpo derroche adrenalina hasta las 7.000 rpm, poco antes de que deje de inyectar combustible.

Las capacidades dinámicas del Porsche 911 Carrera también evolucionan. Los modos de conducción que permiten adaptar el comportamiento del deportivo a nuestras necesidades son todo un acierto. Y la revisión de la caja de cambios automática PDK, instalada en este 911 que probamos, ha dejado un producto que mejora si cabe al anterior. Pronto probaremos de manera más profunda tanto el Macan como el nuevo 911 además de otros modelos de la compañía. Así que estad atentos porque vienen curvas, muchas curvas.

Agradecer a Centro Porsche Sevilla, concesionario oficial Porsche en Camas, Sevilla, la invitación y la cesión de ambos modelos.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *