La producción de coches en Reino Unido se hunde a cifras del año 2010

Reino Unido se despedirá de la Unión Europea hoy mismo. El divorcio es un hecho, ahora que la Comisión Europea ha aprobado el texto que ratifica el cese de convivencia del país anglosajón con el resto del continente. Tras él, quedan muchos flecos que negociar, como qué sucederá con los acuerdos de comercio o de residencia para los nacionales de ambas zonas. Pero no es todo, porque hay sectores estratégicos que se verán afectados.

El sector del automóvil es uno de ellos, pues la producción de coches cae a niveles de hace una década. Reino Unido es uno de los motores dentro del continente europeo, pero si el Brexit no se lleva por el buen camino, perderá mucho. Tanto, que muchos de los constructores afincados en él ya han amenazado con cerrar sus centros. Amén, de que muchos de los modelos superventas en Europa presumen de pasaporte inglés.

La producción de coches en Reino Unido se resiente por el Brexit

Toyota Corolla family (producción de coches en Reino Unido)

Según la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores (SMMT) la producción de coches en Reino Unido cayó en 2019 un 14,2 por ciento. Esto es, que durante el pasado ejercicio salieron de sus líneas de montaje un total de 1.303.135 millones de unidades. Además, diciembre tampoco fue un buen mes, pues la caída fue de un 6,4 por ciento, una de las mayores del ejercicio.

Esta asociación enumera algunos motivos por los que la producción de coches en el país ha caído a niveles de 2010. Entre las más destacadas están la caída de la confianza de los consumidores y la empresas o una demanda menor de los países exteriores. A ellas suman los problemas que están viviendo los motores diésel o el cambio que está sufriendo el modelo productivo.

Artículo relacionado:
Honda, Jaguar y el Grupo PSA pararán sus fábricas de Reino Unido

Pero uno de los hechos más dañinos fue el cierre de fábricas en primavera y otoño. Estos cierres, programados, ayudaron a las marcas a ajustar sus niveles de stock ante la posibilidad de un Bexit duro. Pero esto no es todo, ya que las exportaciones a países de la Unión Europea o terceras regiones también han disminuido. A pesar de ser su cliente más importante, la caída en la UE27 está cifrada en un 11,1 por ciento.

Habrá que ver como Reino Unido soluciona esta papeleta, pues se juegan mucho. El dato más preocupante llega la mano de los miles de puestos de trabajo que se podrían perder en caso de que los fabricantes cierren sus centros. Mientras, el gobierno ha aprobado un plan de ayudas para que las firmas que así lo deseen puedan equilibrar sus operaciones. A ver cuánto dura.

Fuente – Society of Motor Manufacturers and Traders (SMMT)


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.