Prueba Audi Q5 Design 2.0 TDI 190 quattro S Tronic

La oleada de los nuevos modelos SUV llegó con fuerza a mediados de la pasada década, y aunque suena lejano, en la mayoría de casos muchos de estos vehículos no llevan más de 10 años en el mercado. Es el caso del Audi Q5, el segundo modelo de la gama “Q” de los de Ingolstadt.

El todocamino de segmento D-SUV alemán combina un gran diseño interior, compuesto por materiales seleccionados y una buena construcción, junto con un comportamiento dinámico enfocado en otorgar la máxima comodidad en los trayectos. Os contamos todo sobre el Audi Q5.

Diseño exterior robusto y estilizado

Las marcas de automóviles siguen patrones en sus líneas de diseño para permitir a los usuarios menos involucrados en el mercado reconocer de un simple vistazo sus modelos. Exactamente es lo que Audi, entre otros muchos fabricantes, hace con sus vehículos, y el Audi Q5 no iba a ser una excepción. A primera vista reconoces que es un Audi.

El frontal está presidido por la parrilla hexagonal marca de la casa alemana, ahora, en esta segunda generación del todocamino mediano, con unos marcos más anchos que afianzan su estética robusta y elegante. Es aquí donde podremos encontrar también el logotipo de Quattro, si nuestro vehículo cuenta con este tipo de tracción.

La tecnología de faros y pilotos traseros es también uno de los aspectos donde Audi más presta atención. Los faros delanteros están disponibles con tecnología LED y Matrix LED (estos con un precio extra de 870 euros) y Xenón, los cuales están incluidos de serie. El diseño de los LED, los cuales fueron los que tuvimos ocasión de probar, siguen las líneas generales del SUV alemán y aportan una gran eficiencia en la iluminación que sorprende a pesar de no haber podido probar los Matrix LED.

Siguiendo por el lateral, como en muchos modelos, el Audi Q5 mantiene la línea de tensión que nace en los faros delanteros y termina en los pilotos traseros, dotando al todocamino alemán de una lógica en sus formas. Por otro lado, los pasos de ruedas son generosos, algo habitual en este tipo de vehículos, y en la zaga nos encontramos con un pequeño spoiler. Para terminar, los marcos de las ventanas están terminados en un cromado que acompaña al conjunto del diseño del Q5.

La parte trasera, al igual que ocurre en toda la carrocería, conserva las formas originales, pero añade algunos elementos que modernizan su diseño. En general, con respecto a la generación anterior, ofrece unas líneas más rectangulares, prescindiendo de ondulaciones para aumentar la sensación de robustez.

Simplicidad y buenos materiales en el interior

Pasamos al interior, uno de los puntos fuertes del Audi Q5. Como en el exterior, ofrece una simplicidad ordenada, ubicando los elementos donde deberían estar, al alcance del conductor para evitar distraerlo lo más mínimo de la carretera.

Empezaremos por el salpicadero, presidido por el cuadro de instrumentos digital, denominado por Audi como “Virtual Cockpit”, informa de forma ordenada de todo lo necesario para el trayecto. En el acabado Design, el precio del paquete Técnico es de 1.260 euros y, además de incorporar el Virtual Cockpit, añade el MMI Navegación Plus, Audi Connect durante 3 años y volante multifuncional de tres radios. La experiencia y la navegación es rápida e intuitiva y se realiza mediante los botones del volante.

En la consola central encontramos la pantalla multimedia de 8,3 pulgadas del sistema MMI Plus. Desde aquí podremos configurar todos los aspectos del coche, desde todo lo referente al sonido hasta los ajustes de comportamiento del Q5, que detallaremos más adelante. Personalmente, no me gusta cómo queda integrada el panel en el salpicadero, y creo que podrían haberlo optimizado mejor para que no parezca un añadido, sino un elemento más dentro del diseño interior.

Bajando por la consola central, encontraremos el sistema de climatización del Audi Q5, el cual cuenta con dos grandes ruletas que nos informarán, mediante dos paneles luminosos, de la temperatura de cada zona. También dispone de una pantalla central que nos muestra la configuración actual de climatización. Los cinco botones situados en la parte inferior de esta reaccionan a la presencia, y enseñarán una pestaña con las opciones disponibles de cada uno de ellos en el panel superior del climatizador. Un pequeño detalle que, aunque no tiene una gran utilidad, demuestra al usuario el mimo que se le ha puesto al diseño.

Otro de los detalles que personalmente no me parece muy práctico ni acorde con el precio del vehículo es el panel táctil con el que interactuaremos con la pantalla multimedia de la que os hablé antes. Audi podría haber elegido una solución táctil y ahorrarse este panel, además de mejorar la seguridad ya que, debido a su situación, no resulta especialmente cómodo para el conductor.

La palanca de cambios está realizada en cuero, y simula el mando de un avión de combate. Resulta muy práctico a la hora de cambiar entre los diferentes modos, pero algo engorroso debido a su ubicación, si queremos pulsar el botón P, el cual servirá para accionar el freno de estacionamiento.

En conclusión, Audi sabe hacer buenos interiores y el del Q5 es buena prueba de ello. A pesar de los pequeños detalles que he mencionado, sus formas simples y los materiales empleados crean una atmósfera de buena calidad y construcción, algo que el usuario captará nada más entrar en el habitáculo.

Espacio más que suficiente para cuatro personas

Llegamos a uno de esos puntos clave para este tipo de vehículos, el espacio interior. Empezando por los asientos delanteros -en el vehículo de prueba de tipo deportivos y tapizados en alcántara-, se nota que están pensados para realizar un gran número de kilómetros, ya que son bastante cómodos, pero a la vez, agarran de forma notable a la hora de realizar una conducción más o menos deportiva por carreteras reviradas. Obviamente no están pensados para esto último, pero si cumplen su función.

En la parte trasera, nos encontramos unos asientos completamente configurables tanto en longitud, con lo que ganaremos capacidad extra en el maletero, como en inclinación. Pasajeros que ronden los 1,80 metros de altura viajarán de forma cómoda y sin preocupaciones tanto en la cota de altura como en el espacio libre para las piernas. El punto negativo en este caso se lo lleva la plaza central, que como suele ocurrir en este segmento de todocaminos, es más estrecha que las demás y está algo elevada, lo que hace que sea más incómoda.

Por último, el maletero está dentro de la media del segmento, con una capacidad total de 550 litros disponibles. Si abatimos la fila de asientos trasera ganaremos 1.000 litros más, obteniendo un volumen de 1.550 litros. Sus formas son completamente cuadradas, y cuenta con dos rejillas a ambos laterales que servirán como portaobjetos.

Motorizaciones

Las motorizaciones escogidas por Audi son bastante lógicas teniendo en cuenta el tipo de coche que es el Audi Q5. Entre los propulsores que monta el todocamino alemán predomina el diésel, siendo la opción más vendida en este segmento y por la que más apuesta la firma de Ingolstadt.

Entre las opciones de gasóleo, se encuentran disponibles el 2.0 TDI que ofrece potencias de entre 150, 163 y 190 caballos, y el 3.0 TDI que desarrolla 286 caballos. La única opción gasolina es la del 2.0 TFSI de 252 caballos. Por otro lado, todos los propulsores están disponibles únicamente con cambio automático, S Tronic o tiptronic dependiendo de la potencia, salvo el 2.0 TDI de 150 caballos que sólo está disponible con opción manual.

Motor Combustible Potencia
Motor Combustible Potencia
2.0 TDI Diésel 150 CV
2.0 TDI Diésel 163 CV
2.0 TDI Diésel 190 CV
2.0 TFSI Gasolina 252 CV
3.0 TDI Diésel 286 CV

2.0 TDI de 190 caballos, un viejo conocido

El Audi Q5 que pudimos probar contaba con un motor muy conocido en el Grupo Volkswagen, como es el bloque 2.0 TDI de 190 caballos. Este propulsor ofrece toda su potencia a partir de las 4.000 vueltas y sus 400 Nm de par motor a partir de unas 1.800 vueltas.

En general, es un motor que se comporta bastante bien en todo tipo de situaciones, a pesar de contar con un cierto retardo a la hora de exigir una potencia instantánea -como pueden ser adelantamientos o aceleraciones inmediatas- que pensamos se debe a la utilización de la caja de cambios automática S tronic de 7 velocidades.

Por otro lado, cuenta con la tracción total Quattro de Audi, una gran conocida dentro del mercado y una garantía cuando conducimos sobre superficies deslizantes. De hecho, apostaría a decir que esta tracción podría ser uno de los motivos por el que los usuarios eligen el Audi Q5 antes que cualquiera de sus rivales.

Consumos

Versión Consumo urbano Consumo extraurbano Consumo medio
Versión Consumo urbano Consumo extraurbano Consumo medio
Audi Q5 2.0 TDI 190 CV Medido 9.0 l/100 km 7.5 l/100 km 8.2 l/100 km
Audi Q5 2.0 TDI 190 CV Homologado 5.3 l/100 km 4.7 l/100 km 4.9 l/100 km

Comportamiento dinámico: ¿Esto es un SUV?

Comienza la parte más interesante de la prueba, las sensaciones. Si bien es cierto que un vehículo de estas características no es el más adecuado para disfrutar al volante, principalmente por su orientación hacia la comodidad, sí que podemos obtener un comportamiento interesante del todocamino de Ingolstadt.

Empezaré con la suspensión neumática que el Audi Q5 que pude probar incorporaba. Ésta es opcional y tiene un precio de 2.385 euros. El sistema varía la altura libre al suelo del todocamino desde los 160 mm del modo Dynamic, el más deportivo, hasta los 220 mm del modo Offroad, destinado a la conducción en terrenos rotos, modificando además la dureza de la suspensión.

Siguiendo con los modos de conducción, también está disponible el modo Efficiency, que se centrará en una conducción más tranquila y destinada al ahorro de combustible, y el modo Comfort, que ajustará la suspensión para que absorba todas las irregularidades de la carretera para ofrecer una conducción lo más tranquila posible. Estos dos últimos están orientados sobre todo a circulación por autovía.

La circulación urbana se realiza de forma eficaz. El Audi Q5 cuenta con una buena visibilidad en todos sus ángulos y los rituales de estacionamiento se hacen más asequibles gracias a las cámaras y a la ayuda al aparcamiento con la que cuenta el todocamino alemán.

En general, el Audi Q5 es un vehículo muy estable, ofreciendo un escaso balanceo de la carrocería y una buena filtración de las irregularidades del piso en cualquiera de sus modos de conducción. Por otro lado, su dirección podría estar algo menos asistida para mi gusto, aunque no es nada excesivo como sí se puede notar en otros modelos del segmento, y ofrecer una mayor sensación de precisión, aunque hay que tener en cuenta que no hablamos de un deportivo.

Conclusión

Resumiendo, el Audi Q5 es un coche muy completo. Es hábil en carreteras reviradas aunque no esté diseñado para ese propósito, es muy cómodo en trayectos por autovía y es ágil en conducción por vía urbana. Su diseño, tanto exterior como interior es exquisito y está repleto de pequeños detalles, además de contar con una buena construcción y materiales de calidad en el habitáculo del todocamino alemán.

Equipamiento

Q5 Base

  • Llantas de 17 pulgadas
  • Retrovisor interior antideslumbrante
  • Audi Pre sense city
  • Audi drive select
  • Climatizador de dos zonas
  • Espejos retrovisores calefactables
  • Sistema keyless

Q5 Advanced

Añade a Q5 Base

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Audi parking system trasero
  • MMI Navegación
  • Espejos retrovisores plegables eléctricamente
  • Control automático de velocidad
  • Airbags laterales traseros
  • Sensor de luz y lluvia

Q5 Design

Añade a Q5 Advanced

  • Faros LED
  • Climatizador de tres zonas
  • Audi parking system plus
  • Paquete de iluminación interior

Q5 S Line

Añade a Q5 Design

  • Llantas de 19 pulgadas
  • Paquete S Line exterior
  • Asientos delanteros deportivos

Precios del Audi Q5

Versión Combustible Potencia Tracción Transmisión Precio
Versión Combustible Potencia Tracción Transmisión Precio
Audi Q5 2.0 TDI 150 Gasolina 150 CV Delantera Manual 41.290€
Audi Q5 Advanced 2.0 TDI 150 Gasolina 150 CV Delantera Manual 47.360€
Audi Q5 Design 2.0 TDI 150 Diésel 150 CV Delantera Manual 49.665€
AUdi Q5 S Line 2.0 TDI 150 Gasolina 150 CV Delantera Manual 50.295€
Audi Q5 2.0 TDI Quattro S Tronic 163 Diésel 163 CV Total Automático 53.330€
Audi Q5 Advanced 2.0 TDI Quattro S Tronic 163 Diésel 163 CV Total Automático 53.990€
Audi Q5 2.0 TDI Quattro S Tronic 190 Diésel 190 CV Total Automático 56.030€
Audi Q5 Design 2.0 TDI Quattro S Tronic 163 Diésel 163 CV Total Automático 56.275€
Audi Q5 Advanced 2.0 TDI Quattro S Tronic 190 Diésel 190 CV Total Automático 56.690€
Audi Q5 S Line 2.0 TDI Quattro S Tronic 190 Diésel 190 CV Total Automático 56.775€
Audi Q5 Design 2.0 TDI Quattro S Tronic 190 Diésel 190 CV Total Automático 58.975€
Audi Q5 S Line 2.0 TDI Quattro S Tronic 190 Diésel 190 CV Total Automático 59.475€
Audi Q5 2.0 TFSI Quattro S Tronic 252 Gasolina 252 CV Total Automático 62.550€
Audi Q5 Advanced 2.0 TFSI Quattro S Tronic 252 Gasolina 190 CV Total Automático 63.210€
Audi Q5 Design 2.0 TFSI Quattro S Tronic 252 Gasolina 252 CV Total Automático 65.495€
Audi Q5 S Line 2.0 TFSI Quattro S Tronic 252 Gasolina 252 CV Total Automático 65.995€
Audi Q5 3.0 TDI Quattro tiptronic 286 Diésel 286 CV Total Automático 68.550€
Audi Q5 Advanced 3.0 TDI Quattro tiptronic 286 Diésel 286 CV Total Automático 69.210€
Audi Q5 Design 3.0 TDI Quattro tiptronic 286 Diésel 286 CV Total Automático 71.495€
Audi Q5 S Line 3.0 TDI Quattro tiptronic 286 Diésel 286 CV Total Automático 71.995€

Opinión del editor

Prueba Audi Q5 Design 2.0 TDI 190 Quattro
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
41.290 a 71.995
  • 80%

  • Prueba Audi Q5 Design 2.0 TDI 190 Quattro
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 24 de julio de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 85%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 90%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Diseño interior
  • Tracción Quattro
  • Comportamiento dinámico

Contras

  • Diseño exterior conservador
  • Motor perezoso en bajas vueltas
  • Opcionales poco económicos

Extra: Vídeo comparativa BMW X3 y Audi Q5

Galería de fotos del Audi Q5

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Audi, Pruebas y Reportajes, SUV

Estudiante de ingeniería, soy un apasionado de los coches desde niño. Aprendiendo cada día más acerca de este gran sector, siento un feeling especial por los deportivos compactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.