Prueba Audi RS Q3 performance, una bestia de la que no te querrás bajar

Prueba Audi RS Q3 performance

Esta semana nos ponemos al volante del Audi RS Q3 performance, la versión más deportiva que se ha hecho de este SUV de los cuatro aros. Lo cierto es que desde su llegada en el año 2011, el Audi Q3 se ha hecho un hueco entre los crossovers compactos premium. Pero aunque fuera un buen producto, los alemanes pensaron que todavía podían sacarle mucho más rendimiento. De esta forma llegó este modelo al mercado en 2013, convirtiéndose en el primer SUV con las siglas RS.

En Audi encontramos unos cuantos ejemplares con la S en su nombre que ya infunden respeto por su deportividad. Pero los ‘RennSport’ estarán un paso más adelante, siendo lo más radical e irracional que podamos encontrar en la gama. Para colmo, este RS Q3 performance se trata de uno de los vehículos más potentes que se fabrica en España. Al igual que el resto de la gama Q3, es ensamblado en la planta de SEAT en Martorell.

Con toques de distinción

Prueba Audi RS Q3 performance

Habrá una serie de detalles que nos ayudarán a diferenciar este Audi RS Q3 performance de un Q3 corriente. En el frontal nos encontramos un paragolpes delantero específico que hace que el SUV sea más agresivo. En él podemos ver la parrilla Singleframe de grandes dimensiones con las rejillas en color negro, que integra el logo de los cuatro aros, la matrícula y las siglas RS. Por debajo encontramos una toma de aire con la inscripción ‘quattro’ en contraste. A ambos lados se encuentran los estilizados faros delanteros que son igual que en el Q3.

Aunque no podíamos dejar sin mencionar los detalles con efecto aluminio mate. Aparecen en muchas zonas del vehículo como por ejemplo alrededor de la parrilla o en las marcadas tomas de aire laterales. Si continuamos por el lateral del RS Q3 performance también tendremos los espejos retrovisores, marcos de las ventanillas y las barras del techo con este acabado. En esta vista destacarán unos pasos de rueda prominentes que tienen que albergar sus enormes llantas de 20 pulgadas con diseño bitono.

Prueba Audi RS Q3 performance

En la zaga encontramos un nuevo alerón trasero que demuestra que nos estamos ante un Q3 cualquiera. Si seguimos bajando, la zona del portón y sus pilotos traseros se mantienen intactos. Sin embargo, en la zona baja el paragolpes se ensancha y termina en un prominente difusor trasero que va en color negro. En él va integrada una salida de escape elíptica y de gran tamaño. No estaría nada mal que pusieran una segunda salida en el otro lado, al estilo de los RS 6 y RS 7.

Visto desde fuera el Audi RS Q3 performance impone bastante. Parece que ha pasado por el gimnasio, pues muestra una figura bastante más musculosa. También más dinámica y eso parece haberse conseguido modificando ligeramente sus dimensiones. Este SUV deportivo es ligeramente más largo (25 milímetros más) y también un poco más bajo (25 milímetros menos) que un Q3. Esto se debe a un nuevo reglaje en la suspensión, que desecha un poco de distancia libre al suelo en favor de un mejor comportamiento en carretera.

Seguiremos teniendo espacio

Prueba Audi RS Q3 performance

Aunque sea su versión más deportiva y radical, tampoco hay que olvidar que estamos en un Q3. Esto se traducirá en un correcto espacio interior, que estará en la media de los C-SUV. Las plazas delanteras son dos asientos deportivos, que no son demasiado radicales. Son muy equilibrados, un punto intermedio entre deportividad y comodidad que conseguirán recogernos correctamente en curvas, además de no fatigarnos en viajes largos.

Las plazas traseras no serán tan amplias ni cómodas. Aunque está homologado para cinco pasajeros será más recomendado para cuatro adultos. En la segunda fila las plazas laterales están bien definidas y son espaciosas, pero la central es más estrecha y elevada. También molestará un poco el túnel de transmisión. En cuanto al maletero, aquí no hay cambios respecto al resto de la gama. Tiene una capacidad de 356 litros, unas formas muy aprovechables y la boca de carga a una buena altura. Si abatimos los asientos se queda en 1.261 litros de capacidad.

Habitáculo más comedido

Prueba Audi RS Q3 performance

Por fuera el Audi RS Q3 llama la atención por los cuatro costados. En su interior también tendremos bastantes elementos específicos, pero será algo más moderado. Los asientos deportivos en cuero blanco de nuestra unidad son muy llamativos, aunque también un imán para las manchas. Llevan bordado el nombre del modelo en la parte superior. Otro detalle que nos muestra la magnitud de este ejemplar son las molduras en fibra de carbono que aparecen en las puertas, salpicadero y consola central.

Desde el puesto de conducción también veremos algunos detalles específicos. El volante deportivo de cuero perforado está achatado en su parte inferior y lleva escrito el nombre del modelo. Si alzamos la vista vemos la instrumentación con los relojes en gris con las siglas RS y las agujas en rojo. Casi pasaría desapercibido si no fuera por el detalle de que la velocidad marca hasta 300 km/h. El pedalier de aluminio cierra la lista de componentes deportivos.

Prueba Audi RS Q3 performance

Lo demás será lo mismo que encontramos en otros Q3. Hablamos del sistema multimedia MMI Navegación Plus, que este caso se maneja desde una pantalla de 7 pulgadas. Dicha pantalla se esconde en el salpicadero, aunque para descubrirla tendremos que hacerlo manualmente. No es táctil, su manejo se hace desde los botones que quedan debajo de las salidas de aire. Mientras estamos en marcha su uso requiere bastante de nuestra atención, por lo que hay que tener cuidado hasta que nos acostumbramos a este sistema.

Por debajo nos encontramos una botonera para controlar otras funciones y los controles de la climatización. Son algo más intuitivos y tienen unas ruletas que no giran, sino que llegan hasta un tope haciendo un sonoro y adictivo ‘clic’. Aunque este RS Q3 performance está muy bien equipado, se nota que es un modelo que lleva varios años en el mercado y que le vendría bien una renovación con elementos tecnológicos como el Virtual Cockpit. Donde no podemos sacar ni una pega es en la calidad de los materiales y el buen acabado en general del habitáculo.

2.5 TFSI 367 CV + S Tronic

Prueba Audi RS Q3 performance

Vamos a descubrir lo que se esconde bajo el capó del Audi RS Q3 performance. Se trata de un viejo conocido, el motor gasolina 2.5 TFSI que también aparece en el Audi RS3 Sportback o en el nuevo Audi TT RS. Este cinco cilindros turbo de 2.5 litros ha ido aumentando su potencia desde su primera incorporación en este modelo. Fue lanzado con 310 CV, posteriormente aumentó hasta los 340 CV y en este versión performance se vuelve a superar para llegar a los 367 CV y 465 Nm de par, lo mismo que el RS3 Sportback.

Este SUV deportivo utiliza obligatoriamente el cambio automático S Tronic, de doble embrague y con siete velocidades. También tenemos por defecto la tracción quattro, con em­brague multidisco controlado electrónicamen­te. Esta tracción integral permanente tipo Haldex permite distribuir el par entre ambos ejes en función de las necesidades del vehículo. En condiciones normales toda la fuerza irá a las ruedas delanteras, aunque eso irá variando.

Con todo esto el Audi RS Q3 performance promete unas prestaciones de infarto. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, una cifra a la altura de pocos deportivos y que mejora considerablemente los 4,8 segundos que hacía con 340 CV. Si antes su velocidad máxima estaba limitada a 250 km/h, ahora será capaz de llegar a los 270 km/h. Además sus consumos no se disparan demasiado y homologa 8,4 l/100km y sus emisiones de CO2 se sitúan en 198 g/km.

Se desata la locura

Prueba Audi RS Q3 performance

Tras repasar a fondo su ficha técnica, ¿quién no tiene ganas de arrancarlo? Giramos la llave y nos deleita un agradable ronroneo que sale del escape. Nos van las emociones fuertes así que empezamos probando la función Launch Control. La aceleración nos deja literalmente pegados al asiento. El RS Q3 performance parece un cohete a punto de salir de la atmósfera. Lo cierto es que las sensaciones que nos deja están a la altura de unos pocos privilegiados, normalmente con algún cilindro y unos cuantos caballos de más.

Los 465 Nm de par los entrega entre las 1.625 y las 5.500 revoluciones, por lo que tendremos una ‘patada’ constante y que se extiende casi hasta las 7.000 vueltas. No lo hemos dicho antes, pero hemos puesto la palanca de cambios en posición S (Sport). De esta forma el ralentí sube un puntito y una válvula hará que el sonido del escape sea más audible y ronco. Por no hablar de la forma en que se apuran las marchas y las reducciones rápidas que nos regalan un petardeo que nos saca una sonrisa.

Prueba Audi RS Q3 performance

Porque ante todo, el Audi RS Q3 performance es un vehículo para disfrutar, el mero hecho de montar en él liberará adrenalina. Tiene una dinámica sobresaliente que nos ha sorprendido teniendo en cuenta que se trata de un SUV. El Audi Drive Select nos permite cambiar su comportamiento a través de los modos de conducción Efficiency, Auto y Dynamic. Ponemos este último para disfrutar de las carreteras de montaña y notaremos como se endurecen la suspensión y la dirección y se afila la respuesta del acelerador.

De esta forma nos encontramos con un SUV con la efectividad de un compacto deportivo. Su paso por curva es rapidísimo, con mucho aplomo e invitándote a ir cada vez a más. Las curvas se suceden a una velocidad pasmosa, pues con él nos comemos la carretera. Aunque tenemos que tener la cabeza fría, pues sus 1.700 kg de peso y su altura nos dejan algunos balanceos en la carrocería. Su tendencia es algo subviradora y por lo tanto no es muy aconsejable desconectar totalmente las ayudas en carretera abierta.

Polivalente

Prueba Audi RS Q3 performance

Aunque tanta potencia y prestaciones necesitan algo de control y para ello están sus frenos deportivos. En las ruedas delanteras son ondulados y tienen unas pinzas de ocho pistones en color rojo. Su comportamiento es ejemplar, fácil de dosificar y sin síntomas de fatiga. Por otro lado, las suspensiones son uno de los elementos más destacados del Audi RS Q3 performance. A pesar de su firmeza, que se traduce en el buen aplomo del SUV, no es nada seca y nos permitirá adaptarnos a prácticamente todo tipo de situaciones.

De esta forma, de tener un auténtico deportivo con cambio en modo Sport y levas al volante, podemos pasar a tener un SUV más normal con solo tocar un botón. Seleccionando el modo Comfort el cambio se volverá suave y más ahorrador, mientras que las suspensiones se ablandarán para que no nos duela la espalda cada vez que pasamos un badén. Su polivalencia es ejemplar, ya que es más que válido para una conducción deportiva, pero también para hacer viajes por carretera.

Prueba Audi RS Q3 performance

Durante la semana que compartimos con el RS Q3 performance también tuvimos tiempo para una escapada, en la que predominaron autovías y autopistas. Lo cierto es que sorprende lo comedido que puede llegar a ser en estos entornos y la comodidad que ofrece. Rodando en séptima a velocidades legales, las revoluciones se contienen y conseguimos marcar consumos situados entre los 9-10 litros. Aunque eso haciendo una conducción eficiente, porque los 367 CV tienen que beber y si somos más agresivos podrán subir hasta los 15 litros.

Toca recapitular

Prueba Audi RS Q3 performance

Tras compartir nuestro día a día con el Audi RS Q3 performance y disfrutar de todo tipo de situaciones con él llega el momento de dejarlo. Lo primero que nos damos cuenta es que la decisión de compra de este vehículo será siempre más pasional que visceral. Se trata de un SUV compacto con un enfoque muy deportivo y con multitud de elementos que lo demuestran. Pero aún así que tenga un precio base de 70.350 euros será un handicap a tener en cuenta.

Cierto es que se trata de un ejemplar único y que solo puede compararse con el Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC. El SUV deportivo de la marca de la estrella será su principal competidor con sus 381 CV y unas prestaciones y precio un poco por debajo. En todo caso, el RS Q3 performance destacará por su comportamiento dinámico y su polivalencia en todo tipo de situaciones. Para terminar decir que quien compre con el corazón este modelo se llevará un vehículo con altas dosis de deportividad y con el que nunca se le borrará la sonrisa.

Equipamiento Audi RS Q3 performance

Prueba Audi RS Q3 performance

  • Llantas de 20 pulgadas
  • Faros con tecnología LED
  • Luces diurnas LED
  • Sensor de luz y lluvia
  • Anclajes ISOFIX
  • Asientos delanteros deportivos con regulación lumbar eléctrica
  • Tapicería en Alcántara y cuero
  • Iluminación ambiental LED
  • Navegador MMI con FIS de alta resolución
  • Audi Parking System Plus
  • Control de descenso en pendientes

Precio Audi RS Q3 performance

Motor Cambio Tracción Precio
Motor Cambio Tracción Precio
2.5 TFSI 367 CV S Tronic quattro 70.350 €

Opinión del editor

Audi RS Q3 performance
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas

    • Audi RS Q3 performance
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 28 de noviembre de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 70%
    • Plazas delanteras
      Editor: 80%
    • Plazas traseras
      Editor: 70%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 65%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 65%

    Resumen: El Audi RS Q3 performance es el SUV compacto deportivo de la marca. Viene con multitud de detalles específicos y con una mecánica 2.5 TFSI de 367 CV. Destacará por su sobresaliente comportamiento dinámico.

    Pros

    • Prestaciones de infarto
    • Multitud de detalles deportivos
    • Dinámica sobresaliente

    Contras

    • Precio muy elevado
    • Plaza trasera central justa
    • Consumos elevados

    Galería de imágenes del Audi RS Q3 performance

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *