Prueba Audi TTS Roadster, diversión y sensaciones a cielo descubierto

prueba-audi-tts-roadster-2

Finales de julio, un calor insoportable y tú con ganas de ‘refrescarte’ dando una vuelta con un coche especial por tu tramo de montaña favorito. Las condiciones son ideales para un descapotable y además tiene que ser deportivo para aumentar tu disfrute. Seguro que se han pasado por tu cabeza un puñado de modelos que cumplirían esta función. Si uno de ellos ha sido el Audi TTS Roadster, estás de enhorabuena, porque lo hemos probado a fondo y te contamos sus detalles.

Lo cierto es que el Audi TT siempre ha ocupado un pequeño lugar en nuestros corazones. Este deportivo aparecía en el año 1998 y se ha vendido ininterrumpidamente hasta el día de hoy a través de tres generaciones. Desde el principio se convirtió en un icono, combinando deportividad y sensaciones a un precio asequible. El modelo cumple la mayoría de edad este año y deja clara una cosa: la filosofía se ha mantenido a lo largo de su historia, aunque hay que reconocer que ahora es mejor que nunca.

prueba-audi-tts-roadster-1

Además podréis apreciar que el TTS Roadster, no es un TT cualquiera. La ‘S’ al final de su nombre nos indica que es una versión deportiva. De hecho, ocupaba el tope de gama hasta la llegada del radical Audi TT RS. Aún así el espíritu deportivo de nuestro TTS quedará patente como veremos en la prueba. Desde el principio este modelo se ha estado fabricando en dos tipos de carrocería: Coupé y Roadster. Nuestra unidad cuenta con el techo de lona retráctil que nos permitirá rodar a cielo descubierto.

Arrebatador

prueba-audi-tts-roadster-3

Si hay que definir con una palabra el aspecto del Audi TTS yo diría que es arrebatador. Con solo mirarlo hace que evoquen sentimientos y la mayoría de ellos muy positivos. Podríamos decir que sigue la línea de la primera generación, aunque poco a poco se ha ido dejando a un lado sus curvas y sus formas voluptuosas. La actual generación es mucho más afilada y dinámica. Aunque esté parado nos transmitirá una sensación de velocidad que además viene acentuada en esta versión deportiva.

En el frontal predomina la parrilla Singleframe hexagonal con unas barras horizontales cromadas, la matrícula en el centro y las siglas TTS en un lado. Los faros delanteros también han sido rediseñados y tienen una atractiva iluminación diurna LED. Además podrán equiparse los Matrix LED que mejorarán la visión por la noche considerablemente. Las tomas de aire situadas en los laterales y el parachoques con unas líneas muy marcadas hacen que el deportivo derroche personalidad.

prueba-audi-tts-roadster-4

En la vista lateral del TTS Roadster destacan unas enormes llantas de 20 pulgadas (opcionales) enmarcadas en unos grandes pasos de rueda. Si nos fijamos, en su interior veremos unas pinzas de freno en color rojo con las siglas que dan nombre al vehículo. La tapa del depósito va en el lado derecho y luce un acabado cromado y las siglas TT. Hay que decir que si tenemos la capota puesta el TTS  no luce igual. Habrá que descapotarlo para que muestre todo su potencial y también para poder ver sus arcos antivuelco también cromado.

En la zaga destacará el alerón retráctil situado en la tapa del maletero. Bajo él se encuentra una estrecha luz de freno que unirá ambos pilotos traseros. Éstos tienen tecnología LED y han sido rediseñados. En la parte inferior sobresale el difusor trasero específico en plateado, que integra a la perfección dos salidas de escape dobles. Hay que decir que a nuestra unidad le sentaba realmente bien el color Azul Sepang, un tono exclusivo para esta versión, que es efecto perla y cuesta 845 euros.

Interior pionero

prueba-audi-tts-roadster-2

Si pasamos al habitáculo del Audi TTS Roadster podemos decir que fue un precursor. Este modelo fue el primero en recibir el Virtual Cockpit que ahora aparece en la mayoría de modelos de la marca de los cuatro aros. En este caso la instrumentación se ha convertido en una gran pantalla de 12,3 pulgadas que nos permitirá personalizar la información que nos llega del vehículo. Gracias a los botones situados en el volante podremos movernos por las pantallas y manejar la mayoría de funciones.

Esta será la única pantalla que encontremos en el interior del TTS. Esto demuestra el compromiso del vehículo con el conductor. Aunque el sistema multimedia MMI Touch de nuestra unidad también se controlará con la rueda situada en la consola central, por detrás del selector del cambio. En general el salpicadero está bastante despejado y encontramos una botonera por debajo de las salidas de aire centrales. Desde aquí podremos controlar el Drive Select, desplegar el alerón retráctil y quitar el Start&Stop o el ESP, entre otras cosas.

prueba-audi-tts-roadster-4

Una de las novedades y seña de identidad del habitáculo es su sistema de climatización. Estará formada por cinco salidas de aire con forma de turbina y para controlarlas tendremos una pequeña pantalla dentro de cada una de ellas. Desde las centrales se controlarán la potencia, temperatura y zona; mientras que las laterales controlarán los asientos calefactables y la calefacción para el cuello (ambos son extras). Nuestra unidad llevaba el sistema de sonido Bang&Olufsen

Desde que abres la puerta del TTS la sensación de calidad se apodera de ti. Se nota el carácter premium del habitáculo y todos los materiales utilizados estarán a la altura. El volante achatado tiene un diámetro y anchura perfectos, además de un tacto exquisito. Pasa lo mismo con los asientos deportivos de cuero rojo y con motivo de diamantes en nuestra unidad. En definitiva, elegancia y simplicidad serán dos palabras que acompañarán al interior de este vehículo.

Biplaza

prueba-audi-tts-roadster-1

Habrá un motivo de peso a la hora de elegir si comprar el Audi TTS con la carrocería Coupé o con la Roadster. El primero mantendrá la configuración 2+2, teniendo espacio para cuatro pasajeros, aunque con limitaciones en las plazas traseras. Por el contrario, en nuestro Roadster se ha optado por eliminar directamente la segunda fila de asientos para hacer hueco a la capota cuando está plegada. Por lo tanto tendremos un biplaza puro y duro.

Las dimensiones, sin embargo, permanecen prácticamente sin cambios en las dos carrocerías. Nuestro Audi TTS mide 4,19 metros de largo, 1,96 metros de ancho (contando los retrovisores) y 1,34 metros de alto, mientras que distancia entre ejes será de 2,5 metros. Al tener solo espacio para dos ocupantes, las plazas delanteras serán muy amplias y cómodas. La altura libre al techo será más que suficiente aunque esté la capota puesta y contaremos con regulación eléctrica para ambos asientos.

prueba-audi-tts-roadster-3

Cuando pensamos en un deportivo descapotable y biplaza, normalmente no nos preocupamos por su maletero. Sin embargo, en este vehículo se ha pensado también en este aspecto. Eliminar las plazas traseras para albergar la capota se traduce en que este hueco queda prácticamente intacto. Tiene una capacidad de 280 litros, algo por debajo del coupé, pero por encima de la media del segmento. La boca de carga queda alta y es algo estrecha, pero lo compensa con unas líneas rectas y aprovechables.

2.0 TFSI 310 CV S-Tronic

prueba-audi-tts-roadster-2

Pasamos a hablar del corazón que da vida a nuestro Audi TTS Roadster. Bajo el capó se encuentra el conocido motor de gasolina 2.0 TFSI, un cuatro cilindros turbo que hemos podido ver en otros modelos como el Audi S3, Volkswagen Golf R o SEAT León Cupra. Es una clara muestra de la tendencia hacia el downsizing que hay en estos días. A pesar de sus dos litros, desarrolla nada menos que 310 CV y 380 Nm de par entre las 1.800 y las 5.700 rpm. Está claro que no es moco de pavo.

Además de una mecánica sobresaliente, nuestro TTS Roadster contaba con el cambio automático S-Tronic. Es de doble embrague, tiene seis velocidades, levas al volante y es una de las opciones más atractivas del coche. Habrá que tenerlo en cuenta, ya que gracias a él será más rápido y consumirá menos. Nuestra unidad es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos (5,2 segundos con el manual) y su velocidad está limitada electrónicamente a 250 km/h. Unas prestaciones a la altura, aunque lógicamente algo por debajo de las de su hermano coupé.

prueba-audi-tts-roadster-1

El Audi TT es una apuesta sobre seguro, ya que utiliza la popular plataforma MQB del Grupo Volkswagen. La versión Roadster es más pesada que la Coupé debido a los refuerzos estructurales y arroja sobre la balanza 1.545 kg en vacío. Otra de las ventajas que aporta esta versión deportiva TTS, es la conocida tracción total Quattro. Como veremos a continuación, este elemento será una de las claves en el funcionamiento del deportivo.

Dinámica sobresaliente

prueba-audi-tts-roadster-2

A los mandos del TTS Roadster todo son facilidades. Nos hemos dado cuenta de que será un modelo que podrá ser utilizado en el día a día y eso es gracias al Audi Drive Select. Con este sistema tendremos hasta cinco modos de conducción que regularán la respuesta del coche. Efficiency para ahorrar, Comfort para la comodidad, Auto para situaciones normales, Dynamic para buscar su deportividad e Individual para personalizarlo a nuestro gusto.

Nos encontraremos con el Dr Jekyll cuando rodemos en Efficiency consumiendo realmente poco y cambiando a las 2.500 rpm. Bastará con poner el Dynamic para conocer a Mr Hyde, ya que acelerador, suspensión y dirección adoptarán su tarado más deportivo y el cambio pasará a modo S. De este modo podremos sacar todo su potencial y apurar los cambios hasta casi las 7.000 rpm mientras los escapes aullan a nuestra espalda y nos regalan un sonoro petardazo al subir de marcha. El cambio en modo Sport es una locura y en modo Normal sigue siendo rápido y preciso. Bastará con utilizamos las levas detrás del volante para pasar un rato de lo más divertido.

prueba-audi-tts-roadster-1

Porque el sonido del TTS Roadster es una auténtica delicia. Como decíamos, en el modo Dynamic será más notable y bonito. A ralentí tiene un tono ronco que nos anticipa lo que tiene dentro y subiendo de revoluciones el bramido se convertirá en droga para tus oídos. Destacar que nuestra unidad llevaba el sistema de sonido Bang&Olufsen (opcional por 1.040 euros) y apenas le hemos sacado partido. Además contamos con la ventaja de un motor muy lineal que entrega su potencia de forma dosificada desde bien abajo y en todos los regímenes.

Diversión sin límites

prueba-audi-tts-roadster-3

Y es que cuando vas al volante del Audi TTS Roadster es difícil borrar la sonrisa de tu cara. Para verlo en su estado natural hay que mantener pulsado el botón de la consola central y esperar 10 segundos hasta que se descapota completamente. Esta maniobra podrá hacerse a velocidades inferiores a 50 km/h. Cuando rodamos a cielo descubierto, el ruido hará difícil que podamos mantener una conversación, sobre todo a partir de los 100 km/h. El deflector de aire ayudará un poco, pero no será suficiente. Con la capota puesta la insonorización es correcta, aunque no llega a los niveles del coupé.

Es un vehículo muy equilibrado y que te incita a buscar sus límites y ser cada vez un poco más rápido. Todo ello con un comportamiento noble y sin reacciones bruscas. El paso por curva será uno de sus puntos fuertes. Se siento muy cómodo en carreteras reviradas e irá siempre sobre raíles, incluso cuando le intentas ‘sacar las cosquillas’. El sistema Quattro hace que no haya apenas pérdidas de tracción y repartirá el par al eje trasero cuando la situación lo requiera. Influyen los neumáticos 255/30 en las llantas de 20 pulgadas.

prueba-audi-tts-roadster-1

Un elemento del TTS Roadster que destaca por su polivalencia es la suspensión Audi Magnetic Ride de dureza variable. Se coordina a la perfección con el Drive Select y consigue adaptarse satisfactoriamente a cualquier situación. De este modo podremos tener una suspensión cómoda para el uso cotidiano que también puede adoptar mayor dureza para un uso más intensivo. La dirección transmite bastante y ayuda a que sea un vehículo muy fácil de conducir. Y lo que tiene más mérito, con el TTS será fácil ir rápido y nunca menguará la sensación de seguridad. La frenada nos ha parecido excepcional y fácil de dosificar.

Todo el que accede a este tipo de vehículos, rara vez se va a preocupar por su consumo. El Audi TTS Roadster con el cambio S-Tronic homologa unos nada despreciables 6,9 l/100km con unas emisiones de CO2 de 159 g/km. La realidad es diferente y nos costará bastante bajar de los 8 litros haciendo una conducción tranquila. De hecho nuestra media al final de la prueba se sitúa en 11,6 l/100km. Comprensible, teniendo en cuenta que en algunos tramos con puertos de montaña estábamos por encima de los 16 litros. Nos importa poco, ya que cada gota de gasolina quemada ha merecido la pena.

En definitiva

prueba-audi-tts-roadster-3

El Audi TTS Roadster se trata de un modelo muy atractivo para aquellos que busquen un deportivo descapotable que aporte sensaciones sin llegar a ser un superdeportivo. La tercera generación viene acompañada por un diseño dinámico que hace que se giren las cabezas a nuestro paso. Además se combina con la calidad y tecnología que acostumbra la marca de los cuatro aros para sus interiores. Eso sí, olvídate de viajar con los críos, pues el Roadster es solo biplaza.

La combinación del motor 2.0 TFSI de 310 CV con el cambio automático S-Tronic y la tracción total Quattro es simplemente sensacional. Nos encontraremos un vehículo muy fácil de conducir, con unas reacciones nobles y además muy eficaz en cualquier situación. La única pega que puede tener es el precio, ya que el descapotable parte de los 63.190 euros. Aunque si quieres optar por una unidad como la que hemos probado, hasta arriba de extras tendrás que rascarte el bolsillo hasta casi los 75.000 euros… En fin, el Audi TTS Roadster no es un modelo que se compre con la cabeza, sino con el corazón.

Equipamiento Audi TTS Roadster

prueba-audi-tts-roadster-4

  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Faros de Xenón
  • Ópticas traseras LED
  • Espejos retrovisores en color Aluminio
  • Red deflactora para el viento retráctil eléctricamente
  • Asientos deportivos S con regulación eléctrica
  • Tapicería S line en Alcántara/cuero
  • Inserciones decorativas en aluminio
  • Volante deportivo multifunción de tres radios achatado
  • Iluminación interior LED
  • Climatizador automático
  • MMI Radio
  • Audi Virtual Cockpit
  • Audi Drive Select
  • Audi Magnetic Ride
  • Start&Stop
  • Tracción Quattro

Precio Audi TTS Roadster en España

prueba-audi-tts-roadster-2

Motor Cambio Tracción Precio Coupé Precio Roadster
2.0 TFSI 310 CV Manual 6v Quattro 60.180 € 63.190 €
2.0 TFSI 310 CV S-Tronic 6v Quattro 60.520 € 63.420 €

Opinión del editor

Audi TTS Roadster
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
60.180 a 63.420

    • Audi TTS Roadster
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 28 de julio de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 95%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 90%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: -%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 70%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 65%

    Resumen: El Audi TTS Roadster la versión deportiva y descapotable del icónico modelo de la marca. Este biplaza estrena aspecto dinámico e interior tecnológico. Con el 2.0 TFSI de 310 CV y el cambio automático S-Tronic promete muchas sensaciones.

    Pros

    • Estética atractiva
    • Mecánica potente y aprovechable
    • Comportamiento sobresaliente

    Contras

    • Roadster solo con dos plazas
    • Ruido sin capota a altas velocidades
    • Precio muy elevado

    Galería de imágenes Audi TTS Roadster

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *