Prueba BMW 420d Coupé, diseño exterior e interior

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--2

BMW decidió, con la nueva generación del BMW Serie 3 Coupé, cambiar su denominación para, en cierto modo, dar paso a una buena suma de nuevas carrocerías. Así, pasó a llamarse BMW Serie 4, una berlina media coupé que durante generaciones ha sabido imponerse entre el público sin prácticamente hacer caso a la edad.

Se trata, sin embargo, de un coupé joven de espíritu, con un cierto toque deportivo que no compromete la comodidad propia de un vehículo de estas características. Nosotros esta semana ponemos a prueba el BMW 420d, seguramente una de las versiones más demandadas por su relación precio/prestaciones/consumo.

Más personalidad

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--3

Estarás de acuerdo conmigo que desde la generación pasada del Serie 3 Coupé, éste había tomado un camino estilístico más diferenciado de la berlina tradicional. El nuevo BMW Serie 4 ha aplicado la misma fórmula, pero ha ido otro paso más allá. Se trataba de iniciar una nueva historia con otro nombre y otra pose. Mide 4,64 m de largo,1,83 m de ancho y 1,36 m de alto (+2,6 cm de largo, +4,3 cm de ancho y -1,6 cm de alto que el Serie 3 Coupé).

Así BMW ha estilizado el morro, a primera vista más bajo y afilado, aunque siempre guardando las claves de diseño de la berlina. Da la impresión, desde cualquier ángulo, que es más bajo y ancho, y esa es una de sus características clave. El acabado Sport Line de nuestra versión imprime, además un carácter más deportivo con la terminación del paragolpes delantero, con detalles en negro brillante.

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--1

Pero atrás es donde mayores diferencias encontramos. Además de las dos grandes y alargadas puertas, llega un nuevo techo más bajo y con una caída más suave. Da paso a un tercer volumen bien definido pero perfectamente integrado. Y por el camino se deja unas caderas que, sin ser especialmente llamativas, no serán ni una ni dos veces las que te des la vuelta para contemplarlas.

Atrás es todo más sencillo. Unos pilotos muy similares a los de la berlina, aunque más alargados marcan la diferencia. Nuestra unidad sin paquete M Sport lucía más sobria y elegante, sin demasiados detalles. Y soy sincero, a pesar de que nuestro 420d no es de los más potentes de la gama, una discreta doble cola de escape terminaría de rematar un coche llama la atención por donde pasa.

Habitáculo deportivo

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--5

BMW siempre ha hecho gala de ofrecer coches con un cierto toque deportivo fuera el segmento o el modelo que fuera. El BMW Serie 4 es uno de los que reciben con los brazos más abiertos esta imposición, y cumple con la regla. La tónica general es un espacio de corte deportivo con una posición de conducción baja e integrada en el habitáculo.

El diseño de interior se rige por las mismas pautas que el resto de modelos BMW. Resulta un poco cansado ver una y otra vez prácticamente las mismas líneas, pero lo cierto es que se integran perfectamente con lo que puede buscar su comprador. Todo queda a mano, orientado hacia el conductor y resulta vistoso.

Sí es cierto que huye de florituras, y tal vez la alegría sólo llegue al interior a base de una combinación de colores algo más vistosa. Lo que sí resulta claro es que BMW ha trabajado la calidad de su coche, con un interior bien rematado, con detalles de calidad, y con un conjunto de elementos bien terminados.

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--6

Lo que no me convence es, por un lado un volante de tacto y diseño elogiable, pero a su vez de un diámetro, a mi gusto, un pelín grande. Por otro, el cuadro de mandos debe ser actualizado lo antes posible. Es fácil de leer, sencillo de utilizar, y muestra toda la información que podamos necesitar, pero su diseño completamente plano y falto de creatividad no se espera en un coche tan moderno. La iluminación en color naranja tampoco es propia de este siglo.

Si de ergonomía y habitabilidad hablamos, hay que hablar con propiedad. El BMW Serie 4 Coupé es menos espacioso que el Serie 3, algo a tener en cuenta especialmente en las plazas traseras. No son angostas, para nada, pero hay que tener en cuenta que sólo ofrece dos butacas individuales, por lo que sólo cuenta con 4 plazas.

Prueba BMW 420d Coupé

Tal vez los más altos puedan quejarse por altura, de lo que seguro no se quejarán es de anchura. A cambio, la entrada a las plazas traseras es controvertida. No es especialmente complicada, o al menos no más que cualquier vehículo de este tipo, pero el hecho de que los asientos delanteros eléctricos, se muevan de forma eléctrica hacia delante para que los de atrás entren o salgan es algo que no gustará a muchos. Es un sistema bastante lento. De hecho ninguno de los que se montaron atrás llegó a esperar a que el asiento llegara a su posición más avanzada. De algún modo debería de poder adelantarse manualmente.

Lejos de este detalle que no supone, ni de lejos, una valoración negativa del conjunto, en las plazas delanteras nos encontramos con unos asientos en nuestro caso deportivos que, a pesar de una apariencia sencilla, sujetan de maravilla y acogen de forma muy cómoda a los pasajeros. Los cinturones se acercan al conductor o pasajero de forma automática. A su vez, los huecos portaobjetos no destacan y echamos de menos algún lugar más en la consola central donde dejar cosas de pequeño tamaño.

Maletero

prueba-bmw-serie-4-coupe-420d--4

El maletero del BMW Serie 4 cubica 445 litros. Se trata de una ganancia de 5 litros frente al Serie 3 Coupé, pero una pérdida de 35 litros respecto al actual BMW Serie 3. En todo caso, la pérdida no es especialmente significativa, pues en el habitáculo del maletero cabe el equipaje lógico de 4 personas.

La boca de carga, a pesar de contar con puerta (el portón queda reservado al Serie 4 Gran Coupé), es bastante amplia y resulta sencillo introducir el equipaje. Además dada la baja altura general de coche, la boca queda a una altura del suelo aceptable.

Mañana será el momento de ponernos a los mandos del BMW 420d y arrancar el motor diésel del 184 caballos asociado al cambio automático de 8 velocidades. Será el momento de descubrir si este coupé es capaz de ofrecer las sensaciones deportivas que promete y, a la vez, brindarnos un consumo contenido.

Puedes conocer más acerca del BMW 420d Coupé en el análisis dinámico del vehículo y en el repaso a la gama, precios y equipamiento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *