Prueba BMW Serie 4 430i Cabrio 245 CV (con vídeo)

Exterior BMW Serie 4 Cabrio

La historia del BMW Serie 4 comienza allá por 2013, cuando la firma Alemana decidió separar las carrocerías Coupé de sus Serie 3. Desde entonces, el BMW Serie 4 ha conseguido acaparar cerca de un millón de ventas. Los descapotables entran en esta familia 4, y llegan con grandes cambios frente a su generación predecesora.

En la prueba de hoy, el BMW 430i Cabrio de 245 CV es el elegido. Se trata de un descapotable cuya principal diferencia frente a su anterior versión, obviando el diseño, es la capota. Ya no es rígida, sino que BMW ha decidido mantener la esencia de estos modelos y volverlo a convertir con capota de lona. También, este cambio provoca una ligereza de peso de más de un 40 % en el mecanismo y, por lo tanto, mejores prestaciones dinámicas al ser más ligero y con un centro de gravedad más bajo.

Deportivo, imponente y elegante

Sin duda alguna, el diseño del Serie 4 demuestra deportividad pero sin perder ese toque de elegancia, o al menos yo lo veo así con este color Sanremo Green. La parte frontal es agresiva, intimida gracias a esa gran parrilla de castor que por cierto, se abre o cierra para mejorar de esta manera la aerodinámica. Las ópticas full LED de tipo laser tan perfiladas juegan a su favor, mientras que en la zona lateral podemos observar unas entradas de aire con aplicaciones en fibra de carbono.

Por otro lado, el lateral tiene un diseño muy liso y plano. Resaltan unas llantas en 19 pulgadas con doble medida, 225 de anchura en el eje delantero frente a los 255 del eje posterior. Entre estas llamativas llantas, podemos ver los frenos de cuatro pistones en color rojo. Este 430i Cabrio equipa muchos opcionales, uno de ellos los espejos en fibra de carbono que le quedan realmente bien.

Finalizando con la zaga, provoca una visión musculosa gracias a los pasos de rueda tan ensanchados. Las ópticas también son full LED y con un diseño muy atractivo, pero sin duda alguna, lo que más me gusta es la doble salida de escape que entre ellas, se encuentra un pequeño difusor en carbono.

Interior con buenas calidades

Continuando hacia el interior del BMW Serie 4, quiero destacar en primer lugar los buenos acabados y terminaciones. Principalmente se compone de zonas con mullido, aplicaciones de piel en las puertas y ciertas zonas de plástico duro, pero todo con muy buen tacto y sin ningún grillo.

En cuanto a su apartado tecnológico, equipa un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas pero que lamentablemente no tiene diferentes diseños de visualización, solo cambian los colores según el modo de conducción. Por otra parte, la pantalla de infoentretenimiento es de 10,25 pulgadas, y aunque es táctil, también podremos usar el «joystick» del sistema iDrive que encontramos en la consola central para manejarla, además de varios botones con accesos rápidos.

Tiene integración con Apple Car Play y Android Auto de forma inalámbrica 

Puesto de conducción deportivo

Asientos BMW Serie 4 Cabrio

Su puesto de conducción es sin lugar a dudas muy BMW. Vas pegado al suelo, con las piernas ligeramente flexionadas y con una sensación de ir al volante de un coche deportivo. Es una posición de conducción que, para entrar al coche, es un tanto complicada al estar tan baja pero cuando te montas… es todo un placer ir en esta postura.

En cuanto a los asientos delanteros, son de piel Vernasca y ofrecen muy buen agarre lateral y un nivel de confort excelente. Además, tienen reglaje eléctrico, función de calefacción y un extra muy destacable, el Air Collar, que básicamente provoca un flujo de aire caliente en la zona del cuello para poder ir descapotados cuando haga frio.

Plazas traseras con un espacio limitado

Es obvio que en un coche coupé, los adultos que vayan en las plazas traseras no se van a encontrar demasiado cómodos. El espacio es justo tanto para las rodillas como para la cabeza si tiene la capota puesta, por lo que personas de más de 1,80 metros, no estarán muy contentos ahí detrás. Con el asiento ajustado a mí 1,94 metros, prácticamente no quepo en el asiento trasero y menos aún con el techo puesto.

Por otro lado, el mullido que ofrecen es bueno y son butacas confortables, pero sí tienen el respaldo demasiado erguido por lo que en trayectos largos puede ser un problema. También encontramos salidas de aireación con control de temperatura y dos toma de tipo USB-C

Maletero más que aceptable en este BMW 430i Cabrio

Maletero BMW Serie 4 Cabrio

Continuando hacia el maletero de este Serie 4, tengo que deciros que me ha sorprendido porque tiene buen espacio aunque con una boca de carga muy limitada. Cubica una capacidad de 380 litros con la bandeja que guarda el techo plegada. Si la desplegamos, su capacidad se reduce hasta los 300 litros.

El espacio es bastante profundo y cuadricular, por lo que incluso será cómodo meter una maleta grande con dos de mano. En los laterales podremos encontrar unas zonas para dejar objetos, aunque ya tenemos unas mochilas con botiquín u otro tipo de útiles.

Motorizaciones disponibles

Motor BMW Serie 430i Cabrio

Pasando hacia las mecánicas, el Serie 4 Cabrio está disponible con motores gasolina principalmente aunque tenemos una versión diésel. Las variantes de gasolina son la 420i con 180 CV, 430i con 245 CV, M440i con 374 CV y disponible con tracción total xDrive, y por último el M4 con la friolera de 585 CV. En cuanto a la diésel, solo encontramos el 420d con 185 CV.

La unidad que estamos probando es el 430i, es decir, el propulsor de cuatro cilindros y 2.0 litros de cubicaje. Tiene 245 CV y 400 Nm de par, va asociado a una caja de cambios automática de tipo convertidor de par con ocho relaciones y es propulsión trasera. Su 0 a 100 lo hace en 6,4 segundos mientras que su peso es de 1.790 kilos, 170 más que en la versión Coupé.

Al volante del BMW 430i Cabrio

Frontal BMW Serie 4

En primer lugar, me gustaría reconocer el buen trabajo que ha hecho BMW con este Serie 4 Cabrio. Su conducción es fascinante, transmite muchísimo y más aún si vamos descapotados. Su bloque de 2.0 litros le sienta muy bien, tiene una potencia y consumo perfectos para el día a día pero con alegría suficiente si queremos irnos de ruta por carreteras secundarias.

Sobre el motor, se defiende correctamente, al fin y al cabo son 245 CV desde las 5.000 rpm y 400 Nm de par desde apenas 1.550 rpm hasta las 4.400, un rango muy bueno. Cuando le pisamos responde con soltura aunque su punto óptimo es a partir de las 3.000 vueltas, que es el momento en el que empezamos a notar realmente las sensaciones que transmite. Por otro lado, la caja de cambios de ocho relaciones de tipo convertidor de par es rápida.

Y hablando sobre los diferentes modos a la conducción, el 430i tiene el Eco Pro, Confort, Sport e Individual. El primero de todo busca la máxima eficiencia, reduciendo la potencia del A/C, aprovecha el modo vela, el tacto del pedal derecho es más eficiente y su dirección se reblandece. El Confort es el que podríamos usar para el día a día, tiene un buen equilibrio en todo. Pero si buscamos vaciar el depósito como se debe, aquí es donde entra el modo Sport. Ofrece una suspensión más dura, la respuesta del pedal es más sensible, la dirección se endurece y las válvulas de los escapes se abren.

¿Es un coche demasiado deportivo?

Exterior BMW Serie 4 Cabrio

Ahora toca comentar lo bueno, ¿Cómo va este 430i en carretera? Pues bien, es un coche muy completo. En un uso normal, es un modelo confortable y perfectamente útil para utilizarlo en nuestro día a día, no es como un M4 que puede llegar a ser demasiado rígido. Pero es en una carretera de curvas cuando aprecias lo bien hecho que está este coche. Su paso por curva es espectacular, apenas balancea, empuja con fuerza y ganas velocidad con solvencia.

Si nos vamos a una conducción algo más extrema, es cuando confirmamos que para nada es un coche radical. Podemos apretar el pedal derecho sin miedo a la salida de una curva, ya que le cuesta y mucho sobrevirar en estas situaciones, aunque si buscamos las cosquillas, todo es posible. Los frenos de cuatro pistones funcionan bien, tienen buen tacto y es complicado hacerlos fatigar. Por otro lado, la dirección es muy precisa e informa muy bien de lo que ocurre en las ruedas. Su suspensión es firme en el modo Sport, mantiene bien sus casi 1.800 kg de peso, pero para nada es incómoda o demasiado dura.

Insonorización espectacular y cortavientos muy útil

Pues sí, ha sido toda una sorpresa para mí lo bien aislado que está el BMW Serie 4 Cabrio. Con la capota puesta, es prácticamente inapreciable que estamos ante una versión Cabrio. El ruido aerodinámico es casi nulo, digo casi porque sí lo podemos notar ligeramente en la unión del techo en la zona del pilar A, pero para nada llamativo, solo lo escuchas yendo a 120 km/h, con la radio apagada y sin hablar.

Pero otro detalle muy destacable es su deflector. Con la capota quitada y puesto, podríamos decir que no entra apenas viento al habitáculo, funciona realmente bien incluso a altas velocidades. Eso sí, en el momento que lo quitamos eso se convierte en un parque de atracciones para nuestros vellos. El único problema es que anula por completo las plazas posteriores, por lo que solo podremos usarlo cuando vayamos uno o dos ocupantes.

Consumos BMW 430i Cabrio

Si continuamos para hablar sobre los consumos, este bloque de 2.0 litros ofrece muy buenos consumos si lo queremos. En carretera a 120 km/h, el consumo medio está rondando los 6,3 l/100 km, por lo que podemos observar que tiene muy buena aerodinámica. Eso sí, si queremos ir descapotados por autopista, el consumo se verá afectado y subirá hasta los 8l/100 km aproximadamente.

Por otro lado, dándole lo que se merece en una carretera de curvas, es fácil verlo en torno a los 13 o 14 litros a los 100, una cifra que tampoco es muy desorbitada teniendo en cuenta que hablamos de un ritmo muy alegre. Mientras que en un uso combinado yendo normal y corriente, podremos estar rondando los 8,5 litros a los 100.

Conclusiones BMW 430i Cabrio

Exterior BMW Serie 4

Concluyendo con la prueba del Serie 4, me gustaría mencionar varios aspectos positivos y negativos. Como puntos a favor, este descapotable ofrece un nivel de deportividad y confort realmente bueno. Es cómodo para el día a día y lo suficientemente expresivo en un tramo de montaña. Por otro lado, su tacto de conducción junto a la sensación de ir descapotado, provoca una situación muy especial, ya que no te hace falta ir rápido para disfrutarlo.

En cuanto al punto negativo, solo resaltaría su espacio en las plazas traseras. Hay que entender que al fin y al cabo, es un coupé, por lo que no podemos esperar una habitabilidad buena en su segunda fila de asientos. Realmente pienso que está más hecha por sacarte de un apuro que para darle un uso real, ya que personas de más de 1,70 no creo que se encuentren demasiado cómodas tanto con capota como sin ella.

Equipamiento BMW Serie 4 Cabrio

Exterior BMW Serie 4 Cabrio

De serie

  • Faros delanteros full LED
  • Faros traseros full LED
  • Volante deportivo de cuero
  • Control de crucero con función de freno
  • Parking assistant
  • Dispositivo de alarma con mando a distancia
  • Retrovisor interior con ajuste automático antideslumbramiento
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Asientos de tela

M Sport

  • Faros delanteros full LED
  • Faros traseros full LED
  • Volante M Sport de cuero
  • Control de crucero con función de freno
  • Parking assistant
  • Dispositivo de alarma con mando a distancia
  • Retrovisor interior con ajuste automático antideslumbramiento
  • Llantas de 18 pulgadas
  • Asientos de cuero
  • Reglaje de anchura del respaldo
  • Luz ambiente
  • Dirección deportiva variable
  • Molduras exteriores M
  • Suspensión M Sport
  • Paquete aerodinámico M

M

  • Faros delanteros full LED
  • Faros traseros full LED
  • Volante M Sport de cuero
  • Control de crucero con función de freno
  • Parking assistant
  • Dispositivo de alarma con mando a distancia
  • Retrovisor interior con ajuste automático antideslumbramiento
  • Llantas de 18 pulgadas
  • Asientos de cuero
  • Molduras interiores M en aluminio
  • Reglaje de anchura del respaldo
  • Luz ambiente
  • Sistema de sonido HiFI
  • Frenos M Sport
  • Diferencial M Sport
  • Dirección deportiva variable
  • Molduras exteriores M
  • Suspensión M Sport

Precios BMW Serie 4 Cabrio

Exterior BMW Serie 4 Cabrio

Versión Potencia Combustible Precio
Versión Potencia Combustible Precio
420i 184 CV Gasolina 59.500€
430i 245 CV Gasolina 64.300€
M440i xDrive 374 CV Gasolina 85.350€
M440i 374 CV Gasolina 82.500€
420d 190 CV Diésel 60.450€
M4 510 CV Gasolina 128.250€

Opinión del editor

BMW Serie 4 Cabrio
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
59.500 a 128.250
  • 80%

  • BMW Serie 4 Cabrio
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 4 de agosto de 2022
  • Diseño exterior
    Editor: 90%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 60%
  • Maletero
    Editor: 70%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Diseño muy deportivo
  • Sensaciones al volante
  • Calidad interior

Contras

  • Espacio en las plazas traseras justa
  • Boca de carga del maletero algo limitada
  • Asientos sin función de ventilación

Galería de fotos BMW 430i Cabrio

 

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.