Prueba FIAT Panda Climbing 4×4 1.3 Multijet 75 CV, diseño exterior e interior

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

En un mercado cargado y abarrotado de SUV, los todoterreno parecen haber perdido cualquier oportunidad de hacerse un hueco en él. Las leyes medioambientales y el hecho de, muchas veces, asociar todoterreno a un vehículo grande, pesado y poco ágil han ido recortando la oferta. Pero no siempre ha de ser así, por eso ponemos a prueba el FIAT Panda 4×4.

Tal vez pienses que calificar de todoterreno al Panda 4×4 es, cuando menos, osado. Pero lo cierto es que a pesar de su aspecto dócil, simpático y desenfadado, este pequeño urbano preparado para la acción más campera es capaz sortear obstáculos a los que muy pocos SUV pueden ni aspirar. Y todo ello con la ventaja de su agilidad y polivalencia, algo que vamos a analizar en nuestra prueba.

Más que una simple estética campera

Acercarte al FIAT Panda 4×4 puede ofrecerte una visión errónea. Nos acercamos, en primera instancia, a un urbano que ha sido decorado con protecciones plásticas en las zonas más expuestas de su carrocería. Esto es que los bajos de los paragolpes, taloneras y pasos de rueda reciben un aspecto más robusto que, en este coche, tiene su utilidad.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

Otros detalles pasan por paragolpes específicos, llantas de nuevo diseño o una moldura lateral muy voluminosa que reza casi de manera inadvertida 4×4 en relieve. Ese es precisamente el instante en el que dejamos de ver a este FIAT Panda 4×4 como un simple urbano para empezar a querer ahondar más en su faceta más lúdica. Mide 3,68 m de largo, 1,67 m de ancho y 1,60 de alto.

Si crees que las protecciones y una evidente tracción total completan su dotación campera, estás muy equivocado. Se eleva la carrocería hasta conseguir unos nada despreciables 160 mm de altura libre al suelo y se montan de serie neumáticos M+S para terrenos complicados. A ello hay que sumarle una corta batalla y unos voladizos bastante escuetos que le permiten unos ángulos de entrada (21º), salida (32º) y ventral a tener muy en cuenta.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

Parece que la receta está más que lista pero, ¿y si me gusta su estética y no necesito tracción total? FIAT ha pensado en todos sus usuarios y, además de este Panda Climbing, también ofrece su Panda Trekking, con los mismos atributos y la misma estética sólo que enviando la fuerza únicamente al eje delantero en toda circunstancia.

Un interior espartano

Hablar de un Panda siempre recuerda a aquellos antiguos y espartanos modelos de primera generación. La marca ha querido en cierto modo rendir homenaje a aquél con un habitáculo muy sencillo, aunque sin olvidar esos toques chic o modernos de los que todo FIAT debe presumir.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

Así, el salpicadero destaca por una gran guantera descubierta acompañada, más abajo, de otra convencional con tapa. Todo se decora con una enorme moldura en material mullido que puede cambiar de color al gusto. La parte central congrega los mandos principales como la radio o el sistema de climatización sobre un fondo en negro brillante. Los botones son bastante sencillos y fáciles de utilizar. La diferencia frente a un Panda estándar la marca el botón ELD en el salpicadero, donde podremos activar las ayudas electrónicas en terrenos complicados.

Frente a nosotros, un cuadro de mandos bastante básico pero mimado en diseño por formas y por serigrafía. En todo caso, siguiendo la filosofía del coche, es sencillo de leer. El volante, por su parte, acude a un diseño alejado de las formas estrictamente redondas con un tamaño y grosor adecuados para su labor. Pena no contar con una superficie en cuero que mejore su tacto.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

La calidad de acabados y materiales es bastante acorde a su precio. A pesar de contar con muy pocos plásticos blandos, pues únicamente la moldura central y algunos apliques en las puertas son así, el conjunto se muestra bastante sólido y sorprende que en terrenos rotos no se oyen crujidos ni hay desajustes. Eso sí, algunos detalles de acabado a la vista son mejorables.

Regusto monovolumen

El FIAT Panda 4×4 es tan habitable como un Panda cualquiera y eso se traduce en un espacio interior considerable teniendo en cuenta su tamaño. Esto lo hace tremendamente polivalente tanto para un uso urbano como para un uso de corte lúdico en escapadas con la familia lejos de la urbe.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

En las plazas delanteras nos sentamos en unos asientos amplios y cómodos, a los que habría que criticar un apoyo lateral escaso. Tampoco contamos con apoyabrazos central. Atrás también disponemos de un generoso habitáculo muy válido para dos adultos, no tanto para un tercero.

Las plazas laterales gozan de espacio para piernas y cabeza pero la plaza central carece de cualquier forma y no será especialmente cómoda para el individuo. A esto hay que sumar su anchura, dado su segmento, que no lo hace especialmente habitable para tres. Destacar la dureza de los reposacabezas. Lógicamente no es un elemento para ir cómodamente apoyado pero no estaría de más un mullido más agradable.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

En cuanto a huecos portaobjetos, poco que objetar. En la parte delantera la guantera descubierta ya cubre cualquier necesidad, desde alguna botella de gran tamaño hasta un bolso. Si necesitamos algo de intimidad, hay varios huecos repartidos por el habitáculo algo más recatados, aunque echamos de menos un hueco con tapa en la consola central de cierta capacidad, pues la guantera inferior es algo escasa.

Maletero

El maletero del FIAT Panda 4×4 cubica 225 litros, una cifra que resulta bastante apropiada para el enfoque del coche. Cuenta con un doble fondo bastante útil, pues una vez puesta la bandeja a ras de la boca de carga el espacio abajo es bastante agradecido, lo que premia una sencilla colocación del equipaje.

Prueba FIAT Panda 4x4 Multijet 75 CV Diseño

En caso de necesitar más espacio de carga se pueden abatir los asientos traseros en dos partes, creando una superficie prácticamente plana. Pero la parte trasera de los asientos no está tapizada, lo que nos obligará a tener cuidado al colocar ciertos objetos para no dañar la pintura y dejar marca. Como detalle, con el paquete Flex 5 plazas, además de ganar una quinta plaza podremos abatir el asiento delantero del acompañante para apoyar objetos de gran longitud.

Hoy hemos conocido un polivalente coche urbano con un secreto mecánico que mañana verá la luz. Su aspecto simpático esconde un auténtico amante de la aventura que se desmarca tanto del cada vez más abusivo segmento SUV como del cada vez más castigado segmento todoterreno. Su pequeño motor 1.3 diésel de 75 caballos, además, nos regalará bajos consumos para hacer de él un coche de diario.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Luis Gaton dijo

    Diseño sólido, algo rudo, mucha versatilidad… son los ingredientes del Panda original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *