Prueba Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV, órdago al segmento B-SUV

Vista frontal Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Si hay un segmento del automóvil donde cada vez más fabricantes están entrando y donde cada vez hay más competencia, ese es el segmento B-SUV, los pequeños todocamino. Esta competencia invita a los fabricantes a buscar un camino propio, un criterio distinto al resto. Los japoneses, si descartamos el afamado Nissan Juke, están entrando con ganas en este mercado, y el nuevo Honda HR-V es uno de los modelos que lo atacan de lleno. Lo ponemos a prueba.

El pequeño SUV de Honda llega con una intención clara, convertirse en el bastión de la gama en lugares como España. Puede que incluso por encima del Civic. De momento tiene una gama reducida, pero juega con el argumento de la habitabilidad, la calidad y el bajo consumo. Lo probamos con el único motor diésel disponible, el 1.6 i-DTEC de 120 caballos y cambio manual.

Aire fresco

Vista lateral Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

En el segmento B-SUV no se puede decir que no haya apuestas arriesgadas. Precisamente uno de sus creadores tiene la respuesta, el Nissan Juke. Honda ha llegado para poner algo de cordura, pero siempre con detalles que lo acercan a lo que Honda considera su sello característico. De entre los SUV de su segmento no es precisamente de los más pequeños. Mide 4,29 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,60 metros de alto.

Uno de sus impactos visuales es el frontal, con una parrilla en negro brillante que se funde con los faros. Da un resultado tan sencillo como atrevido, y sorprende que no encontramos grandes tomas de aire en toda la parte frontal. Tampoco hay cromados de más, pero sí una iluminación LED para luz diurna y luces cortas. Las largas son halógenas. Es bastante imponente por tamaño. En realidad le ocurre un poco como a su hermano mayor, el CR-V, que queda a medio camino entre dos segmentos.

Vista trasera Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

En la vista lateral destaca la caída del techo. Honda ha querido emular la forma de un coupé y lo hace con un techo que cae de forma suave, con unos marcos de las ventanillas que llegan muy atrás y con unas manetas de las puertas traseras ocultas. Los pilotos son grandes, con tecnología LED en algunas de sus funciones. No hay demasiadas florituras, no hay cromados, sólo un escape ligeramente visible.

Responde a los cánones de SUV por altura y por aspecto. Guarda esa necesidad de mostrar un aspecto campero y rudo a través de protecciones plásticas. Toda la parte baja y los pasos de rueda se cubren con este material sin pintar. No en vano, no destaca por altura libre al suelo o por unos buenos ángulos. No es, desde luego, una de las mejores alternativas para salir del asfalto.

Calidad

Salpicadero Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Uno de los atributos destacados en el Honda HR-V es la calidad. No significa esto que los materiales sean todos mullidos y haya revestimientos hasta el último centímetro. De hecho todo el salpicadero es de material duro, excepto la gran moldura central que imita el cuero. Los laterales de la consola central también son mullidos, del mismo modo que la parte superior de las puertas está tapizada. El resultado es agradable a la vista y al tacto, con un gran impacto visual. Hay detalles como los aireadores horizontales en el lado del copiloto que aumentan la calidad del diseño.

En el centro del salpicadero se erige la pantalla táctil de 7 pulgadas con sistema operativo Android. Podemos utilizarlo como si fuera nuestra tablet o smartphone, aunque podría ser algo más intuitivo. De lo que no cabe duda es de que no ha reflejos molestos, la pantalla se orienta hacia el conductor y la respuesta táctil es buena. Es sencillo conectar el móvil y podemos conectarnos a Internet, por ejemplo, creando un punto WiFi. Los controles de la climatización, más abajo, son táctiles todos. Aunque sean relativamente sencillos, el tacto de unos mandos físicos sería más adecuado.

Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

El cuadro de mandos puede resultar incluso anticuado

Frente a nosotros cae un cuadro de mandos clásico que se aleja de pantallas de gran tamaño. Hay un velocímetro en grande y un tacómetro más pequeño, mientras que el resto de la información se aglutina en un display digital a la derecha. El ordenador de a bordo es bastante completo. En nuestras manos, un volante con un tacto muy agradable que peca de una excesiva cantidad de botones. Al menos algunos se han colocado más abajo.

Máxima habitabilidad

Prueba Honda HR-V 2015

 

La habitabilidad en el Honda HR-V es uno de sus puntos clave. Por no decir que es su mayor atractivo. Para su tamaño barre a prácticamente todos sus competidores en espacio interior, pero también en soluciones. Las plazas delanteras son amplias y el puesto de conducción fácil de acceder. Una vez dentro la sensación no es tanto la de ir en un coche especialmente elevado, y el túnel central alto te acoge en el puesto. La pega, en mi opinión, es que los asientos no sujetan demasiado en la zona de los hombros, algo que sufriremos en zonas reviradas.

Atrás obtiene unas muy buenas cotas para su segmento. El hueco para las piernas es muy bueno, también para la cabeza. Adultos de aproximadamente 1,85 metros de alto no tendrán problema. La anchura es más problemática por la arquitectura propia del vehículo. Tres adultos irán demasiado apretados. No en vano, no hay apenas túnel central y el reposacabezas no es de relleno. Los respaldos son además reclinables con dos posiciones.

Prueba Honda HR-V 2015

Los huecos portaobjetos en el HR-V son, a simple vista, pocos. Nada más lejos de la realidad. Bajo la consola central flotante hay hueco de sobre para colocar pequeños objetos rápidamente. A los laterales además podemos dejar el móvil. También se concentran ahí las tomas USB, toma de corriente y HDMI. Hay un par de posavasos y un hueco con tapa bajo el reposabrazos central, que por formas acaba siendo inútil en posiciones adelantadas.

Maletero de 470 litros

Prueba Honda HR-V 2015

Bajo el piso aún queda un considerable doble fondo

El maletero del Honda HR-V cubica nada menos que 470 litros, una cifra muy alta que lo coloca en la parte alta de la lista. Esto es así gracias a un enorme doble fondo que obtenemos a cambio de renunciar a la rueda de repuesto. Las formas son muy regulares y la boca de carga no queda demasiado lejos del suelo. Sí hay, en todo caso, un escalón entre la boca y el piso del maletero. El portón es siempre de accionamiento manual.

Si necesitamos más espacio de carga podemos abatir los asientos traseros en dos partes obteniendo un hueco con suelo plano de hasta 1.533 litros de capacidad. No obstante, una de las características del HR-V son sus asientos traseros Magic Seat. Se puede elevar la base de forma extremadamente sencilla, de modo que configuramos un hueco de carga muy interesante en las plazas traseras, sin necesidad de acceder al maletero.

1.6 i-DTEC 120 CV, el consumo por bandera

Motor Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

No es la primera vez que te hablamos del motor 1.6 i-DTEC de 120 caballos de Honda. Ya lo probamos en el Civic. Y la impresión es la misma, cómo es capaz de consumir ridículamente poco a la vez que ofrece un rendimiento excelente. La mecánica diésel de 120 caballos del HR-V es la única disponible con este combustible. Comparte gama sólo con otro propulsor, un 1.5 i-VTEC de gasolina con 130 caballos que es el único que puede asociarse a un cambio automático CVT.

El motor diésel de cuatro cilindros, 1.6 litros y sobrealimentación genera 120 caballos de potencia y 300 Nm de par, unas cifras más que suficientes sobre el papel para un vehículo de su tamaño. En el arranque deja claro que es un coche movido por diésel, el sonido es palpable aunque no molesto. Las vibraciones, sin embargo, se han reducido a la mínima expresión.

Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Ya en los primeros metros nos damos cuenta de que es un motor al que le gusta ir siempre por encima de 1.500 vueltas. Por debajo es bastante perezoso. No en vano, desde ahí resulta muy progresivo y elástico pese a su condición de diésel. Por tanto, no debemos preocuparnos tanto de estar en la zona buena siempre que nos movamos por encima de las 1.500 vueltas. El sonido una vez en marcha queda bastante bien atenuado a menos que elevemos innecesariamente el régimen.

Es voluntarioso y mueve bien el coche, a pesar de unas relaciones de cambio bastante largas. En nuestra mano derecha cae una palanca de cambios de muy reducido tamaño, pero con unos recorridos, posición y un tacto exquisito. Puede que el cambio sea algo duro para los que hagan mucha ciudad, pero lo cierto es que siempre se agradece echar mano del mismo.

Prueba Honda HR-V 2015

El cambio de marchas tiene un tacto exquisito

Honda homologa un consumo medio para su HR-V de 4,0 l/100 km, y lo cierto es que no se aleja demasiado de lo que ha arrojado el ordenador de a bordo tras casi 650 km de prueba. Hemos conseguido una media de consumo de 4,4 l/100 km en ciclo mixto, prueba de que este motor es capaz de consumir ridículamente poco, más teniendo en cuenta su potencia. En ciudad es fácil rondar los 6 l/100 km, mientras que en carretera los consumos suelen cerrar en unos 4 l/100 km si somos eficientes. Cuenta con sistema Stop/Start, sistema que arranca el motor rápido y con suavidad, pero que se deja notar en el momento de pararlo.

Confort

Vista trasera Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Resulta curioso cómo Honda no insiste en vendernos el HR-V con un SUV deportivo, como sí lo hacen muchos de sus otros rivales. Sin embargo, consigue un compromiso entre dinámica y confort verdaderamente destacable. Es muy rutero, lo que junto a su habitabilidad lo convierten en referencia en materia de polivalencia y carácter familiar.

La suspensión consigue filtrar bien las irregularidades, a pesar de que se nota bastante firme. Esto salpica una ventaja en zonas reviradas. Vira bastante plano y no hay cabeceos, lo que aumenta la sensación de seguridad y la confianza a la hora de rodar a un ritmo más fuerte. No significa esto que sea un SUV de corte deportivo, pues las sensaciones se alejan de ello. Pero sí un SUV que no renuncia a un comportamiento ágil pese a promover el confort.

Llantas de aleación de 17" Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Las llantas de 17″ son bastante equilibradas

En carretera el aislamiento acústico es bueno, no hay ruidos aerodinámicos molestos ni un ruido de rodadura acentuado. Se siente aplomado, dando la sensación de que nos alejamos de ese carácter B-SUV. La dirección tiene un peso y tacto agradable, amén de que resulta francamente directa. No hay modos de conducción, por lo que no hay parámetros modificables. Sí hay un modo Eco, pero las diferencias entre el modo normal y el modo Eco son poco apreciables para el conductor. Al menos yo no he percibido cambios significativos. Si nos pasamos con el acelerador un anillo verde en el cuadro perderá fuerza, indicando que estamos conduciendo de forma menos eficiente.

Si decidimos salir del asfalto, tenemos que tener claro que va a ser en pistas de muy poca dificultad. El HR-V no está pensado para salir del asfalto con demasiada solvencia. Para empezar, no hay disponible ningún sistema de tracción total(sí en otros mercados), pero es que además ni el tarado de la suspensión ni la altura libre al suelo van a jugar a nuestro favor.

Aunque no se vea fácilmente, bajo el paragolpes delantero hay una serie de protecciones que rozan con bastante facilidad. En todo caso, Honda tampoco pensaba en un todoterreno a la hora de crear este coche. Las pistas sin demasiada dificultad son un terreno asequible para él.

Conclusiones

Vista frontal Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Honda ha decidido meterse ahora en un segmento con mucha competencia, y creciente, pero con un producto redondo. Pese a que buena parte de la lógica de compra en este segmento se basa en la imagen, la marca japonesa también ha trabajado aspectos en los que tiene mucho que decir como la calidad. En otros aspectos sin embargo, directamente barre, como en habitabilidad.

No es deportivo, ni pretende serlo, pero no renuncia a una dinámica ágil y sin pérdida de comodidad. En este sentido, es algo menos deportivo que un Mazda CX-3, pero a su vez es infinitamente más habitable. Simplemente por comparar dos modelos que han llegado juntos. Tampoco se queda atrás en tecnología y equipamiento, con iluminación LED, pantalla táctil, conexión al smartphone, luces de carretera automáticas o lector de señales de tráfico. La dotación de serie en el acabado más básico ya es destacable.

Vista trasera Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

La mayor pega del Honda HR-V puede que sea su escasa gama de propulsores. Desde luego que el motor diésel de 120 caballos es suficiente y arroja un buen consumo, pero puede que necesite de alguna versión de entrada con menos potencia. La gama gasolina es igualmente escasa con un motor atmosférico de 130 caballos. Sólo este se puede asociar a un cambio automático, y debe ser sí o sí un CVT. Tampoco hay tracción total en opción.

Calidad, habitabilidad y bajo consumo son las características que definen a este Honda HR-V. Puede que su diseño también acabe siendo uno de sus atributos, con una figura coupé que poco vemos en este segmento y con el detalle de ocultar las puertas traseras. Por otro lado, el maletero se sitúa en posiciones de cabeza, un argumento más que suficiente para plantarle cara a prácticamente todos sus adversarios. A la venta desde 21.450 euros, en la otra mano, no lo convierte en la opción más asequible.

Equipamiento Honda HR-V

Comfort:

Climatizador bizona Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Los acabados Comfort tienen climatizador monozona, el resto de acabados bizona

  • Asistente de arranque en pendiente
  • Control de crucero y limitador
  • Frenada activa en ciudad
  • Climatizador
  • Asientos delanteros calefactados
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Sensor de luces
  • Radio CD con 4 altavoces y pantalla LCD de 5 pulgadas
  • Conexión Bluetooth manos libres
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas

Elegance (añade a Confort):

  • Avisador de cambio involuntario de carril
  • Limitador inteligente de velocidad
  • Faros antiniebla
  • Luz de carretera automática
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Sensores de parking delanteros y traseros
  • Climatizador bizona
  • Sensor de lluvia
  • Retrovisores plegables eléctricamente
  • Volante y pomo del cambio en piel
  • 6 altavoces
  • Honda Connect con pantalla táctil de 7 pulgadas
  • Acceso WiFi

Executive (añade a Elegance):

Navegador Honda Connect 7" en Honda HR-V

Honda Connect de 7″ con sistema de navegación

  • Cámara de visión trasera
  • Faros LED
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Entrada y arranque sin llave
  • Techo solar panorámico practicable
  • Tapicería mixta tela/cuero
  • Navegador Garmin
  • Radio digital
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas

Precio Honda HR-V

Vista frontal Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV

Motor Cambio Acabado Precio
1.5 i-VTEC 130 CV Manual 6v Comfort 21.450 euros
1.5 i-VTEC 130 CV Manual 6v Elegance 23.350 euros
1.5 i-VTEC 130 CV CVT Elegance 24.350 euros
1.5 i-VTEC 130 CV Manual 6v Executive 26.250 euros
1.5 i-VTEC 130 CV CVT Executive 27.250 euros
1.6 i-DTEC 120 CV Manual 6v Comfort 23.250 euros
1.6 i-DTEC 120 CV Manual 6v Elegance 25.150 euros
1.6 i-DTEC 120 CV Manual 6v Executive 28.050 euros

Opinión del editor

Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
21.450 a 28.050

    • Honda HR-V 1.6 i-DTEC 120 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 9 de febrero de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 80%
    • Plazas traseras
      Editor: 85%
    • Maletero
      Editor: 90%
    • Mecánica
      Editor: 95%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 65%

    Resumen: El nuevo Honda HR-V entra en un segmento competido con dos valores fuertes: la habitabilidad y el bajo consumo de su motor 1.6 i-DTEC de 120 caballos. Se distingue por su aspecto y por una interesante dotación en equipamiento.

    Pros

    • Detalles de diseño
    • Habitabilidad
    • Bajo consumo del motor diésel

    Contras

    • Precio elevado
    • Escasa gama mecánica
    • Agarre lateral asientos delanteros

    Galería de fotos

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *