Prueba Hyundai Ioniq Híbrido, llega abriéndose paso

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

El lanzamiento del Hyundai Ioniq en el pasado Salón de Ginebra marcaba un punto de inflexión en la marca coreana. Dejaba patente la apuesta por la electrificación, pues llegarían al mercado tres versiones: un híbrido, un eléctrico y un híbrido enchufable. Serán lanzadas por ese orden y en esta ocasión hemos tenido la oportunidad de subirnos al Hyundai Ioniq Híbrido, un vehículo que intentará plantarle cara al mismísimo Toyota Prius.

Para conocer a este nuevo híbrido nos desplazamos hasta Ciudad Real, concretamente a la planta solar de Atlantica Yield. Un detalle que muestra el compromiso con las energías renovables y demuestra que no es casualidad que las tres versiones tengan un componente eléctrico. Probaremos solo el híbrido, de momento el único disponible en el mercado. En el mes de noviembre llegará el eléctrico y para el híbrido enchufable habrá que esperar hasta primavera de 2017.

Diseño acertado

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Entramos en materia con el Hyundai Ioniq Híbrido. Desde la primera vez que lo vi me convenció su diseño. La marca ha sabido encontrar este término medio que el mercado europeo busca al comprar un híbrido. No es tan atrevido como el Toyota Prius, ni tan convencional como el Hyundai i30. En el frontal destacará por su parrilla hexagonal de importantes dimensiones. Tiene unas lamas plateadas en posición horizontal y la insignia de la marca en el medio. Tendrá algunas propiedades de aerodinámica activa como veremos posteriormente.

Los faros delanteros son de nuevo diseño y tienen un detalle blanco en los bordes. Son de xénon en los acabados superiores, pero echamos en falta los LED aunque sea en opción. La iluminación diurna sí es LED y queda por debajo con forma de boomerang. El detalle azul en la parte inferior del paragolpes delatará su identidad híbrida. La vista lateral tiene ciertos aires de coupé, aunque manteniendo las cuatro puertas. Sus llantas de 17 pulgadas en la unidad probada son semi-carenadas, algo que también influirá en su aerodinámica.

La zaga del Ioniq presenta un aspecto singular. Encontramos una luneta trasera dividida en dos partes, con los pilotos traseros LED a ambos lados de la parte inferior. Este detalle empeora la visión trasera a través del retrovisor mientras conducimos. En la parte inferior, el paragolpes trasero se ensancha e introduce una moldura en color negro que integra la matrícula. Abajo del todo volvemos a encontrarnos con el listón de color azul.

Habitáculo mejorado

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Nada más montarnos en el Hyundai Ioniq Híbrido se percibe una mejora considerable en cuanto a calidad. La disposición del habitáculo está muy bien resuelta y tiene un aspecto atractivo. Todo gira alrededor de la consola central, que incluye una pantalla de táctil de 7 pulgadas. Notamos que su funcionamiento está a la misma altura que las de otros fabricantes. Su respuesta es rápida y además tenemos navegación a cargo de TomTom o conectividad con Apple CarPlay y Android Auto.

Desde el asiento del conductor alcanzamos un volante con un tacto exquisito, forrado en cuero en nuestro acabado. Al principio es un poco lioso porque cuenta con multitud de botones, pero no tardamos en acostumbrarnos. Detrás del volante queda una nueva instrumentación digital formada por una pantalla TFT de 7 pulgadas (a partir del acabado Tecno). Nos da toda la información necesaria permitiéndonos ir cambiando de vistas.

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Estamos probando el acabado superior de la gama, el Style. Encontramos detalles como los asientos calefactables y ventilados, el techo solar o el sistema de sonido Infinity de ocho altavoces. También llamará la atención la calidad de los materiales utilizados en el interior. La mayoría tiene un buen tacto, a excepción de algunos plásticos duros, sobre todo el de las puertas traseras. Como nota curiosa algunos materiales son reciclados, como por ejemplo en el interior de las puertas o en el tejido del techo y alfombrillas.

Si tenemos que hablar de habitabilidad, el Hyundai Ioniq Híbrido no se quedará corto. Las plazas delanteras son muy amplias y cómodas. El asiento del conductor tendrá reglajes eléctricos, mientras que el del copiloto se moverá manualmente. Un tramo del recorrido viajé en las plazas traseras y no tuve problemas de espacio ni por la altura libre al techo ni por las rodillas, aunque la plaza central será algo justa. En cuanto al maletero logra 505 litros gracias a que las baterías se sitúan bajo la segunda fila de asientos. Si los plegamos conseguiremos un volumen de 1.505 litros.

Sistema de propulsión híbrido

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Bajo el capó de este Hyundai Ioniq encontraremos un sistema de propulsión híbrido de última generación. Por un lado tiene un motor de gasolina turbo 1.6 GDI Kappa de cuatro cilindros que desarrolla 105 CV y 147 Nm. A esta mecánica de ciclo Atkinson se le suma un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes con 43,5 CV y 170 Nm. Ambos se combinan para entregar una potencia total de 141 CV y 265 Nm de par. La batería de este híbrido es de polímero de iones de litio y tiene 1,56 kWh. Su ventaja principal frente a las de hidruro de níquel es su durabilidad y su tamaño, aunque también es más cara.

Aunque sin duda una de las novedades más grandes de este vehículo es su transmisión. Incorpora la caja de cambios automática de doble embrague 6DCT. Tiene seis marchas y no siete por sus reducidas dimensiones y porque el par motor será suficiente. Decíamos que es novedad porque hoy en día acostumbramos a ver cambios de variador continuo en este tipo de vehículos, como es el caso del Prius y su CVT. Gracias a esta caja se conseguirá un comportamiento más dinámico.

Su nueva plataforma está hecha en un 53% de acero de alta resistencia. Algunas parte como el capó, el portón o elementos de la suspensión son de aluminio y eso contribuye a bajar su peso. El Ioniq Híbrido se queda en 1.370 kg, una cifra bastante buena. Eso contribuye a unas prestaciones correctas para este tipo de vehículo. Hace el 0 a 100 km/h en 11,1 segundos y su velocidad máxima se queda en 185 km/h. La parte positiva es que homologa un consumo combinado de 3,4 l/100km (3,9 l/100km con llanta de 17 pulgadas).

Dinámico y aerodinámico

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Nos toca ponernos al volante del Hyundai Ioniq Híbrido y empezamos a darnos cuenta de algunas de sus virtudes. El cambio 6DCT tiene una respuesta mucho más rápida y natural. Consigue un comportamiento eficiente si conducimos en modo Eco, mientras que también podremos obtener cierta deportividad en el modo Sport. En el primero las marchas se engranan tratando de ahorrar combustible y en el segundo se buscará maximizar sus prestaciones. Es un híbrido con una potencia modesta, pero sí que se nota un mayor empuje rodando en Sport.

También nos daremos cuenta de que está activo por una respuesta más directa de la dirección o por el color rojo que tiñe la instrumentación. Otra de sus ventajas es que se puede hacer un uso secuencial del cambio dando un toque para arriba o para abajo a la palanca. Su comportamiento viene mejorado gracias a su centro de gravedad bajo, logrado al poner sus baterías bajo los asientos. Cuando le exigimos un poco más notamos el buen hacer de su suspensión trasera multilink.

No lo hemos dicho, pero su arranque siempre se hace en eléctrico. Una vez comenzamos la marcha el motor eléctrico funciona como apoyo y apenas notaremos cuando deja de funcionar el motor de gasolina. Es bastante silencioso y apenas nos llega ruido al interior, exceptuando un sonido de rodadura algo elevado en algunas circunstancias. Ayuda su trabajada aerodinámica que obtiene un coeficiente de 0,24 Cx. Cuenta con la rejilla de aire activa que mencionamos antes, las llantas especiales y unos bajos carenados parcialmente.

Seguridad y eficiencia

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Entre todo el equipamiento del Ioniq destacarán unos cuantos sistemas que mejoran su seguridad al volante. Algunos los vamos descubriendo durante la marcha, como es el caso del asistente de mantenimiento de carril o el control de crucero inteligente que tiene muy buen comportamiento. Otros nos los explican en la rueda de prensa ya que no nos atrevimos a probarlos en carretera. Un ejemplo es la frenada autónoma de emergencia, que utiliza el radar y las cámaras para evitar posibles accidentes.

Si ya destacábamos su confort en marcha, otra de las ventajas será su consumo. Estamos conduciendo el acabado Style y esto significa que su consumirá un poco más por sus llantas de 17 pulgadas. Aún así conseguimos cifras muy buenas en nuestra ruta. El recorrido constaba de un 75% de autopista y vías rápidas y un 25% de trayectos urbanos. Sin preocuparnos de hacer una conducción eficiente estuvimos rondando los 5 litros todo el rato. Si bien, para hacer una comprobación más eficaz tendremos que esperar a una prueba de mayor duración.

Todas las características anteriores hacen que el Hyundai Ioniq Híbrido sea un poco menos híbrido de lo que dice su nombre. Su funcionamiento es más convencional y parecido al uso de cualquier vehículo gasolina/diésel tradicional. En ese sentido se aleja un poco del concepto del Toyota Prius que busca ser diferente de todos los demás. Una de las ventajas que tendrá el Ioniq frente a éste será una completa gama compuesta por tres niveles de equipamiento, además de un precio competitivo y atractivo.

Equipamiento Hyundai Ioniq Híbrido

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Klass

  • Llanta de aleación de 15 pulgadas
  • Airbag de rodilla
  • Sistema cambio de carril
  • Control de crucero inteligente
  • Sensor de parking trasero
  • Sensor de luces
  • Cuadro de instrumentos de 4,2 pulgadas
  • Climatizador automático
  • Radio con pantalla táctil de 5 pulgadas
  • Cámara de aparcamiento trasero

Tecno

  • Equipamiento Klass
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Cuadro de instrumentos de 7 pulgadas
  • Navegador con pantalla táctil
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Cargador de móvil inalámbrico
  • Luces de xénon HID
  • Luces traseras LED
  • Retrovisores eléctricos
  • Llave inteligente con botón

Style

  • Equipamiento Tecno
  • Sensor ángulo muerto
  • Techo solar
  • Asientos delanteros de cuero ventilados y calefactados
  • Asiento del conductor con memoria
  • Volante calefactado
  • Sensor de aparcamiento delantero
  • Alerta de tráfico trasero

Precios Hyundai Ioniq Híbrido en España

Prueba Hyundai Ioniq Híbrido

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
Ioniq HEV 141CV DCT 6v Klass 23.900 euros
Ioniq HEV 141CV DCT 6v Klass Nav 24.750 euros
Ioniq HEV 141CV DCT 6v Tecno 26.900 euros
Ioniq HEV 141CV DCT 6v Style 29.900 euros

Los precios anteriores no incluyen descuentos. Con la oferta de lanzamiento se podrá rebajar hasta en 3.000 euros estas cifras. De esta forma se podrá comprar el Ioniq Híbrido Klass por 20.900 euros. Se incluyen 5 años de garantía sin límite de kilómetros, además de 8 años de asistencia en carretera.

Galería del Hyundai Ioniq Híbrido

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Un comentario

  1.   jose lopez dijo

    para esta como cualquier marca,mirando que estamos sigloxxi,pienso que solo caben dos posibilidades;electrico puro 500km,electrico de autonomia extendida250km de bateria y motor cuyo consumo no supere1l. en cargar la misma o seguir con los motores de combustion pero con consumos ecologico 120cv 2l.consumo a100km/H

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *