Prueba nuevo BMW X1, ¡a revalidar el título!

Prueba Nuevo BMW X1

Con nada menos que 730.000 unidades ha llegado el momento de cambiar, de renovarse, de avanzar en otras palabras. Sin duda, el BMW X1 es una de esas gallinas de los huevos de oro que la compañía cuida, mima y no deja que nadie le toque. Supone un 10% de la cuota total de la misma y es que, a pesar de que en el momento del nacimiento de la familia X a finales de los 90 los clientes no la vieran con buenos ojos, hoy en día uno de cada tres BMW vendidos es un X. La X “tira” y más en esta era del SUV así que vale la pena mantenerla al día.

Esta segunda generación del BMW X1 culmina con la renovación de la familia X de la que os hablaba. Sus hermanos BMW X3, X5 y X6 han sido actualizados y el todavía recién llegado X4 comparte el estilo de éstos. Para celebrar este trabajo la marca nos invita a la presentación de la nueva cara de su SUV-C. Ellos orgullosos dicen que fue pionero en su segmento, el de los todocaminos compactos premium. Ahora las cosas se han puesto peliagudas y la competencia es cada día más dura. ¿Se ha armado correctamente el BMW X1? Comprobemosló.

Cambio rotundo a mejor en estética

Prueba Nuevo BMW X1

De primeras la imagen del nuevo BMW X1 es más atractiva, más deportiva y armoniosa que el anterior. He de deciros que la primera edición en términos generales no me parecía bonita. Su parte frontal me transmitía tristeza, parecía que el SUV nos mirara cansado, afligido. Esta en cambio huye de cualquiera curva y se centra en las aristas marcadas, las líneas rectas y, para resumir, la agresividad, busca ser un “chico malo”.

Montada en una nueva plataforma su carrocería es totalmente nueva. El BMW X1 es más alto, más ancho y más corto. Las medidas del cuerpo del mismo declaran 4,43 m de largo, 1,82 m de ancho y 1,61 de alto. Del mismo modo la altura al suelo es de 18,4 metros y la aerodinámica ha sido trabajada para conseguir un resultado de 0,28 Cx. Cambios que buscan por un lado la eficiencia, por otro el espacio y, en último lugar y no menos importante por ello, la dinámica.

Prueba Nuevo BMW X1

Como os contaba líneas atrás el BMW X1 quiere transmitirnos deportividad y para ellos ensancha sus riñones como si de Cristiano Ronaldo se tratara “sacando aletas” y reduce sus voladizos tanto delanteros como traseros para dar una imagen más dinámica y mejorar la conducción off-road. Los famosos nervios “made in BMW” que recurren toda la carrocería se mantienen y la calandra doble lo hace de la misma manera. En la zaga las formas toman direcciones horizontales destacando los pilotos de nueva factura que ahora son más estrechos y atractivos.

Elegante y urbano

Prueba Nuevo BMW X1

Esta nueva generación también llega al interior en donde los materiales han mejorado para ofrecer más calidad y sobre todo sensación de limpieza y espacio. La consola central se orienta al conductor tomando todo el protagonismo la pantalla que puede ser de 6,5 pulgadas o de 8,8 dependiendo de la opción escogida. La compañía quiere que el BMW X1 de un aspecto de SUV urbano a la vez que de elegante y premium todocamino por eso es de señalar la cantidad de cromados que vemos en el habitáculo, las partes en negro brillante en algunos rincones o las posibilidades de personalizar la parte baja del salpicadero con varios colores.

El puesto de conducción de este SUV es alto, te deja en un lugar todavía más alto que el de la anterior generación, y desde aquí tienes visión privilegiada de lo que está pasando justo delante. La compañía no renuncia a su tradicional cuadro de instrumentos y añade elementos como el head-up display para que tengamos toda la información posible sin distracción. El confort es una de sus claves, el espacio es rotundamente bueno en las plazas delanteras además de que los asientos deportivos agarran tu espalda de manera firme. Y es que parece que se han enamorado de ti y no quieren dejarte ir ni por todo el oro del mundo.

Espacioso y con medidas muy aprovechables

Prueba Nuevo BMW X1

En este apartado es importante destacar que las proporciones del habitáculo han mejorado. El nuevo BMW X1 es más alto, unos 53 milímetros más que su antecesor, por lo que tenemos más espacio para acomodarnos. Los asientos han sido elevados, 36 mm los delanteros (de ahí que tengamos un puesto de conducción más alto) y 64 mm los traseros. Las filas traseras disfrutan ahora de 37 mm más para colocar nuestras rodillas y, gracias a la mayor anchura, resulta bastante cómodo viajar en ellas aunque midas más de 1,80 metros de altura.

Este crecimiento también afecta al baúl del todocamino alemán. El maletero ofrece 85 litros más que el del primer X1 con lo que la cifra total declarada es de 505 litros. Además de esta nueva cota, lo más importante son las formas de la boca de entrada que han cambiado para que realicemos la tarea de subir nuestro equipaje con mayor facilidad. Ésta es más baja y ancha y el diseño propicia a que coloquemos las maletas sin mayor problema.

Al volante del BMW X1 sDrive18d Automático

Prueba Nuevo BMW X1

La gama de motores sufre de igual manera una actualización. Llegan los nuevos motores de tres cilindros a la gama dejando opciones más interesantes para completar la lista. Encontramos en la gama diésel al BMW sDrive16d de 116 CV, al sDrive18d de 150 CV, al xDrive20d de 190 CV y al xDrive25d de 231 CV. Por el contrario en la oferta gasolina señalamos el sDrive18i de 136 CV y el xDrive25i de 231 caballos de potencia. El BMW X1 puede montar tracción delantera en las versiones sDrive o la tracción total de la marca en las xDrive. Además la transmisión manual es de seis velocidad estando disponible una caja automática del mismo número de velocidades.

La unidad de prueba escogida ha sido el BMW sDrive18d Automático, la opción con las condiciones más atractivas para convertirse en la más escogida por los clientes. Monta el motor de cuatro cilindros y 2.0 litros que rinde una potencia total de 150 caballos de potencia. Además equipa la tracción delantera y la caja de cambios automática de seis velocidades.

El BMW X1 estrena motores

Todas las motorizaciones en el BMW X1 son nuevas

El BMW X1 sigue siendo tan eficaz como su predecesor. El comportamiento en carretera es aplomado, en términos generales este todocamino es duro por definición. Lo notas nada más subirte, con un mullido firme en los asientos, y lo sigues notando al ponerte en marcha. La suspensión es dura, normal para un miembro de la compañía bávara y bastante para un SUV. El balanceo es casi inexistente, menos que el propio de un modelo de estas características. Además la dirección es directa, poniéndote las cosas fáciles para llevar el vehículo a donde quieras.

La deportividad no la ha perdido, eso es de cajón, aunque esto dificulta los paseos por el campo. Pese a que vayas por una pista lisa, sin demasiados baches, la suspensión no filtra las irregularidades con suavidad y realmente notas y sientes en tus carnes que vas pisando un terreno no asfaltado. Sensaciones que notarán unos pocos clientes que lo compren, ya que la mayoría, por no decir casi todos, no utilizarán su BMW X1 para tareas de aventurero y menos en un sDrive. Aún así su distancia al suelo, de 18,4 cm, nos permite transitar por terrenos empedrados sin miedo a dañar los bajos.

Para el motor de 2.0 litros diésel de 150 caballos y 330 Nm de par que monta este sDrive18d tengo una palabra directa y que resume su comportamiento, eficacia. Realmente te da lo que le pides y no pide demasiado por ello. Es dócil, lineal, no sorprende por la “patada” pero si por el recorrido y en condiciones normales sus consumos son muy buenos. Sus 150 caballos son suficientes para adelantar, mueve correctamente los 1.505 kilos de peso total y el par de 330 Nm tiene fuerza suficiente para sacarte de cualquier atolladero. Unida a este conjunto encontramos la caja de cambios automática de seis velocidades de comportamiento rápido y suave.

Equipamiento BMW X1

Prueba Nuevo BMW X1

SportLine (+ 3.950 euros)

  • Tapicería en tela “Race”
  • Molduras específicas
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Asientos deportivos para conductor y acompañante
  • Paquete de iluminación
  • Faros LED con contenido ampliado
  • Sistema de Navegación
  • Control de crucero con función de frenado
  • Sensores de aparcamiento traseros

xLine (+ 3.950 euros)

  • Tapicería en Cuero/Tela “Cross Track”
  • Molduras específicas
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas de radios en Y
  • Parrilla exclusiva
  • Paquete de iluminación
  • Faros LED con contenido ampliado
  • Sistema de Navegación
  • Control de crucero con función de frenado
  • Sensores de aparcamiento traseros

M Sport (Completa a los anteriores + 5.950 euros)

  • Tapicería en Tela/Alcantara
  • Molduras específicas
  • Llantas de aleación ligera de 18 pulgadas
  • Asientos deportivos
  • Suspensión deportiva M
  • Shadow Line brillo intenso
  • Volante deportivo M
  • Paquete aerodinámico M
  • Guarnecido interior del techo M
  • Paquete de iluminación

Precios BMW X1

Prueba Nuevo BMW X1

Motor Cambio Tracción Precio
sDrive16d 116 CV Manual 6v Delantera 30.950 €
sDrive18d 150 CV Manual 6v Delantera 32.400 €
xDrive18d 150 CV Manual 6v Total 35.900 €
sDrive20d 190 CV Manual 6v Delantera 37.900 €
xDrive20d 190 CV Manual 6v Total 39.900 €
xDrive25d 231 CV AT 6v Total 44.400 €
sDrive18i 136 CV Manual 6v Delantera 31.900 €
xDrive25i 231 CV AT 6v Total 45.500 €
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Escribe un comentario