Prueba Opel Mokka 1.4 Turbo 140 CV 4×4 Excellence: motor, conducción y consumos

Opel Mokka 4x4

El Opel Moka 4×4 puede aventurarse fuera de la carretera… con moderación

Ya hemos analizado sobre el papel el interior y exterior del Opel Mokka. Es hora de arrancar el motor y empaparnos de sensaciones al volante. Como ya he ido adelantando, la dinámica del Mokka es muy interesante, acostumbrado a los nobles, seguros y sosos SUV que pueblan el mercado.

Motor, conducción y consumos

Nuestro Opel Mokka está equipado con el motor de gasolina 1.4 Turbo de 140 CV y 200Nm de par. Este motor es un viejo conocido, ya que lo hemos probado en el Opel Zafira Tourer, el Meriva y el Astra. De momento tampoco hay muchas más alternativas a elegir: un gasolina 1.6 de 116CV y un Diesel 1.7 CDTi de 131 CV.

El motor 1.4 Turbo mueve el Mokka con bastante soltura. Así como en el Zafira Tourer daba la impresión de ser más perezoso, con el Mokka hace un buen trabajo. Es suave, tiene buenos bajos, sube relativamente bien de vueltas y si se conduce suave tiene un consumo moderado. Como contrapartida, no tiene una buena estirada (subir mucho de vueltas el motor no sirve casi para nada) y si abusamos del acelerador los consumos se disparan. En conducción Off-Road exigente a baja velocidad tiende a calarse (supongo que por la baja cilindrada), aunque es evidente que el coche no está pensado para eso. La mejor zona de uso es entre 2.000 y 4.500 RPM.
Las cifras oficiales son 190 km/h de velocidad máxia y 9,9 segundos para completar el 0-100 km/h. La potencia máxima se obtiene entre 4.900 y 6.000 RPM.

Opel Mokka motor gasolina turbo

Mueve bien el SUV y tiene un sonido bonito, pero no le pises mucho o el consumo vuela

Como ya adelanté al principio de la prueba, conducir el Opel Mokka es una experiencia muy estimulante. Es así por un sonido del motor bonito (aunque llega correctamente amortiguado) y sobre todo por un tacto de conducción asombrosamente deportivo. No he conducido versiones 4×2, así que no sé si esto es exclusivo de las versiones con tracción total.

Opel Mokka puesto conduccion

Opel sabe hacer unos interiores muy ergonómicos

Lo cierto es que nuestro Mokka tiene un tacto de dirección muy ágil y preciso. El guiado es excelente, la suspensión sujeta bien el coche y a la vez mantiene una buena motricidad sin rebotar en exceso cuando el asfalto se estropea. Pero lo más asombroso es el “dinamismo” de su eje trasero, ya que jugando con la transferencia de masas el culo del coche cierra la trayectoria sin que el ESP entre en acción. Si forzamos la situación hasta límites inadmisibles, el ESP se pone en marcha y deja clavado el Mokka, pero hasta que eso sucede tenemos un amplio margen de diversión. El resultado es una conducción ágil y dinámica, convirtiéndose en un SUV más Sport de lo habitual.

Opel Mokka conduccion

¿Listo para disfrutar?

Esta versión 4×4 tiene un diferencial central electromagnético de tal forma que normalmente el 100% del par va a las ruedas delanteras. En función de la posición del volante, acelerador y velocidad de giro de las ruedas reparte más o menos par a las ruedas traseras en tiempo real de forma casi inapreciable. Esto se nota al volante ya que el coche subvira mucho menos de lo habitual, incluso aunque aceleremos en plena curva.

Opel Mokka escape cromado

Por tacto de conducción y tarado de suspensiones está más enfocado al asfalto en buenas condiciones que a las carreteras rotas, aunque tampoco se desenvuelve del todo mal cuando tiene que hacer frente a los baches. La suspensión es algo seca pero no es el típico coche que parece que va “sufriendo” con cada sacudida de las ruedas.

Si quieres saber que tal va fuera de la carretera, tendrás que esperar a la prueba Off-Road que hemos hecho a este modelo. Ya os adelanto que habrá nieve, barro y grandes desniveles.

Opel Mokka 140 CV

Consumos

Estamos ante un coche bastante sensible respecto al consumo en función de la conducción. Sin conducimos suavemente, sin aceleraciones intensas y sin elevar mucho la velocidad los consumos son relativamente moderados para el tipo de coche que estamos hablando (SUV con tracción 4×4). Si aprovechamos la capacidad del motor a tope o mantenemos cruceros bastante por encima de los límites legales, el consumo se dispara.

En carretera dentro de los límites legales el consumo ronda los 7,1 litros/100 km. Si nos salimos de la legalidad y pisamos con alegría sube hasta 9,5 litros/100 km.
En autovía a ritmos legales el indicador habla de 7,5 litros/100 km, mientras que en ciudad ronda los 8,5 litros pese al buen funcionamiento del Start&Stop

En una utilización media, la mitad por carretera a ritmo normal, 30% autovía a 130 km/h y 20% ciudad el ordenador indica 7,9 litros/100 km, considero que un gasto aceptable.

En conducción Off-Road el ordenador registró 12,2 litros de media, aunque no es un dato muy significativo.

Las cifras homologadas son de 8 litros/100 km en ciudad, 5,5 en carretera y 6,4 litros/100 km de consumo medio, unos datos bastante buenos pero que pueden alejarse enormemente de la realidad si nos gusta “darle zapatilla”.

Continuará…

Mas – Prueba Opel Mokka 1.4 Turbo 140CV 4×4 Excellence: diseño exterior, interior y precio

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *