Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira, compartiendo tecnología

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Como ya anunciábamos recientemente, Opel tiene el objetivo de lanzar 7 modelos en 2017, aunque realmente a España llegarán 5 en 2017 y los dos restantes en 2018. Esta ofensiva de productos para el año próximo no quita que en 2016 hayamos visto novedades en la familia Opel. A principios de año, durante el Salón de Ginebra, veíamos por primera vez el nuevo Opel Mokka X; mientras que justo antes del verano se hacía público el nuevo Opel Zafira.

El segmento B-SUV, en el que se encuentra el Mokka X, es un segmento joven que está logrando conquistar a muchos clientes que buscan unas dimensiones contenidas además de una apariencia dinámica y a la vez campera, aunque no utilizarán prácticamente nunca su coche para aventurarse fuera del asfalto. Por su parte, el segmento monovolumen nació hace un par de décadas y el Opel Zafira lleva en él desde 1999, ofreciendo 7 plazas, gran modularidad y versatilidad, además de confort de marcha.

A priori, el Opel Mokka X y el Opel Zafira parecen dos vehículos muy diferentes; de hecho, lo son. Sin embargo, la marca alemana perteneciente a General Motors ha aprovechado el desarrollo tecnológico para dotar a estos dos modelos de una amplia tecnología, tanto para el entretenimiento como para la seguridad. Algo que parece ser veremos en todos los futuros modelos de la compañía.

Opel Mokka X

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El Opel Mokka nacía en 2012, siendo un modelo del segmento B-SUV con unas dimensiones de 4,28 metros de largo, 1,78 metros de ancho y 1,66 metros de alto. Ahora, tras 4 años y 600.000 unidades comercializadas a nivel global (35.000 en España), el Opel Mokka ha recibido una actualización estética y tecnológica, además del cambio de nombre a Mokka X por la nueva política de la marca de poner la letra “X” a todos sus modelos “aptos” para salir del asfalto.

Diseño más serio y dinámico

El Mokka de 2012 tenía unas formas redondeadas y algunas líneas verticales, que buscaban ofrecer una imagen desenfadada y simpática. Con el nuevo Mokka X, la receta estética ha cambiado. Ahora resulta un vehículo más serio, robusto y dinámico. La mayor presencia de líneas rectas y horizontales logra generar una sensación de mayor anchura, mientras que la robustez se gana también mediante las protecciones en las zonas bajas de la carrocería.

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El reclamo tecnológico y moderno visual del exterior lo ponen las nuevas ópticas delanteras con el doble ala de LED en cada faro (la iluminación de LED superior hace también de luz naranja de intermitencia), los nuevos diseños de llantas con neumáticos de perfil bajo y los pilotos de luces posteriores donde volvemos a ver un diseño tridimensional con un doble ala en cada piloto.

Un interior más limpio y tecnológico

En el interior se ha llevado a cabo una profunda “limpieza” de botones. Opel ha escuchado las críticas de su anterior generación de modelos en las que el salpicadero, en su zona central, estaba “sobrepoblada” de botones, algunos de ellos con funciones que prácticamente nunca se utilizaban.

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Ahora, se ha decidido centralizar todos estos controles para gestionarlos mediante la gran pantalla táctil que preside el salpicadero, dejando como botones físicos prácticamente solo los que conciernen al sistema de climatización y las funciones básicas del sistema de audio. Dicha pantalla táctil se ofrece en unas dimensiones de 7 y 8 pulgadas. Una pantalla LCD de 4,2 pulgadas aparece en el cuadro de instrumentos, mostrándonos las típicas informaciones de a bordo.

El volante mantiene su diseño, mientras que el cuadro de instrumentos incorpora una pantalla LCD de fácil lectura y 4,2 pulgadas de tamaño con múltiples informaciones sobre el vehículo, así como de los distintos sistemas de ayuda a la conducción y posibles configuraciones.

Por otro lado, la calidad de los materiales parece estar bien conseguida para el tipo de segmento del que se trata. Como es habitual, los materiales más expuestos a la vista y al tacto son de mejor calidad y blandos, mientras que las zonas bajas del salpicadero utilizan plásticos rígidos. Un detalle que no nos ha gustado es la poca visibilidad que ofrece la pantalla del salpicadero cuando el sol incide sobre ella que, en ocasiones, llega a ser prácticamente nula.

Habitabilidad

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Las plazas delanteras del Opel Mokka X son amplias en cuanto a altura y longitud, pero nos ha dado la sensación de ser un tanto estrechas. No es que nos vayamos a chocar con los hombros del acompañante, ni mucho menos, pero la sensación es que no está entre las plazas más anchas del segmento. En cualquier caso, las dimensiones del interior también son idénticas a las del Opel Mokka lanzado en 2012.

En las plazas posteriores ocurre algo similar. En las plazas laterales podrán viajar adultos de tallas medias sin problemas, pero no son especialmente holgadas. La plaza central mejor utilizarla solo en casos puntuales. Sus dimensiones son muy reducidas y su mullido es más duro. Además el respaldo es incómodo, ya que “guarda” el reposabrazos central. Su punto positivo es el escaso túnel de transmisión.

En cuanto al maletero, cubica 356 litros. En el segmento hay opciones más voluminosas, pero también es cierto que cuenta con unas formas muy regulares, lo que es un punto muy a favor sobre todo a la hora de cargar objetos como maletas.

Opciones mecánicas

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Opel ha decidido no ofrecer una gama mecánica demasiado amplia, contando con propulsores de entre 136 y 152 CV. En la familia de gasolina tenemos un 1.4 Turbo disponible en 140 CV y 152 CV, estando obligados en el segundo caso a asociarlo a una transmisión automática y la tracción a las cuatro ruedas. Si preferimos un motor diésel solo existe una mecánica 1.6 CTDI de 136 CV. Éste, al igual que el 1.4 Turbo de 140 CV de gasolina, se ofrece de serie con tracción delantera y cambio manual, aunque se puede configurar con cambio automático y tracción 4×4.

En marcha con el 1.6 CDTI

Durante la presentación, nos hemos puesto a los mandos del Opel Mokka X diésel. Este motor está muy bien aislado en el interior, pero en el exterior su sonido es algo elevado. No sabemos si era un caso aislado de nuestra unidad probada, pero el caso es que nos ha dado la sensación de que el 1.6 CDTI de 136 CV no movía con demasiado soltura al vehículo. Esta cifra de potencia y su par motor de 320 Nm (entre 2.000 y 2.250 rpm) deberían dotar de una mayor agilidad al SUV de Opel.

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Por debajo de las 1.700 rpm aproximadamente la entrega de energía es mínima, por lo que nos obliga recurrir al cambio de velocidades. También es cierto que el peso del Mokka X 1.6 CDTI con tracción integral es de nada menos que 1.504 kilos, algo elevado.

Su comportamiento general en conducción, dejando ya a un lado el propulsor, es suave y confortable. Es cierto que podemos notar algunas grietas de la carretera pero, por lo general, no son unas suspensiones secas. En zonas reviradas y a ritmos habituales notaremos una leve inclinación de la carrocería, pero nada excesivo. La dirección es bastante asistida, nuevamente, orientada al confort y a la facilidad de conducción.

Equipamiento

Entre el equipamiento disponible en el Opel Mokka X nos encontramos con el sistema de iluminación adaptativa AFL con tecnología LED, el actualizado conjunto Opel Eye con control reconocimiento de señales, luces largas automáticas, alerta de colisión frontal, alerta de cambio involuntario de carril y control de crucero adaptativo. No podemos olvidarnos de los asientos AGR, del sistema IntelliLink R4.0, el Navi 950 o el completo sistema OnStar.

Precios

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.4 Turbo 140 CV 4×2 Manual 6v Selective 21.837 €
1.4 Turbo 140 CV 4×2 GLP Manual 6v Selective 24.313 €
1.6 CDTI 136 CV 4×2 Manual 6v Selective 23.615 €
1.6 CDTI 136 CV 4×4 Manual 6v Selective 26.195 €
1.4 Turbo 140 CV 4×2 Manual 6v Excellence 24.303 €
1.4 Turbo 140 CV 4×4 Manual 6v Excellence 26.863 €
1.6 CDTI 136 CV 4×2 Manual 6v Excellence 25.621 €
1.6 CDTI 136 CV 4×4 Manual 6v Excellence 28.183 €
1.4 Turbo 140 CV 4×2 Automático Selective 23.253 €
1.6 CDTI 136 CV 4×2 Automático Selective 24.868 €
1.4 Turbo 140 CV 4×2 Automático Excellence 25.568 €
1.6 CDTI 136 CV 4×2 Automático Excellence 26.863 €
1.4 Turbo 152 CV 4×4 Automático Excellence 28.378 €

Opel Zafira

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El Opel Zafira es un monovolumen de tamaño medio que lleva con nosotros desde 1999. En estos 17 años, la marca alemana ha entregado 2,7 millones de unidades, obteniendo una cuota de mercado actual del 10 % dentro de su segmento. Tras esta actualización, las dimensiones del Opel Zafira son de 4,66 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,68 metros de alto. En el apartado estético, existen cambios, pero no son tan notables como en el caso del Opel Mokka X.

Diseño exterior

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Como decíamos, los cambios estéticos son mínimos. Nos encontramos con nuevos paragolpes, rejilla y faros. Estos últimos consiguen una imagen diferente gracias, en buena parte, a la iluminación diurna de LED que, mediante las formas que dibuja, parece comunicar ambas ópticas a través de la línea cromada que recibe la parrilla principal.

Diseño interior

Tampoco es que haya cambiado demasiado en su interior. Al igual que hemos comentado en el caso del Opel Mokka X, en el Opel Zafira también se han reducido notablemente el número de botones del salpicadero centralizando la gran mayoría de controles en la pantalla táctil de 7 pulgadas que, en este caso, se ha reubicado en una posición ligeramente más rebajada que en el Opel Zafira Tourer de 2012.

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El volante es nuevo e idéntico al del nuevo Opel Astra. El cuadro de instrumentos también se ha visto actualizado con la retroiluminación de color blanco, nuevos diales y la introducción de una pantalla LCD entre ambos para los datos habituales del ordenador de a bordo.

A nuestro gusto, estéticamente, el interior ha ganado en cuanto a diseño y funcionalidad. La calidad percibida es buena, así como los ajustes y tipos de materiales utilizados. Otra ventaja del Opel Zafira, que ya aparecía en su predecesor, es el gran número de huecos portaobjetos localizados por todo el habitáculo, que nos vienen fenomenal para vaciar nuestros bolsillos, colocar botellas de agua y demás objetos.

Habitabilidad

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El Opel Zafira es un “best seller” en el segmento por su gran habitabilidad y modularidad, siendo el primer monovolumen compacto capaz de ofrecer hasta 7 plazas que se pueden plegar y desplegar en pocos segundos. Esta modularidad fue, y es, el principal apartado que ha dado el gran éxito al Opel Zafira.

La habitabilidad de este monovolumen es la esperada en un coche como el Zafira. Amplitud total en la primera y en la segunda fila, segunda fila con plazas independientes y regulación individual en longitud de la butaca e inclinación del respaldo, y una tercera fila con dos asientos que mejor reservar para niños o personas de baja estatura y en casos puntuales. En la primera y en la segunda fila podrán viajar cinco adultos de forma totalmente cómoda.

El maletero es de gran tamaño y permitirá cargar bultos de grandes dimensiones. Con una configuración de cinco asientos el volumen de carga es de 710 litros, mientras que si plegamos la segunda fila de asientos el espacio crecerá hasta nada menos que los 1.860 litros. Por otro lado, con los siete asientos desplegados el volumen máximo se queda en 152 litros.

Opciones mecánicas

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

La gama de gasolina está compuesta por un bloque 1.4 Turbo, disponible en versiones de 120 y 140 CV. También existe un 1.4 Turbo GLP de 140 CV. Por su parte, la gama mecánica diésel consta de un bloque 1.6 CDTI en variantes de 120 y 135 CV, además de un 2.0 de 170 CV. Todas ellas se asocian a la tracción delantera sin posibilidad de tracción 4×4 y al cambio manual de seis velocidades aunque, en el 1.4 Turbo de 140 CV y en el 2.0 CDTI opcionalmente se puede equipar una transmisión automática.

Comportamiento

No lo hemos citado, pero también existe un motor de 1.600 cc de gasolina con 200 CV, aunque de momento no llegará a España. Durante la presentación condujimos esta versión tan potente del Opel Zafira. La respuesta alegre del propulsor, exceptuando un ligero pero notable lag del turbo, permite mover con mucha soltura al Opel Zafira. La sensación que nos ha transmitido es la de un coche mucho más ligero, aunque tampoco ofrece prestaciones de deportivas. Su entrega es suave y su par motor no nos obliga a recurrir constantemente al cambio de marchas.

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El Opel Zafira probado contaba con el chasis adaptativo FlexRide. Mediante unos botones podemos escoger entre tres modos de funcionamiento del coche, incluyendo la dureza de las suspensiones: Normal, Tour y Sport. Las carreteras de la zona de alrededor donde tuvo lugar la presentación presentaban irregularidades, lo que nos ayudaba a comprobar si realmente funcionaba el sistema FlexRide; y la respuesta es que sí. En modo Sport se hacían más notables, mientras que en el Tour se suavizaban considerablemente. Estos modos de conducción también afectan a la dirección y a la cartografía del pedal del acelerador.

El monovolumen de Opel muestra un comportamiento efectivo en zonas de curvas reviradas. Se muestra bastante más ágil de lo que nos esperábamos incluso a ritmos alegres. Cierto es que incluso en modo Sport y a velocidades elevadas la carrocería inclinará parcialmente, pero en este sentido nos ha sorprendido por su elevada estabilidad teniendo en cuenta el segmento del que se trata. Eso sí, donde mayor placer obtenemos en las autovías y autopistas. Muestra una grata calidad de rodadura y un gran aislamiento en cuanto a niveles de ruidos.

Equipamiento

Entre el equipamiento disponible en el nuevo Opel Zafira tenemos el sistema de iluminación adaptativa AFL con tecnología LED, alerta de colisión frontal, alerta de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo y chasis FlexRide. No podemos olvidarnos de los asientos AGR, del sistema IntelliLink R4.0, el Navi 950 o el completo sistema OnStar.

Precios

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.4 Turbo 120 CV Manual 6V Expression 22.300 €
1.6 CDTi 120 CV Manual 6V Expression 24.000 €
1.4 Turbo 140 CV Manual 6V Seletive 25.950 €
1.6 CDTi 120 CV Manual 6V Selective 27.150 €
1.6 CDTI 136 CV Manual 6V Selective 27.750 €
1.4 Turbo GLP 140 CV Manual 6V Selective 27.550 €
1.4 Turbo 140 CV Manual 6V Excellence 28.2650 €
1.6 CDTI 136 CV Manual 6V Excellence 30.150 €
2.0 CDTI 170 CV Manual 6V Excellence 21.350 €
1.4 Turbo 140 CV Automático 6v Excellence 29.550 €
2.0 CDTI 170 CV Automático 6v Excellence 32.950 €

Tecnologías comunes de los Opel Mokka X y Opel Zafira

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

Pese a ser dos vehículos completamente distintos, comparten tres importantes elementos que debemos destacar, como son la iluminación AFL LED, los asientos AGR y el servicio de conectividad y llamada en caso de emergencia Opel OnStar.

Iluminación AFL LED

Opel ya ofrecía anteriormente un sistema de iluminación adaptativa AFL, pero con bixenón. Estos han sido eliminados en favor de la tecnología LED, cuyas ventajas principales son una proyección de luz más parecida a la luz solar que reduce la fatiga de la conducción nocturna y nos permite ver con mayor claridad. Cuenta con nueve modos diferentes que se activan automáticamente en función de las circunstancias.

Asientos AGR

Los asientos AGR también son conocidos en la gama Opel, y ahora están disponibles en el Mokka X y en Zafira. Certificados por la Aktion Gesunder Rücken, por expertos independientes en salud de espalda, consiguen una gran ergonomía y resultan cómodos tanto para viajar como a la hora de circular por terrenos rotos. Cuentan con un gran número de regulaciones y, si utilizaremos el coche durante varias horas al día habitualmente, es una opción recomendable.

Opel OnStar

Prueba Opel Mokka X y Opel Zafira

El Opel OnStar es un sistema de conectividad personal, pero que también permite, en caso de emergencia o accidente, realizar una llamada automática a un servicio de asistencia formado específicamente. Según nos comentaron los compañeros de Opel, todos los empleados que responderán nuestra llamada hablan, al menos, tres idiomas.

Por otro lado, viene fenomenal en un mundo tan conectado como el de hoy en día, ya que los ocupantes tendrán WiFi para su entretenimiento. El sistema WiFi es 4G y se pueden conectar hasta siete dispositivos a la vez.

En total, este servicio ya se ha instalado en 32.000 vehículos y el 70 % de la gama Opel lo incorporará de serie en el próximo año 2017. El coste de este servicio es de 0 euros durante el primer año y, posteriormente, de 99 euros cada año.

Galería de imágenes Opel Mokka X y Opel Zafira

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *