Prueba Renault Koleos 2.0 dCi 177 CV 4WD X-Tronic Initiale Paris

Los vehículos de tipo SUV han copado en la última década los primeros puestos en volumen de ventas por encima de segmentos ya asentados en el mercado europeo, como son las berlinas y los compactos. Todas las marcas se han subido a este tren, y a día de hoy prácticamente no queda firma que no cuente con uno o varios modelos de este tipo. Renault, por supuesto, no podía faltar.

En 2006, la marca francesa presentaba en el Salón del Automóvil de París el Renault Koleos. 10 años después, el modelo necesitaba una nueva generación, y los franceses, gracias a la alianza Renault-Nissan, adoptaron la base del Nissan X-Trail para producirlo. Con esta pequeña introducción del SUV francés nos metemos de lleno a explicar su diseño.

Diseño con toque francés

Personalmente, si hay algo que me gusta de los modelos de las firmas francesas, es la originalidad en sus líneas. Si bien es cierto que el Koleos sigue el diseño que introdujo en el mercado el Renault Talisman, su aspecto exterior aúna la robustez típica de este tipo de vehículo con la elegancia, acrecentada en este caso por el acabado Initiale París.

El frontal está presidido por una gran insignia de Renault, que queda por encima de la placa “Initiale Paris”, la cual informa a los transeúntes que el coche que tienen delante es el Koleos con el nivel de equipamiento más alto dentro de la gama. En la parte lateral, los faros, con unas inmensas luces diurnas de tipo LED, reúnen un diseño que destila lujo y modernidad a partes iguales.

En los laterales destaca una línea que comienza en los faros delanteros y que se extiende hasta una pequeña placa que, de nuevo, muestra la inscripción “Initiale Paris”. Es curioso también como los franceses se basan en esta pieza cromada para dar presencia a una ondulación, la cual es más visible en otros modelos del mercado, que termina en los pilotos traseros y sirve para ubicar las manillas de las puertas. Como suele ser habitual en este tipo de vehículos, cuenta también con pasos de rueda realizados en plástico negro que acentúan el aspecto off-road.

La parte trasera vuelve a tomar prestado el diseño del Renault Talismán, contando así con unos pilotos traseros muy similares a los de la berlina francesa. Como en todo el conjunto del diseño exterior del Koleos, los cromados están muy presentes, y se dejan ver también en la parte baja de la zaga, a modo de dos salidas de escape falsas. La luneta trasera, por otro lado, se mantiene más elevada que en otros modelos de este segmento, lo que perjudicará a la visibilidad interior a la hora de mirar por el retrovisor interior.

Por dentro, el salón de tu casa

Como suele ser ya bastante habitual, el Renault Koleos conserva las líneas de diseño en el habitáculo que podemos encontrar en otros modelos de la firma francesa, como puede ser el Mégane o el Talisman, ya que el SUV de segmento D apuesta por los mismos elementos que el compacto y la berlina.

Comenzamos por el volante, el cual incorpora botones multifunción que nos serán útiles a la hora de configurar la velocidad del control de crucero adaptativo, así como para ajustar el volumen de la música que esté sonando. También tendremos la posibilidad de aceptar llamadas entrantes si emparejamos nuestro móvil con el Renault Koleos. Como ya ocurría en el exterior, en la parte inferior del volante volvemos a contar con una placa que nos indica el acabado del vehículo.

El cuadro de instrumentos, dividido en tres apartados, combina una pantalla digital situada en el centro, junto con dos diales repartidos por ambos laterales. De izquierda a derecha mostrará la temperatura del refrigerante, el cuentarrevoluciones e información útil para el trayecto en su interior, como velocidad a la que circulamos, consumo medio o la velocidad configurada para el control de crucero, así como el reparto del par en ambos ejes o la posición de la palanca de cambios; y el nivel de combustible en el depósito de 60 litros.

A diferencia de muchas otras marcas, los franceses suelen incorporar elementos en sus modelos que, a pesar de resultar novedosos, tienen cierta controversia a la hora de llegar a ser útiles, en este caso, la consola central del Renault Koleos, no es horizontal, algo que mejoraría la visualización del contenido que se nos presenta en sus 8,7 pulgadas, sino que es vertical. Entiendo que la idea de utilizar dos aplicaciones distintas a pantalla partida resulta atractiva, pero sinceramente, hubiera preferido que esos dos canales de información se presentaran de forma horizontal, más sencilla y menos liosa, a una vertical que, además, obliga al conductor a alejar aún más la vista de la carretera.

El sistema R-Link 2 incluído en la pantalla táctil funciona de forma adecuada. Su comportamiento dista mucho de la más fluida del mercado, pero se conecta de forma sencilla con nuestro teléfono vía Bluetooth y los mapas están actualizados, a pesar de que el sistema se note algo lento y pesado a la hora de manejarnos con él. En temas de configuración es bastante lioso y por, lo general, no sería un sistema que recomendaría. El sistema Bose de 13 altavoces me ha decepcionado, ya que distorsiona ligeramente los graves y, a pesar del sistema surround, el cual crea un entorno bien cubierto, no he encontrado grandes diferencias con respecto a otros vehículos que no equipan un sistema de altavoces específico.

El climatizador, ubicado justo debajo de la pantalla multimedia, incorpora dos ruletas en ambos lados con los que configuraremos la temperatura bizona, los cuales serán fáciles de confundir en un descuido con los ajustes del sonido, a pesar de que el Renault Koleos se sirve de botones táctiles para ello. Debajo de estas, encontramos los botones del asiento calefactado y climatizado, así como el modo Eco con el reduciremos levemente el consumo de combustible, así como la ayuda al aparcamiento y la desconexión del sistema Start/Stop.

La palanca de cambios no destaca por una gran calidad, ya que está realizada en plástico. Por otro lado, el Renault Koleos cuenta con un freno de mano eléctrico. Uno de los apartados que se agradece bastante en este tipo de coches, destinados principalmente a familias que buscan mayor espacio interior que el que puede proporcionar un SUV de segmento C, son los guardaobjetos, y el Koleos está repleto de ellos.

¡Espacio para todos!

El espacio interior es, claramente, el punto fuerte del Renault Koleos. Parece que al entrar en él nos transportáramos al salón de nuestra casa, y no es para menos. La versión Initiale París incluye unos asientos que se asemejan más a sofás que a plazas para pasajeros. La comodidad es su único objetivo. Cuentan con regulación electrónica para las plazas delanteras, y los reposacabezas son, probablemente, los más originales del mercado, ofreciendo ajuste tanto vertical como horizontal. Se echa en falta eso sí, un sistema de masaje, aunque el asiento del conductor cuente con ajuste lumbar. Los ocupantes delanteros gozarán de una gran amplitud en todas sus cotas, incluso contando con techo solar como era nuestro caso.

Las plazas traseras tampoco se quedan atrás ya que cuentan con mucho espacio en todas direcciones, y la plaza central es bastante ancha como para que quepan tres adultos de constitución media sin problemas, a pesar de estar ligeramente más elevada que las laterales. El espacio libre tanto en cota de piernas como en altura es más que evidente. La parte trasera cuenta además con salida de aire -sin regulación de temperatura-, dos tomas USB, una entrada jack 3.5 y una toma de 12V, por lo que nadie en estos asientos podrá echar de menos alguna conexión.

Por otra parte, el maletero quizá no sea uno de sus mejores apartados. Cuenta con un volumen disponible de 498 litros, que aumentará hasta los 1.700 litros si abatimos las plazas traseras. A pesar de no ser una cifra reducida, su competencia cuenta con una mayor capacidad disponible, llegando a ser hasta 100 litros mayor en algunos modelos con similares dimensiones que el Renault Koleos.

Motorizaciones y acabados

La oferta mecánica del Renault Koleos es escasa, existiendo como única posibilidad dos propulsores diésel de 130 y 177 caballos. La opción más potente cuenta también con la posibilidad de equipar tracción total o delantera, siento ésta última la única disponible en el motor de 130 caballos. Existen también dos cajas de cambios, una manual de 6 velocidades que se puede acoplar a ambas motorizaciones, y una caja de cambios automática de 7 velocidades, denominada X-Tronic y de tipo CVT, reservada para el propulsor de 177 caballos.

Motor Combustible Potencia
Motor Combustible Potencia
1.6 dCi Diésel 130 CV
2.0 dCi Diésel 177 CV

En cuanto a niveles de acabados, el Renault Koleos cuenta con tres niveles de equipamiento diferentes. De menor a mayor número de elementos disponibles de serie son: Intens, Zen e Initiale Paris. Este último fue el que tuvimos ocasión de probar, siendo además el más equipado de serie, contando con algunos elementos que le diferencian del resto de la gama.

2.0 dCi de 177 caballos, lastrado por su caja de cambios

El bloque probado es todo un veterano en la firma francesa. El único propulsor disponible con el acabado Initiale Paris es el 2.0 dCi, un motor de cuatro cilindros turboalimentado que es capaz de desarrollar 177 caballos a 3.750 rpm, y 380 Nm disponibles a partir de las 2.000 rpm. En este nivel de equipamiento, solamente existe la opción de acoplar el motor diésel a la caja de cambios automática X-Tronic junto con la tracción total 4WD. Con un peso de 1.770 kilogramos, el 2.0 dCi permite al Renault Koleos alcanzar velocidades de 192 km/h y acelerar desde parado hasta 100 km/h en menos de 10 segundos.

Versión Consumo urbano Consumo extraurbano Consumo medio
Versión Consumo urbano Consumo extraurbano Consumo medio
Renault Koleos Initiale Paris 2.0 dCi Medido 8.5 l/100 km 6.7 l/100 km 7.0 l/100 km
Renault Koleos Initiale Paris 2.0 dCi Homologado 6.1 l/100 km 5.7 l/100 km 5.8 l/100 km

Aunque esto no son más que cifras, ya que nadie comprará este vehículo por lo rápido que pueda acelerar, lo cierto es que el motor no es precisamente su punto fuerte. Será cerca de las 3.500 rpm cuando se empiece a notar una rumorosidad bastante notable. Esto, unido a la necesidad de revolucionar el motor por parte de la caja de cambios automática CVT, así como el notable retardo que sufre a la hora de acelerar a fondo, emborronan el funcionamiento suave tanto en la transición entre marchas, así como a la hora de circular con él, ya sea por ciudad o por autovías.

Dinámicamente, mejor de lo esperado

Lo cierto es que, a pesar de que nadie vaya a comprar el Renault Koleos por su dinamismo, ya que obviamente en este tipo de coches el comportamiento en carreteras reviradas no suele ser su fuerte, se encontrará en el todocamino francés una suspensión que retiene los balanceos de la carrocería y ofrece un comportamiento ligeramente subvirador, además de una dirección demasiado blanda, que transmitirá poco al conductor. Esto es algo normal ya que este tipo de vehículos están destinados al confort.

Por desgracia, no hemos podido utilizar el Renault Koleos en condiciones off-road. A pesar de esto, su altura libre al suelo es de 21 centímetros, al igual que su “hermano” el Nissan X-Trail, contando con unos ángulos de ataque y salida de 19 y 26 grados respectivamente. En cuanto a los modos off-road con los que cuenta el bloque de 177 caballos son: 4WD Auto, que seleccionará de forma automática el reparto del par entre los dos ejes, 2WD, que funcionará como un tracción delantera y 4WD LOCK, que repartirá el par al 50% entre los dos ejes. Este último modo se desconectará a la hora de circular a más de 50 km/h, por lo que está destinado únicamente a terrenos rotos por los que no se pueda alcanzar una velocidad considerable.

En ciudad es bastante ágil a pesar de su tamaño, y es que su radio de giro le facilita las maniobras típicas de este entorno. Por otro lado, el “ritual” del aparcamiento se realiza de forma bastante sencilla debido a la ayuda que trae de serie el equipamiento Initiale Paris, el asistente de aparcamiento automático. Este sistema a veces peca de optimista al encontrar espacios en los que, una vez comprobado, es imposible que el coche entre. A pesar de esto, por lo general funciona de forma excelente.

Circulando por autovía, el Renault Koleos transmite seguridad en su rodada y resulta además bastante cómodo gracias a la suspensión equipada en el SUV francés. Por otro lado, su motor, al no exceder las 3.500 rpm de las que os hablábamos antes, apenas resulta rumoroso, por lo que no molestará a aquellos pasajeros sensibles a los ruidos.

Conclusión

En resumidas cuentas, el Renault Koleos Initiale Paris resulta ser, personalmente, uno de los SUV más modernos, lujosos y elegantes que han pasado por mis manos. En cuanto a precio, esta versión tope de gama se encuentra muy pareja con respecto a las cifras en las que se mueve la competencia, por lo que el posible usuario del Koleos podría decantarse por su habitabilidad o por su toque francés, dos aspectos que, sin duda, son sus puntos fuertes.

La unidad probada contaba con el acabado Initiale Paris. Como opinión personal, creo que en Renault deberían reemplazar esa pantalla multimedia dispuesta en vertical para adoptar una horizontal, como las demás firmas del segmento (salvo Tesla o Volvo) para ofrecer la información de forma más clara y más segura para el conductor. Sin duda, su sistema multimedia R-Link 2 es uno de sus puntos débiles, ya que a pesar de funcionar de forma correcta, sus menús y configuraciones resultan ser algo enrevesados.

Equipamientos del Renault Koleos

Intens

  • Sistema multimedia R-Link 2 pantalla 7 pulgadas con navegación 3D
  • Frenada de emergencia asistida
  • Faros antiniebla con luces de curva
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Alerta por cambio involuntario de carril
  • Tarjeta de acceso manos libres
  • Regulador-limitador de velocidad

Zen

Añade a Intens:

  • Sistema multimedia R-Link 2 pantalla 8,7 pulgadas con navegación 3D
  • Aviso de ángulos muertos
  • Ayuda al aparcamiento delantera y trasera
  • Cámara de visión trasera
  • Sistema Easy-Break
  • Cambio automático de luces
  • Repetidores de intermitentes en los retrovisores

Initiale Paris

Añade a Zen:

  • Sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de 8,7 pulgadas con navegación 3D
  • Sistema de sonido BOSE de 13 altavoces
  • Maletero eléctrico con acceso manos libres
  • Asientos delanteros calefactables y ventilados
  • Regulación eléctrica de los asientos delanteros
  • Reposacabezas delanteros Relax

Precios del Renault Koleos

Versión Combustible Potencia Tracción Transmisión Precio
Versión Combustible Potencia Tracción Transmisión Precio
Renault Koleos 1.6 dCi 130 Intens Diésel 130 CV Delantera Manual
Renault Koleos 1.6 dCi 130 Zen Diésel 130 CV Delantera Manual 29.900 €
Renault Koleos 2.0 dCi 177 Intens 4WD Diésel 177 CV Total Manual 32.200 €
Renault Koleos 2.0 dCi 177 Zen X-Tronic Diésel 177 CV Delantera Automático 33.700 €
Renault Koleos 2.0 dCi 177 Zen 4WD Diésel 177 CV Total Manual 34.300 €
Renault Koleos 2.0 dCi 177 Zen X-Tronic 4WD Diésel 177 CV Total Automático 35.900 €
Renault Koleos 2.0 dCi 177 Initiale Paris X-Tronic 4WD Diésel 177 CV Total Automático 40.400 €

Opinión del editor

Renault Koleos Initiale Paris 177CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
27.800 a 40.400
  • 60%

  • Renault Koleos Initiale Paris 177CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 16 de abril de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 90%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 80%
  • Maletero
    Editor: 70%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 60%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Habitabilidad
  • Comodidad
  • Diseño elegante

Contras

  • Rumorosidad del motor
  • Funcionamiento caja de cambios X-Tronic
  • Maletero

Galería de imágenes del Renault Koleos

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.