Prueba Suzuki Vitara 2015, reintroduciendo al todoterreno pequeño

Prueba Suzuki Vitara 2015

El nuevo Suzuki Vitara 2015 ya está aquí. La nueva generación de uno de los todoterreno más conocidos es una realidad que llega a España con la intención de luchar con los SUV más vendidos de su categoría y, de paso, hacerse un hueco entre los mejores fuera del asfalto. Nosotros ya lo hemos puesto a prueba.

Nos desplazamos hasta Segovia para probar el nuevo Vitara, que cuenta con mecánicas diésel y gasolina, pero también adoptando la tracción total como una de sus opciones clave como bien ha mantenido a lo largo de su historia. Es, sin duda alguna, uno de los todoterreno de segmento B más capaces en multitud de situaciones.

Fuerzas renovadas

Prueba Suzuki Vitara 2015

Seguramente si recuerdas al Suzuki Vitara lo harás como un coche capaz de pasar desapercibido. El mundo del automóvil ha girado radicalmente desde entonces y ahora se busca un poder de personalización y personalidad sea cual sea el segmento. Más en un mercado de SUV pequeños completo de contrincantes y cada vez con un espíritu más joven.

El Vitara ha sabido reinventarse y se ha amoldado a lo que pide el cliente. Ya no es un coche tan soso ni pasa tan desapercibido. No nos engañemos, el diseño no es demoledor, pero el frontal gana personalidad y agresividad, siempre con un toque simpático. La parrilla toma protagonismo y une unos faros más rasgados y modernos. Más abajo se erige un paragolpes musculoso y unas protecciones plásticas que demuestran su potencial campero.

La trasera es más sosa en términos generales, aunque gana presencia en vivo, del mismo modo que el conjunto puede adornarse con una carrocería bicolor con distintos tonos o llantas de 17 pulgadas. También hay un par de paquetes de estilo URBAN y RUGGED según queramos un acabado más cosmopolita o más campero.

El nuevo Suzuki Vitara 2015 mide 4,17 m de largo, 1,77 m de ancho y 1,61 m de alto, por lo que es significativamente más pequeño que un S-Cross. No se han olvidado los diseñadores de su historia al dotarlo con un ángulo de entrada de 18,2 grados, de salida de 28,2 grados y ventral de 17,4 grados. La altura libre al suelo es de 18,5 cm, por lo que se sitúa entre los mejores de su segmento.

Diseño interior

Prueba Suzuki Vitara 2015

El habitáculo del Suzuki Vitara 2015 es claramente conservador, muy japonés. A pesar de que la carrocería ha dado un paso hacia delante en ese aspecto, el interior ha mantenido su carácter japonés, con un diseño menos evocador y llamativo que la absoluta mayoría de sus rivales occidentales. Eso no significa que hayan hecho un mal trabajo.

De hecho Suzuki ha jugado con los contrastes y se puede colocar una moldura en el salpicadero a juego con el exterior, además de ofrecer una parte central cubierta en plástico negro brillante. Lo que no encontrarás serán plásticos blandos, aunque la sensación de calidad no es mala. Sí que escucharemos algunos crujidos cuando circulemos por terrenos algo irregulares o carreteras mal asfaltadas.

Prueba Suzuki Vitara 2015

Todo es bastante sencillo de usar y de leer, con todos los botones de sistemas electrónicos aglutinados a la izquierda del volante o el control de la tracción total en la consola central. Cuenta con una pantalla central de 7 pulgadas con accionamiento táctil, incluso los botones auxiliares a sus laterales. Funciona bien pero refleja demasiado la luz y a veces no veremos claramente la información. El reloj analógico entre los aireadores centrales es algo extraño en este segmento pero está bien resuelto.

El habitáculo del Suzuki Vitara 2015 es espacioso en términos generales. Las plazas delanteras son amplias y cuentan con unos asientos cómodos que, además, no sujetan nada mal. Atrás es muy espacioso en altura libre para la cabeza y más que adecuado para las piernas. La anchura flojea para tres ocupantes, algo habitual en carrocerías de este tamaño. Por último, el maletero cubica 375 litros, una buena cifra en su categoría con, además, unas formas muy regulares. La banqueta trasera se abate y conseguimos un suelo plano. En cuanto a huecos portaobjetos, falta algún hueco plano donde colocar el móvil rápidamente, pero los disponibles son bastante amplios.

Mecánicas gasolina y diésel

Prueba Suzuki Vitara 2015

El Suzuki Vitara 2015 cuenta con dos mecánicas, ambas de 1.6 litros. Una es de gasolina, atmosférica y con 120 caballos de potencia. La otra es turbodiésel, también con 120 caballos. El gasolina trae de serie un cambio manual de 5 velocidades, pero en junio llegará el automático de 6. El diésel llega con cambio manual de 6 relaciones pero antes de finales de año lo hará también con un automático. Ambos pueden llevar tracción total en opción.

En la prueba hemos podido probar ambos motores y ambas tracciones. En el caso del diésel se trata de un motor que empuja de manera suficiente el coche en cualquier tipo de condición, aunque siempre sin unas reacciones demasiado vivas. Lo mejor de todo es que Suzuki ha conseguido un nivel de refinamiento en cuanto a vibraciones y sonoridad muy elevado. El consumo homologado se cifra en 4 l/100 km con tracción simple. El cambio de marchas manual es bastante preciso y agradable de usar.

En el caso del gasolina, la mecánica atmosférica nos obliga a modificar nuestro tipo de conducción. En condiciones normales empuja bien, pero para obtener respuesta habrá que bajar una buena cantidad de marchas. Lo mejor será llevarlo por encima de 3.000 vueltas. El mayor problema es que el cambio, de tacto agradable, cuenta con unas relaciones algo largas que no dejan exprimir demasiado el motor. El consumo homologado es de 5,3 l/100 con tracción simple y, aunque nuestra prueba no es significativa, doy fe que es capaz de consumir bastante poco. La insonorización, por su parte, está lograda, aunque a altas vueltas se deja notar.

Prueba Suzuki Vitara 2015

El Vitara no es un coche que destaque por dinámica, pero ha conseguido convertirse en un coche ágil en carretera revirada. La suspensión no es especialmente blanda, incluso es un poco seca en según qué terrenos rotos, pero es cómoda. Los balanceos de la carrocería en curva son evidentes pero nada que se salga de la norma o nada que no pudiéramos esperar de un coche de estas características.

Lo que no invita a una conducción dinámica es la dirección. Funciona bien pero es tirando a blanda y aísla completamente al conductor de lo que ocurre en las ruedas. En todo caso, sólo los más puristas podrán quejarse, es un tema que afecta a prácticamente toda su competencia. A altas velocidades está bien aislado en cuanto a rumorosidad del motor y el ruido de rodadura. Tal vez se escuchen algunos ruidos aerodinámicos, pero todo dentro de lo habitual.

Todoterreno

Prueba Suzuki Vitara 2015

El Vitara no ha perdido, a pesar de todo lo anterior, su filosofía campera. Entre los SUV es el más todoterreno, tal vez junto al Jeep Renegade, sólo con mirar las cifras. Pero para comprobar sus capacidades off road la marca nos preparó un recorrido en campo con distintos tipos de obstáculos, desde cruces de ríos a cruces de ejes.

El Vitara tiene un sistema de tracción total con 4 modos. El modo Auto premia la tracción delantera para reducir consumos quedando latente la tracción al eje trasero en el momento en el que haya pérdidas de adherencia. El modo Snow/Mud conecta la tracción total con reparto de potencia variable y el modo Lock bloquea el reparto al 50/50 de forma permanente. Hay un cuarto modo Sport que dinamiza la respuesta del motor, y se nota de forma clara. Además, cuenta con un sistema de control de descensos. Lo que no hay es reductora.

El Vitara en el recorrido off road se comportó perfectamente pasando sin problemas todos los obstáculos. Algunos rivales de su segmento seguramente no hubieran pasado por algunos lugares. La tracción total mantiene el coche en la pista y permite que pasemos por auténticos barrizales con unas roderas que demuestran el potencial de su elevada altura libre. Tal vez la nota más negativa recaiga sobre un ángulo de entrada que puede resultar algo escaso para los más atrevidos.

Prueba Suzuki Vitara 2015

Por su parte, la suspensión se comporta muy bien en este tipo de terreno, copiando bien las irregularidades sin rebotar o transmitir demasiados movimientos al interior. También pudimos probar el control de descensos, con el que bajar cuestas pronunciadas sin necesidad de tocar el freno y a una velocidad controlada. Este sistema es extraño en este segmento.

El Vitara llega a España a un precio que parte de los 16.110 euros con promociones para el motor de gasolina con tracción simple. El diésel más asequible parte de 18.110 euros. Optar por la tracción total es un extra por el que habrá que desembolsar 1.800 euros adicionales.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *