Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático, el pick-up alemán

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático

Los pick-up son vehículos de gran éxito en América, ya sea como vehículos de trabajo o como turismos. En Europa la mentalidad es diferente y las pick-up generalmente se destinan al trabajo, aunque todos los modelos tienen versiones turismo, muy equipadas, que pueden suplir las necesidades de muchas personas que necesitan capacidad de carga sin renunciar a una serie de elementos de confort y prestaciones de turismo.

La primera pick-up todoterreno del Grupo Volkswagen fue el Volkswagen Amarok lanzado en 2010. Esta camioneta ha sido la que hemos querido probar en la sección de pruebas de ActualidadMotor para comprobar lo que es capaz de ofrecer Volkswagen en un segmento en el que modelos como el Toyota Hilux, el Mitsubishi L200 o el Isuzu D-Max tienen mucha más tradición. Hemos conducido el Volkswagen Amarok Highline con motor 2.0 TDI BiTurbo de 180 CV, asociado a tracción permanente 4Motion y cambio automático Tiptronic de 8 velocidades.

Un tipo duro que se hace respetar

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático vista frontal

Todas las versiones turismo del Volkswagen Amarok tienen una carrocería de doble cabina y cuatro puertas. Sus dimensiones exteriores son de 5,25 metros de largo, 1,95 metros de ancho y 1,83 metros de alto. La caja de carga con esta carrocería de doble cabina tiene unas dimensiones de 1,55 metros de largo, con una anchura de entre 1,22 y 1,62 metros mientra que la altura es de poco más de medio metro.

Como cualquier otro pick-up, la apariencia del Volkswagen Amarok es de tipo duro. Muestra un aspecto robusto dadas sus formas cuadradas y su gran tamaño, además de que nuestra unidad de prensa en color negro cuenta con unas estriberas de aluminio y una tapa para la caja de carga de aluminio que le confieren un aspecto mucho más llamativo.

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático vista trasera

El aspecto frontal del Volkswagen Amarok deja ya ver los años del modelo y es completamente diferente al de sus compañeros de marca, que se han ido modernizando recientemente. Solo los faros bi-xenón con luz diurna LED de nuestra unidad de pruebas rejuvenecen el aspecto de este pick-up. No hay grandes alardes de diseño en un vehículo que sobre todo busca ser práctico, si buscamos dotar al Amarok de personalidad habrá que recurrir al catálogo de accesorios, con barras para la caja de carga, distintos recubrimientos para la misma y otros detalles como las estriberas y los protectores del paragolpes delantero en color aluminio. Las llantas de aleación son de 17” y están equipados con neumáticos M+S que tratan de ofrecer el mejor compromiso entre la conducción on y off-road.

Mona vestida de seda

Volkswagen Amarok interior

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda, dice el refrán. En el caso del interior del Volkswagen Amarok sucede algo similar. El pick-up no esconde sus orígenes industriales en un salpicadero de diseño ya desfasado y que solamente recurre a los plásticos duros, lo habitual en su segmento, por otra parte. Está hecho para durar y lo estético queda en un segundo plano. No hay dudas de la calidad de ensamblado, puesto que no se escuchaban ruidos de desajuste ni circulando rápidamente por caminos bacheados ni en conducción off-road.

Nuestro acabado Highline es de los más altos de gama y cuenta con tapicería de cuero de un elegante color marrón en nuestra unidad. La parte de las puertas en la que apoyamos los codos también está recubierto de material mullido del mismo color que los asientos, algo que se agradece. Como punto a favor, destacar los bolsillos de las puertas tapizados en una especie de moqueta.

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático

La ergonomía del puesto de conducción está bien resulta, como es habitual en Volkswagen. Encontramos que la pantalla del equipo multimedia y los mandos de la climatización nos resultan conocidos de otros modelos. En el interior hay una serie de huecos portaobjetos para botellas y otros enseres pequeños, pero si todas las plazas viajan ocupadas y queremos guardar mismamente unas chamarras, tocará llevarlas encima o echarlas a la caja de carga (que de serie va abierta).

El habitáculo del Volkswagen Amarok queda alto, brindando un puesto de conducción elevado que permite divisar perfectamente el tráfico en entorno urbano. Las estriberas no son solo decorativas, también facilitan el acceso a los más bajos o menos ágiles, junto con los asideros que hay para las puertas traseras y el copiloto en los pilares A y B.

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático plazas traseras

El habitáculo es muy amplio para cinco pasajeros y en las plazas delanteras no habrá ningún tipo de problema, la anchura es enorme. En la segunda fila el espacio para las piernas es más que suficiente, ya que al ir sentados en una posición muy erguida no es necesario tanto espacio. La anchura es destacable y tres adultos pueden viajar atrás sin estrecheces.

Los asientos delanteros son cómodos y sujetan muy bien el cuerpo, pero de serie carecen de ajuste lumbar (es opcional) y la verdad es que durante la prueba lo eche en falta en largas distancias. En la banqueta trasera se puede abatir el respaldo de una pieza, o se pueden subir las banquetas es dos partes (60:40) si se quieren cargar algunos objetos y no queremos que se manche la tapicería.

Se lo carga todo, como la C15

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático

La principal virtud del Volkswagen Amarok es su capacidad de carga. De serie puede transportar hasta 948 kilos en su caja, pero con la suspensión reforzada Heavy-Duty de nuestra unidad, que cuenta con más hojas en las ballestas traseras, la capacidad aumenta hasta los 1147 kilos. Las dimensiones de la zona de carga permiten albergar un europalé como el que cargamos para una parte de la prueba con más de 500 kilos en sacos de cemento.

Hay varios cerramientos opcionales para la carga, como la tapa de nuestra unidad, una tapa-persiana y un techo alto canopy. Sin duda la persiana es la más práctica, ya que permite cerrar la caja al mismo tiempo que es posible llevar la persiana recogida y disfrutar de la caja abierta. Con la tapa de nuestra unidad cargas muy altas no caben. Sin ningún tipo de cerramiento el Amarok puede ser poco práctico en el día a día.

En la caja podemos encontrar algunas argollas de sujeción. En la luz de freno también hay una luz que ilumina la caja y que se enciende desde el interior, aunque con el recubrimiento de nuestra Volkswagen Amarok es inútil. La portezuela trasera no va con el cierre centralizado y el cierre de la tapa de aluminio se efectúa con una llave adicional. Si no se abre la tapa no se puede abrir la portezuela. La tapa cuenta con unas gomas que hacen la zona de carga casi totalmente estanca (puede colarse alguna gotilla, nada grave).

Al volante

Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV

Llegados a este punto, es el momento de poner a prueba el Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo de 180 CV con tracción 4Motion permanente y cambio automático. El motor es audible desde el habitáculo al ralentí o cuando circulamos a bajas velocidades, pero en materia de vibraciones está bien resuelto y pocas son las que llegan al habitáculo. El Stop & Start con su buen funcionamiento hará que las paradas en el tráfico urbano sean más tranquilas, además de ahorrar combustible.

La caja de cambios automática de ocho velocidades ofrece unos cambios lo suficientemente rápidos y suaves para un vehículo como este. El conductor puede escoger entre el modo de conducción normal o el Sport desde la caja de cambios. El segundo apura más las revoluciones, cambiando más tarde y circulando normalmente una marcha por debajo que en modo normal. Si queremos circular con agilidad o vamos con carga, el modo Sport es de gran ayuda ya que contamos con una respuesta más inmediata y mayor reserva de potencia. El modo normal prioriza los consumos recurriendo a los desarrollos más largos.

Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV

El cambio automático tiene los modos normal y Sport, pero no hay levas en el volante

La dirección del Volkswagen Amarok no se siente excesivamente desmultiplicada y ofrece un buen peso, pese a transmitir poco. Esto permite que el manejo del volante sea similar al de un turismo, sin tener que hacer excesivas correcciones y pudiendo atacar las curvas con decisión. El freno es el aspecto más llamativo de la conducción de este pick-up, dado que tiene un tacto esponjoso y poco dosificable al que tendremos que acostumbrarnos.

prueba-volkswagen-amarok-highline-biturbo-4motion-2

Uno de los aspectos más sorprendentes del Volkswagen Amarok es su calidad de rodadura, especialmente con buen firme. Tras haber viajado más de 700 kilómetros por autovías con este Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo de 180 CV, puedo decir que se trata de un coche cómodo. El aislamiento acústico es bueno y los ruidos de rodadura y aerodinámicos pueden ser los más notables, pero nunca molestos. Además, en firmes en buen estado la suspensión tiene un buen comportamiento.

La suspensión es un elemento que necesita especial atención en todos los pick-ups. El eje trasero de ballestas peca de ser seco y rebotón en zonas muy rotas o grandes resaltos, pero si el firme es bueno no hay ningún problema. Cuando metemos carga en la caja, como los 500 kilos de cemento, la trasera se nota más asentada y menos rebotona. Esa sequedad de la suspensión se traduce en un menor confort, especialmente para los pasajeros traseros.

Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV

El comportamiento dinámico del Volkswagen Amarok me ha parecido francamente sorprendente. Permite atacar zonas reviradas de curvas con una confianza inusual para un vehículo con esta configuración. La carrocería se inclinará, pero apoyará con firmeza mientras que los asientos sujetan nuestro cuerpo. Muestra muy buena capacidad de tracción con la tracción permanente 4Motion y tiene un comportamiento bastante neutro. El subviraje será el primero en aparecer, salvo que el eje trasero pille algún bache o roto importante en apoyo. En estas circunstancias, notaremos como la zaga hace amago de perder la trayectoria, con un sobreviraje, pero las ayudas electrónicas dejan todo en un “susto”.

La ciudad no es el entorno más amigable para el Volkswagen Amarok. Aunque la gente nos respete y nos deje sitio, sus dimensiones y su considerable radio de giro de 13 metros hacen que en ocasiones tengamos que hacer más maniobras de la cuenta. No obstante, la cámara de aparcamiento y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros son de una gran utilidad. Desde el puesto de conducción la visibilidad es buena ya que hay mucha superficie acristalada en todas las direcciones.

Cuadro relojes Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático

Si hablamos de consumos has de saber que los 7,7 litros que homologa el Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo de 180 CV con cambio automático son imposibles de conseguir. Durante nuestra prueba el consumo más bajo que obtuvimos por carretera fue de 8,6 litros, mientras que en autovías hace marcas de entre 8,9 y 9,0 litros.

En ciudad llegar a los 12 litros no será difícil y con los 500 kilos de cemento logramos una media de 10 litros (muy buena), la misma que si vamos en vacío haciendo uso de las máximas capacidades que brinda este motor. La media total de nuestra prueba fue de 9,5 litros.

Volkswagen Amarok en conducción off-road

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático cruce ejes

La utilidad de un pick-up como el Volkswagen Amarok fuera del asfalto puede quedar en entredicho. Si lo que se busca en poder llegar a sitios alejados de la carretera sin excesiva dificultad no hay ningún problema. La generosa altura libre al suelo de casi 25 centímetros, los recorridos de la suspensión y la tracción total 4Motion serán nuestros aliados. Sirve perfectamente como vehículo de carga para entornos rurales u obras.

Es en una conducción off-road más complicada cuando salen a relucir las carencias. Además de que esta versión no tiene reductora (los Amarok de tracción conectable sí la tienen), su larga batalla y el gran voladizo trasero dificultan algunas maniobras. No sería difícil llegar a pegar con el culo en alguna zanja mientras tratamos de sortearla. Las faldillas que monta son de plástico bastante rígido y podrían llegar a dañarse. Además, el angulo ventral de nuestra unidad de pruebas se ve disminuido por las estriberas.

Equipamiento Volkswagen Amarok

De serie

Volkswagen Amarok básico

  • Llantas de chapa de 16″
  • Asientos delanteros regulables en altura
  • Ayuda al arranque en cuesta
  • Control de descensos
  • Aire acondicionado
  • Radio RCD 210

Trendline (añade al anterior)

Volkswagen Amarok Trendline

  • Paragolpes delantero pintado en color carrocería
  • Faros antiniebla
  • Retrovisores de ajuste eléctrico calefactados
  • Llantas de aleación de 16″
  • Asidero en el pilar A
  • Compartimentos bajo los asientos delanteros
  • Toma de 12V en salpicadero
  • Climatizador bizona
  • Control de crucero
  • Ordenador de abordo
  • Radio CD con Bluetooth

Highline (añade a Trendline)

Volkswagen Amarok Highline

  • Cromados en el paragolpes delantero
  • Cristales traseros tintados
  • Paragolpes trasero cromado
  • Llantas de aleación de 17″
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Navegador

Precios Volkswagen Amarok

Prueba Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático vista frontal

Carrocería Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Cabina simple 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Trasera - 30.438 euros
Cabina simple 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Total conectable - 31.994 euros
Cabina simple 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total conectable - 34.910 euros
Doble cabina 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Trasera - 28.205 euros
Doble cabina 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Total conectable - 29.681 euros
Doble cabina 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Total permanente - 30.298 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total conectable - 31.992 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total permanente - 32.585 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV AT 8V Total permanente - 34.763 euros
Doble cabina 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Total conectable Trendline 35.263 euros
Doble cabina 2.0 TDI 140 CV Manual 6V Total permanente Trendline 35.694 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total conectable Trendline 37.747 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total permanente Trendline 38.649 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV AT 8V Total permanente Trendline 42.598 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total conectable Highline 42.179 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV Manual 6V Total permanente Highline 43.069 euros
Doble cabina 2.0 TDI 180 CV AT 8V Total permanente Highline 47.145 euros

Opinión del editor

Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
30.438 a 47.745

    • Volkswagen Amarok 2.0 TDI BiTurbo 180 CV 4Motion Automático
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 7 de Marzo de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 70%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 60%
    • Plazas delanteras
      Editor: 80%
    • Plazas traseras
      Editor: 80%
    • Maletero
      Editor: 100%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 75%
    • Confort
      Editor: 70%
    • Precio
      Editor: 50%

    Resumen: El Volkswagen Amarok es el pick-up de la marca, que en su versión más potente utiliza un motor 2.0 TDI BiTurbo de 180 CV que puede estar asociado a cambio automático de ocho velocidad y tracción total permanente.

    Pros

    • Habitabilidad interior
    • Comportamiento y confort
    • Capacidad de carga

    Contras

    • Ángulo ventral y de salida
    • Confort eje trasero
    • Precio

    Galería de imágenes:

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   Sergio Ruiz González dijo

      En España no se suele utilizar pick-up en comparación con Estados Unidos. Aquí se apuesta más para el trabajo furgonetas comerciales, y para turismo mucho menos se utilitza aquí, se suele apostar en zonas de montaña todoterrenos directamente. Y la verdad que no desagradan, lo que no se si es cuestión de costumbres o precios.

    Escribe un comentario