Prueba Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION, savia nueva

Prueba Volkswagen Tiguan

Esta semana en Actualidad Motor ponemos a prueba a una interesante opción dentro del segmento SUV. Se trata del nuevo Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION, la segunda generación de este modelo, que era presentada a finales de 2015. La primera generación del Tiguan llevaba desde 2007 en el mercado y había llegado a vender más de 2,5 millones de unidades, así que esta segunda promete y mucho.

Se trata de una renovación total, nada que ver con otros lavados de cara. El motivo principal es la adopción de la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen. Este cambio ha propiciado que el nuevo Tiguan sea más grande que el anterior. También tendrá un aspecto más robusto gracias a los cambios en el exterior y se pone al día en cuanto a tecnología al incluir las últimas novedades de la marca.

Ganando presencia

Prueba Volkswagen Tiguan

Una de las claves del nuevo Tiguan es su diseño exterior. Gana en presencia y tiene un aspecto muy robusto con un frontal de líneas muy marcadas. En esta zona destaca la parrilla que cuenta con tres listones horizontales que van a parar a los faros Full LED que incluye nuestra unidad de pruebas. En acabados inferiores serán opcionales y vendrán de serie faros halógenos. Por debajo tendremos unas tomas de aire y una parrilla inferior dividida en dos por una lama horizontal. Abajo del todo quedan situadas las luces antiniebla.

El perfil es una de las zonas más destacadas de este Volkswagen Tiguan. Parte de la culpa la tienen las enormes llantas de 19 pulgadas que equipa nuestra unidad y que son opcionalmente, pues le dan un aspecto muy deportivo. También llama la atención el hecho de que todos los bajos de la carrocería estén cubiertos por un plástico negro que da un aspecto más campero, al igual que las barras del techo. La cintura queda muy marcada por una nervadura que lo atraviesa longitudinalmente y que queda a la altura de las manecillas de las puertas.

En la zaga sigue la robustez del conjunto y nos encontramos unos pilotos traseros con forma de ‘L’ tumbada, que quedan a la altura de la nervadura de la que hablábamos. Tenemos una luneta y un portón de dimensiones considerables, algo que resalta sus condiciones SUV. La parte inferior también cuenta con protecciones plásticas y asoma una salida del escape doble. En resumen unas líneas muy marcadas y cargadas de personalidad que le sirven para desmarcarse de su antecesor.

Más grande

Prueba Volkswagen Tiguan

Y como decíamos una de la claves que venía con la plataforma MQB, era el aumento de las dimensiones del Tiguan. Mide de 4,49 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,64 metros de alto. Esto supone un crecimiento de 6 centímetros de longitud, de 3 centímetros de anchura, mientras que altura disminuye 3,3 centímetros. La distancia entre ejes también ha crecido casi 8 centímetros y ahora se coloca en 2,68 metros. Estas nuevas cotas también conseguirán una mejora aerodinámica y tiene un coeficiente de 0,37 Cx.

Como podemos imaginar este crecimiento se ve reflejado en el interior del Tiguan y tendrá una habitabilidad por encima de la media del segmento. Las plazas delanteras son muy cómodas y amplias en todas sus cotas. Los asientos no buscan la deportividad pero sujetan bastante nuestro cuerpo, por lo que los consideramos un acierto. Aunque donde verdaderamente destaca es en las plazas traseras.

Prueba Volkswagen Tiguan

Atrás tendremos un espacio sorprendente, tanto para las piernas como para la cabeza. El acceso a estas plazas es sobresaliente, con unas puertas grandes y de gran apertura. La anchura de esta segunda fila será capaz de acoger a tres adultos, aunque con limitaciones, pues la plaza central es bastante más estrecha. Aún así, el túnel de transmisión no es demasiado pronunciado y no molestará demasiado.

Si pasamos al maletero nos encontramos con una capacidad de 520 litros, bastante mejor que la primera generación. Una de las ventajas es que la segunda fila de asientos se puede desplazar, ganando hasta 18 centímetros de espacio y obteniendo 615 litros de capacidad. El portón es eléctrico (opcionalmente) y nos deja una boca de carga ancha y unas formas muy aprovechables. Tendremos un compartimento para separar la carga y si decidimos abatir los asientos se quedan 1.655 litros de capacidad.

Tecnología a la altura

Prueba Volkswagen Tiguan

Otro de los puntos que destacamos al principio de la prueba era la puesta al día en materia tecnológica. Uno de los puntos más llamativos del nuevo Tiguan es que puede montar la instrumentación digital, que recibe el nombre de Active Information Display. Su diseño y funcionamiento es el mismo que el Virtual Cockpit de Audi, es decir, una pantalla de 12,3 pulgadas que permite personalizar la información que queremos ver. Además en nuestra unidad también se equipaba el head-up display para visualizar la información sin apartar la vista de la carretera.

En la consola central se aglutinan el resto de controles que podamos necesitar en el vehículo. Está presidida por una pantalla táctil de 8 pulgadas que nos sirve para manejar el sistema multimedia y otras opciones. Cuenta con una conectividad notable con Android Auto y Apple CarPlay. Además será perfecta para visualizar la imagen de las múltiples cámaras que lleva el Tiguan. Aparcar será hasta fácil gracias al Area View opcional, que nos muestra el coche a vista de pájaro. Si esto no es suficiente, también puede equipar el Park Assist que hace la maniobra por nosotros.

Prueba Volkswagen Tiguan

Por debajo de la pantalla tenemos los controles del climatizador trizona, que puede tener una temperatura independiente para las plazas traseras. En la zona de la palanca de cambios tendremos una serie de botones como el de arranque, el del freno de mano eléctrico o el mando del control de tracción 4MOTION. Otra de las cosas que no podremos pasar por alto es la calidad percibida que tiene el SUV alemán.

Es otra de las cosas que mejora, pues presenta buenos materiales, como el cuero del volante y de los asientos. En el salpicadero y las puertas nos encontraremos plásticos que no desentonan demasiado y que tienen buenos ajustes. En la consola central y en el volante aparecen molduras Piano Black. Para terminar con el interior, nos llama la atención la cantidad de huecos portaobjetos que tiene y la capacidad de los mismos. Incluye uno incluso en la parte superior del salpicadero.

2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION

Prueba Volkswagen Tiguan

La gama de motores del Volkswagen Tiguan tiene bastantes opciones donde elegir y nosotros hemos podido probar una de las más equilibradas. El 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION tiene una denominación bastante larga, pero en resumen se trata del diésel de potencia intermedia ligado a un cambio automático de doble embrague y con tracción total. Para dar un repaso hablaremos de que entre los gasolina solo habrá la opción de escoger el 1.4 TSI con 125 o 150 CV o el 2.0 TSI con 180 CV.

Entre los diésel habrá bastantes más opciones aunque todas ellas giran alrededor del 2.0 TDI. Este diésel de cuatro cilindros turbo y 2.0 litros puede escogerse con 115, 150, 190 0 240 CV y permite elegir entre un cambio manual de seis velocidades o el automático de doble embrague DSG con siete relaciones. Del mismo modo la mayoría de versiones podrán escogerse con la tracción total 4MOTION que hoy tenemos entre manos.

Si nos centramos en la mecánica que lleva la unidad de pruebas tenemos que decir que tendrá unas prestaciones discretas. Con 150 CV y 340 Nm es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h. La parte positiva serán los consumos y las emisiones de CO2, pues homologa 5,7 l/100km en ciclo mixto y emite 149 g/km.

En marcha

Prueba Volkswagen Tiguan

Toca ponerse en marcha con el Volkswagen Tiguan y lo hacemos desde su elevado puesto de conducción desde el que controlamos la carretera. El 2.0 TDI tiene un arranque bastante suave para lo que acostumbran este tipo de mecánicas y apenas se filtran ruidos ni vibraciones al habitáculo. Se ha hecho un buen trabajo de insonorización porque ni siquiera cuando empezamos a rodar con él notamos demasiado los ruidos aerodinámicos, a pesar del tamaño de su carrocería.

El 2.0 TDI de 150 CV y 340 Nm de par presenta las mismas características que en otros modelos. Destaca por una entrega de potencia lineal y aprovechable, así como un buen empuje desde abajo. Lo cierto es que podíamos llegar a pensar que esta mecánica sería insuficiente para mover sus más de 1.600 kg de peso, pero nada de eso. El Tiguan se mueve con soltura y aunque no entregue una potencia notable, será suficiente para la mayoría de situaciones cotidianas.

Prueba Volkswagen Tiguan

El tacto del DSG de este modelo nos gusta. Las transiciones entre marchas son bastante suaves y los modos de conducción nos ayudan a ganar precisión en función del uso que vayamos a darle. Si queremos una conducción tranquila y ahorradora basta con poner el modo ECO para que los cambios se hagan sin apurar y además el cambio se desacopla cuando no aceleramos y entra el ‘modo vela’. Si queremos sacar todo el rendimiento tendremos el modo Sport, que apura las marchas y ofrece un tacto algo más duro.

Con los modos de conducción también se modifican otros parámetros como la dirección, la respuesta del acelerador o la suspensión. De la dirección tenemos que decir que tiene un tacto demasiado asistido y artificial incluso en modo Sport. La suspensión nos ha gustado más debido a su correcta puesta a punto. Busca el confort pero sin sacrificar su dinámica y por lo tanto encontraremos un equilibrio muy válido para la mayoría de situaciones.

Off road… ¿why not?

Prueba Volkswagen Tiguan

La segunda generación del SUV tiene también un enfoque más campero, con algunas concesiones a la conducción fuera del asfalto. Nuestra unidad por suerte equipaba la tracción 4MOTION, que es integral y que en condiciones normales entrega la potencia a las ruedas delanteras, pero que también se la mandará a la trasera en caso de pérdida de tracción. Por lo tanto consideramos que era conveniente poner a prueba esta faceta del Volkswagen Tiguan.

Las versiones con tracción total tienen una altura libre al suelo algo superior y eso es una ventaja. Para que veamos la diferencia con su predecesor basta con decir que este cuenta con un ángulo de ataque de 25,6 grados, mientras que antes era de 18,3 grados. Esto nos hace coger confianza y salir a algunas pistas de tierra, aunque sin buscar demasiadas complicaciones, ya que no estamos ante un verdadero todoterreno.

Estamos en invierno y durante la prueba con el Volkswagen Tiguan tuvimos una interesante nevada. Nos sirvió para ver como se movía en este terreno con los distintos modos del 4MOTION Active Control, que nos permite escoger entre Nieve, Carretera (con los cuatro modos de los que hablamos antes), Off Road e Individual. Con el primer modo conseguimos rodar satisfactoriamente por la nieve de forma segura y sin tener problemas. Sin duda esta tracción será la opción ideal para aquellos que quieran sacarle el máximo partido al Tiguan.

Conclusiones

Prueba Volkswagen Tiguan

La segunda generación del Volkswagen Tiguan es un modelo totalmente nuevo que quiere triunfar entre los SUV. En el exterior consigue robar algunas miradas gracias a un aspecto robusto y con mayor personalidad que su antecesor. También es más grande, con lo que conseguiremos una mayor habitabilidad y espacio para su habitáculo. Además nos encontramos con un interior de calidad y provisto de las últimas tecnologías de la marca.

Lo hemos conducido con el motor 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION. Es una opción equilibrada y no echaremos en falta potencia de más. El cambio automático es suave e incita al confort y la tracción total nos dará un vehículo más aprovechable en todo tipo de situaciones. Los consumos durante la semana de prueba rondaron los 7 l/100km haciendo una conducción muy variada, cifras que no destacan en un modelo de sus características.

Equipamiento del Volkswagen Tiguan

Edition

Prueba Volkswagen Tiguan

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Asistente de mantenimiento de carril ‘Lane Assist’
  • Sistema de vigilancia del entorno ‘Front Assist’ con freno de emergencia en ciudad
  • Regulador de velocidad con limitador de velocidad
  • Sensores de luz y lluvia
  • Faros antiniebla con sistema de iluminación en curva

Advance

Prueba Volkswagen Tiguan

  • Equipamiento Edition
  • Asientos delanteros confort
  • Regulación de las luces de carretera ‘Light Assist’
  • Asistente de aparcamiento ‘Park Assist’ con ‘Park Pilot’
  • Climatronic de tres zonas con regulación desde zona trasera
  • Pantalla multifuncional premium con display multicolor
  • Selector de modos de conducción

Sport

Prueba Volkswagen Tiguan

  • Equipamiento Advance
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Asientos confort de primera clase delante
  • Molduras cromadas en las ventanillas laterales
  • Faros LED para luz de cruce y de carretera, con luz de marcha diurna LED y luz de conducción en curva
  • Volkswagen Digital Cockpit
  • Control de crucero adaptativo

Precios Volkswagen Tiguan en España

Prueba Volkswagen Tiguan

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
2.0 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Edition 28.030 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Edition 29.920 euros
1.4 TSI 125 CV Manual 6v Delantera Edition 26.990 euros
2.0 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Advance 31.800 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Advance 33.710 euros
2.0 TDI 150 CV DSG 7v Delantera Advance 35.800 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Motion Advance 37.090 euros
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4Motion Advance 39.110 euros
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Advance 32.160 euros
1.4 TSI 150 CV DSG 6v Delantera Advance 34.180 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Sport 36.490 euros
2.0 TDI 150 CV DSG 7v Delantera Sport 38.570 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Motion Sport 39.820 euros
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4Motion Sport 41.830 euros
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4Motion Sport 42.720 euros
2.0 TDI 240 CV DSG 7v 4Motion Sport 47.760 euros
2.0 TSI 180 CV DSG 7v 4Motion Sport 42.680 euros

Opinión del editor

Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
26.990 a 47.760

    • Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 13 de Febrero de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 75%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 85%
    • Maletero
      Editor: 75%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 65%
    • Confort
      Editor: 75%
    • Precio
      Editor: 60%

    Resumen: El Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150 CV DSG 4MOTION es la segunda generación del SUV alemán. Se trata de un modelo nuevo que mejora en todos sus aspectos.

    Pros

    • Estética robusta y atractiva
    • Habitabilidad notable
    • Capacidades con tracción 4MOTION

    Contras

    • Consumos algo elevados
    • Tacto de la dirección bastante artificial
    • Precio bastante alto

    Galería de imágenes del Volkswagen Tiguan

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *