Prueba Volvo XC90 T6 320 CV, superándose a sí mismo

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Cuando llevas 12 años en el mercado es porque algo has hecho bien. Volvo se atrevió a ofrecer su primer SUV grande, el XC90, y lo convirtió rápidamente en una referencia en multitud de aspectos, a destacar la seguridad. Por eso los suecos se ha tomado su tiempo antes de dar vida al nuevo Volvo XC90, una nueva generación que ponemos a prueba y que apunta maneras para convertirse, de nuevo, en toda una referencia.

Son años a la cabeza de un segmento que, con pocos meses de diferencia, también ha visto cómo se renovaba uno de sus mayores rivales, el Audi Q7. Lo nuevo de Volvo no sólo apuesta por una nueva estética, sino también por nueva tecnología, ahorro de peso e, incluso, una nueva gama de motores. Para que te hagas una idea, se acabaron los motores de más de 4 cilindros y 2.0 litros. Sin ir más lejos, nos hemos subido al XC90 T6 con motor 2.0 turbo de 320 caballos de potencia. Y no es la versión más prestacional y poderosa.

El martillo de Thor

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

La nueva clave estilística de Volvo gira entorno a la fuerza, la dureza. Es por ello que han denominado el martillo de Thor su nueva aplicación LED en las luces diurnas. Es algo que encontraremos en todos y cada uno de los futuros modelos de la marca sueca, con un estreno en el XC90 que enfatiza su poderío. No es complicado en formas, pero sí más estilizado que su antecesor. Mide 4,95 metros de largo, 1,92 metros de ancho y 1,77 metros de alto.

Es un coche grande y robusto en el que hay que destacar una cosa; tiene bastante aspecto de familiar sobre elevado. La culpa la tienen las líneas curvas que se entrelazan con las aristas que forman la carrocería. No faltan detalles propios de Volvo. En el frontal hay una gran parrilla con el logotipo de la marca en gran tamaño o unos faros con iluminación Full LED.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Atrás está presente el sello más característico de la marca, sus pilotos verticales que suben por el último pilar. Es reconocible, pero a la vez se han trabajado más esos detalles, creando un coche con más empaque y mayor distinción. En definitiva, se ve tan discreto como dispuesto a emanar opulencia en su diseño. Al fin y al cabo es la punta de lanza de Volvo, y debe demostrarlo en tecnología y eficiencia, también en imagen.

La versión Inscription que probamos es la tope de gama, y recurre a detalles específicos. Por ejemplo, los escapes rectangulares en lugar de los circulares o las inscripciones grabadas en las molduras cromadas laterales con el logotipo Inscription. Más allá, podemos aderezar el conjunto con elementos como las llantas de hasta 21 pulgadas o el siempre bienvenido paquete deportivo R-Design.

Lujo a la escandinava

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Los interiores Volvo se entienden sólo de una manera, basada en el minimalismo. Así ocurre en el Volvo XC90, que estrena también un nuevo diseño y disposición de mandos que veremos replicado en futuros lanzamientos, sin ir más lejos, el nuevo Volvo S90. El sistema multimedia cobra protagonismo, siendo una de las mayores apuestas tecnológicas de Volvo. Se basa en una pantalla táctil vertical con un sistema Sensus opcional que aglutina multitud de funciones del propio coche.

Se elimina buena parte de los botones, dejando sólo algunos botones básicos como el de volumen justo por debajo. La climatización, la activación de sistemas de seguridad, la radio, el navegador, incluso el propio manual de usuario, se inscriben en este sistema multimedia. Funciona de forma eficaz y rápida, aunque el hecho de aglutinar tanta información nos demandará acabar buscándola como si lo hiciéramos en un smartphone. Por cierto, en mi caso, con Samsung Galaxy S5, la conexión Bluetooth con el coche ha sido excesivamente complicada.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

El cuadro de mandos también se transforma en una pantalla digital de hasta 12,3 pulgadas ahora más personalizable. Se pueden elegir distintos temas y qué información queremos que aparezca. Es sencillo y nos aporta todo lo que necesitamos. El diseño del salpicadero es, como decíamos, minimalista. Más cuando hay práctica ausencia de botones. Es personalizable con distintas molduras y colores.

Destaca por calidad, con material mullido en prácticamente toda la superficie. Falla, puede que en esta unidad en concreto, la pieza cubierta de cuero que se extiende por el lateral de la consola central en el lado del conductor. Parece endeble y mal ajustada, al menos en esta unidad. Hay detalles finos como el botón de arranque, que no deja de ser un joystick, o el control para los modos de conducción, una ruleta en la consola central.

Hasta 7 pasajeros

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Volvo ofrece en su nuevo XC90 la posibilidad de viajar con hasta 7 ocupantes. Hay versiones de 5 pasajeros (las más básicas) y de 7, siendo la nuestra esta última. Su tamaño exterior nos deja una cotas de habitabilidad interior más que aceptables, con unas plazas delanteras amplias y con unos asientos con multitud de regulaciones eléctricas. Los asientos pueden ser climatizados, del mismo modo que lo puede ser el volante.

Atrás hay espacio para tres personas en anchura, el problema es que el asiento central no es cómodo. En más estrecho, más duro y con una forma más caprichosa. Culpa de ello es que integra un sistema que eleva el asiento para poder colocar a un niño sin necesidad de usar un elevador infantil. Por lo demás hay hueco para las piernas y para la cabeza suficiente como para correr hacia delante los asientos y ganar algo de hueco en la tercera fila.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Tercera fila de asientos del Volvo XC90

Son dos asientos los que hay atrás que se pueden abatir y quedan integrados en el suelo del maletero. Se despliegan y pliegan de forma sencilla y, en realidad, resultan bastante aprovechables para medidas de algo más de 1,70 si ganamos, como mencionábamos anteriormente, unos centímetros extra corriendo la fila central. Como detalle si viajamos sin pasajeros podemos, desde el propio sistema multimedia, abatir los reposacabezas de la segunda y tercera fila.

Hay multitud de huecos portaobjetos, como un hueco con tapa en la consola central que hace las veces de posavasos. Bajo el reposabrazos central que, por cierto, no es regulable, hay otro hueco con tapa. Atrás también hay algunos huecos en las puertas y redes tras los asientos delanteros. La tercera fila goza de reposabrazos, pequeños huecos con tapa y posavasos, todo un detalle, por no hablar de que también llega la climatización con aireadores configurables.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Maletero con los siete asientos habilitados

El maletero del Volvo XC90 cubica 692 litros con dos filas de asientos disponibles. Si optamos por desplegar los asientos de la tercer fila entonces nos quedamos con un espacio de 314 litros. Al contrario, si prescindimos de la segunda fila de asientos, queda un suelo completamente plano de hasta 1.860 litros.

Pero ojo, porque si queremos abatir los asientos tendremos que ir a ellos y usar sus tiradores. Sorprendentemente no hay tiradores en el maletero que abatan la segunda fila desde allí. Por el contrario, sí hay un portón del maletero eléctrico y con apertura manos libres. Además, con la suspensión neumática podemos elevar o bajar la altura de la boca de carga para facilitar el acceso. Funciona de forma sorprendentemente rápida y sin necesidad de tener el motor encendido.

Apuesta por la eficiencia

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Volvo, con su nueva generación, ha apostado fuertemente por la eficiencia. Tanto que mientras otros fabricantes hacen uso de mecánicas de seis cilindros para muchas de sus versiones, el Volvo XC90 sólo utiliza mecánicas 2.0 turbo de 4 cilindros, ya sea para motores diésel o gasolina. La gama diésel va de 190 caballos hasta 224 caballos de potencia. La gama gasolina hace lo propio desde los 254 caballos hasta los 320 caballos. Se suma un híbrido enchufable T8 con 408 caballos.

La versión T6 de 320 caballos es la que nos ocupa, y lo cierto es que hay que hablar de refinamiento. Es un motor que, a pesar de su arquitectura, resulta tremendamente bien aislado en cuanto a sonido y vibraciones, siendo apenas perceptible desde el interior. De hecho, el aislamiento es tan notable que si no le exigimos parece que vayamos en alguna suerte de coche eléctrico.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

También es progresivo, sobre todo cuando circulamos en modo Eco, en el que ni sabemos en qué marcha lo hacemos. El cambio automático de convertidor de par, de última generación, cuenta con 8 velocidades. No hay levas de cambio tras el volante de serie en todas las versiones, por lo que habrá que usar la palanca para utilizar el modo secuencial. Y lo cierto es que es un poco engorro. Ocurre que cuando se activa el modo vela, el coche deja de retener, incluso nos deja frenar un poco sin llegar a engranar de nuevo. El problema es que para engranar tendremos que darle un pisotón más brusco al freno o tirar de palanca. Con unas levas en el volante sería todo una operación más sencilla. Por lo demás, es un cambio suave y lo suficientemente rápido.

El motor es voluntarioso a pesar de las casi dos toneladas a las que se va este Volvo XC90 T6. Lógico, por otra parte, gracias a sus 320 caballos y a sus 400 Nm de par. No hay momento en el que el coche se note falto de potencia, e incluso exigiéndole sigue manteniendo la progresividad. En modo Sport es algo más vivo y reactivo, pero hay una diferencia abismal entre los diferentes modos de carretera. Culpa de ello lo tiene el compresor volumétrico que también llena los cilindros del T6, ofreciendo un avance más progresivo y un rango de revoluciones más lleno desde abajo.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Los consumos son comedidos para su tamaño, aunque elevados en términos generales, como es lógico en un coche de su potencia, tamaño y peso. El consumo medio tras finalizar los casi 650 km de prueba fue de 9,7 l/100 km. En ciudad es muy complicado bajar de 12 l/100 km, mientras que en carretera es sencillo rondar los 6-6,5 l/100 km. El sistema Stop/Start funciona rápido y suave, pero no acaba de combinarse a la perfección con el cambio automático. Debería o de parar el motor tal cual nos detenemos o hacerlo bastante antes, en vez de quedarse a medias, pues es complicado adelantarte a él para no parar y arrancar sin necesidad.

Máximo confort

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

El Volvo XC90 se propone como un coche rutero y cómodo, una berlina sobre elevada en cierto modo. El espacio interior ya amplía esa experiencia, pero también lo hace a través de una suspensión neumática opcional que sí llevaba nuestra unidad. Se regula según la situación, pero podemos anteponer nuestros parámetros a través de los modos de conducción. El modo Sport la endurece para afrontar tramos de curvas, también reduce la altura de la carrocería. Por su parte, el modo Eco reduce la altura de la carrocería manteniendo un alto grado de confort a la vez que se mejora la aerodinámica.

No es un coche de corte deportivo, pero sorprende lo fácil de llevar que es en tramos revirados. Falta la confianza que nos quitan los balanceos y las inercias, pero nada fuera de los parámetros propios de cualquier SUV. Aquí el motor nos permite una conducción más espirituosa sin complicaciones ni remilgos. Sorprende cómo un bloque de sólo 2.0 litros puede mover con esta soltura y progresividad casi 2.000 kilos.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

En carretera, a mayores velocidades, aísla perfectamente el habitáculo del exterior, lo que te permite una conversación fluida en el interior o disfrutar del sistema de sonido Bowers&Wilkins opcional con diferentes modos configurables. Toda una experiencia. En realidad nos deja claras sus intenciones. Pretende filtrar todo lo que ocurre en el exterior, incluyendo una perfecta actuación de las suspensiones, creando un ambiente de lujo y comodidad propio de las más altas berlinas. ¿Que perdemos a cambio? Pues un tacto realista de la dirección o sencillamente una conexión con la mecánica, algo que seguro nadie busca en un coche de estas características.

Off road

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

El Volvo XC90 no es un todoterreno, sino un SUV de gran tamaño con ciertas aptitudes off road. La ventaja del sistema de suspensión neumática es que tenemos disponible un modo off road que eleva la carrocería al máximo. Con él activado tenemos también un control de descensos que nos permite dosificar automáticamente la frenada en pendientes. La tracción total AWD es de serie en los modelos más potentes (D5, T5 y T6), pero los neumáticos son más bien deportivos, por lo que en suelos resbaladizos no hay más garantía que el agarre de unos neumáticos que sufrirán buscando tracción en un terreno que no es el suyo.

No en vano, para un uso esporádico fuera de asfalto se las apaña bien. Sus ángulos no son especialmente agraciados, como ocurre con cualquier SUV. La ventaja es que la suspensión, al menos la neumática de nuestra unidad, se dispone a filtrar con buenos resultados los terrenos rotos, por lo que sigue resultando cómodo incluso fuera de las vías pavimentadas.

Conclusiones

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

El Volvo XC90 es toda una referencia en varios apartados, entre los que destaca la seguridad. No sólo ha conseguido 5 estrellas, sino que ha conseguido la máxima puntuación de 2015 en EuroNCAP. Esto demuestra que el compromiso de Volvo sigue estando vigente y que ha creado de nuevo un punto donde el resto de competidores debe referirse. La tecnología y la eficiencia han sido otras de sus claves.

Por un lado, deja de lado los motores grandes para dar cobijo a unidades más pequeñas y responsables. No se ha perdido refinamiento y sigue ofreciendo grandes dosis de calidad de rodadura, ahora aderezada con unos consumos sensiblemente menores, mayores prestaciones y mejoras en elementos como la caja de cambios automática de 8 velocidades.

La tecnología es también otro de sus atributos destacando, además de todo el elenco de tecnología para la seguridad, la integración del cuadro de mandos digital o el nuevo sistema multimedia Sensus con un funcionamiento similar a un smartphone. No falta de nada, pero hay que tener claro que para usarlo hay que echarle unas horas para aprender dónde se encuentra cada cosa. Es tal vez más problema de equipar de todo que del propio sistema.

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

El XC90 sigue siendo la punta de lanza de Volvo, al menos hasta que llegue a los concesionarios el nuevo S90. Sigue siendo un SUV de lujo de gran tamaño que, sin el halo de las conocidas marcas premium alemanas, ha sabido actualizarse y dar un paso hacia delante puede que todavía mayor que el de sus rivales. El precio, aunque parezca mentira, es también unos de sus atributos.

En cuanto a motores, el T6 de 320 caballos es más que suficiente para cualquier público, incluso el T5 de 255 caballos de potencia con un consumo algo menor. En diésel tenemos dos opciones con un consumo homologado muy interesante, partiendo de un D4 de 190 caballos y seguido de un D5 con unos más que interesantes 224 caballos y 5,7 l/100 km de media. Si tienes el presupuesto y la intención de rodar mucho por ciudad tal vez el más interesante sea el T8 híbrido enchufable con más potencia pero, sobre todo, con la posibilidad de rodar en modo eléctrico durante más tiempo gracias a su enchufe a la red.

Equipamiento Volvo XC90

Kinetic

Volvo XC90 Kinetic

  • Asistente de cambio involuntario de carril
  • Frenada de emergencia automática con detección de peatones y ciclistas
  • Control de crucero y limitador
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Climatizador bizona
  • Arranque por botón
  • Sensores de luz y lluvia
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Control de descenso en pendientes
  • Tapicería de tela y volante y pomo del cambio en cuero
  • Sistema multimedia con pantalla táctil de 9 pulgadas
  • Radio CD con 10 altavoces y conexión Bluetooth
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas

Momentum

Volvo XC90 Momentum

  • Sensores de parking traseros
  • Antiniebla delanteros con iluminación en curva
  • Asientos delanteros con funciones eléctricas
  • Portón de maletero eléctrico
  • Inserciones aluminio Cross Brushed
  • Cuadro de mandos digital de 8 pulgadas
  • Salidas de escape cromadas
  • Tapicería en cuero parcial
  • Llantas de 19 pulgadas

R Design

Volvo XC90 R-Design

  • Faros LED
  • Levas de cambio tras el volante
  • Asiento del conductor eléctrico con memoria
  • Asientos Contour de ajuste eléctrico
  • Inserciones interior en Metal Mesh
  • Cuadro de mandos digital con pantalla de 12,3 pulgadas
  • Decoración exterior deportiva R Design
  • Pedales deportivos
  • Tapicería y volante en cuero R Design
  • Llantas de 20 pulgadas

Inscription

Volvo XC90 Inscription

  • Decoración exterior Inscription
  • Decoración interior Inscription
  • Cuadro de mandos digital de 12,3 pulgadas
  • Tapicería de cuero Nappa
  • Raíles de techo en aluminio brillante
  • Llantas de 20 pulgadas

Precios Volvo XC90

Prueba Volvo XC90 T6 320 CV

Motor Potencia Acabado Precio
D4 190 CV Kinetic 5 asientos 53.900 euros
D4 190 CV Kinetic 7 asientos 55.472 euros
D4 190 CV Momentum 5 asientos 58.804 euros
D4 190 CV Momentum 7 asientos 60.376 euros
D4 190 CV R Design 7 asientos 66.412 euros
D4 190 CV Inscription 7 asientos 66.412 euros
D5 AWD 224 CV Kinetic 7 asientos 59.472 euros
D5 AWD 224 CV Momentum 7 asientos 64.376 euros
D5 AWD 224 CV R Design 7 asientos 70.412 euros
D5 AWD 224 CV Inscription 7 asientos 70.412 euros
T5 AWD 254 CV Kinetic 7 asientos 62.534 euros
T5 AWD 254 CV Momentum 7 asientos 67.634 euros
T5 AWD 254 CV R Design 7 asientos 73.910 euros
T5 AWD 254 CV Inscription 7 asientos 73.910 euros
T6 AWD 320 CV Momentum 7 asientos 70.634 euros
T6 AWD 320 CV R Design 7 asientos 76.910 euros
T6 AWD 320 CV Inscription 7 asientos 76.910 euros
T8 Twin Engine AWD 408 CV Momentum 7 asientos 79.950 euros
T8 Twin Engine AWD 408 CV R Design 7 asientos 83.459 euros
T8 Twin Engine AWD 408 CV Inscription 7 asientos 83.459 euros

Opinión del editor

Volvo XC90 T6 Inscription 320 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
53.900 a 83.459

    • Volvo XC90 T6 Inscription 320 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 17 de Enero de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 90%
    • Maletero
      Editor: 70%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 75%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El Volvo XC90 se renueva y tiene la tecnología, la degurdad y eficiencia por bandera. Entrena motores más pequeños, es el más seguro de EuroNCAP y añade un avanzado sistema multimedia Sensus. El SUV de lujo sueco está de vuelta.

    Pros

    • Seguridad
    • Confort
    • Precio

    Contras

    • Equipamiento de serie
    • Precio de las opciones
    • Demasiada información en la pantalla central

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   Nacho Cuesta dijo

      Es impresionante, sólo espero que la nueva línea de diseño se extienda al resto de modelos de la compañía. Ese frontal es de lo más bonito que he visto en mucho tiempo, especialmente en coches de este segmento.

    Escribe un comentario