Subastas de coches incautados a narcotraficantes, lo que debemos saber sobre estos “chollos”

Mercedes GL

Seguro que más de una vez os habéis preguntado qué hace la policía con los coches que decomisa en las detenciones a narcotraficantes. Y es que es imposible no hacerse esa pregunta viendo en las noticias el tipo de coches que normalmente enfocan las cámaras, vehículos de lujo con los que todos los amantes de este mundo soñamos. Estas incautaciones pasan a ser propiedad del gobierno hasta la celebración de una subasta en las que buscarán nuevo dueño. La siguiente pregunta obligada es… ¿a qué precio?

Ferrari, Lamborhini, Mercedes… el gusto de los que están fuera de la ley, no es nada malo. En la detención de 2014 a uno de los “narcos” más famosos del planeta, el “Chapo” Guzmán, se confiscaron más de 40 vehículos de lujo. Mercedes SLR McLaren, C63 AMG, SLS AMG, Nissan GT-R, Dodge Charger, Jeep Grand Cherokee… la lista era interminable. En nuestro país, como os decíamos, tras pasar por el depósito los coches incautados son subastados. Una licitación que arranca en precios mucho más bajos que los habituales. ¿Hay truco? ¿Cuál es la verdad de todo esto?

Hummer H3

A finales del pasado año se anunciaba la subasta de veinte coches incautados a narcotraficantes. Hasta aquí, todo podía parecer normal, pero no. Los modelos anunciados en algunos casos se ofertaban por cuatro veces menos de lo que cuestan en el mercado. De este modo podíamos ver un BMW M5 de 2006 por poco más de 20.000 euros o un Porsche Cayenne de 2004 por unos 7.500 euros que, en segunda convocatoria, no superaba los 4.500 euros. Todo un sueño para cualquier amante de los coches.

Aunque antes de tirar cohetes, hay que pensarlo y analizar el vehículo detenidamente. En este caso no estamos ante una compra de segunda mano en la que hablamos con el dueño y éste nos asegura que ha sido cuidado, ha dormido siempre en garaje o nos enseña la hoja de revisiones todas selladas por taller oficial. La Administración no se hace responsable del estado del vehículo, no asegurándonos ni si quiera que dispongan de documentación o incluso que tengan llave.

Porsche Cayenne

Y es que claro, pensad que, además de que no podemos saber demasiado del trato recibido por el anterior dueño, en las incautaciones el coche ha podido sufrir daños severos. En muchos caso las lunas están rotas, la carrocería está deteriorada o la tapicería no luce como debería. Por otro lado los vehículos han podido estar abandonados, con los problemas mecánicos que eso conlleva, o incluso dejados a su suerte a la intemperie con los daños en la carrocería que puede llegar a provocar los fenómenos meteorológicos.

La subasta, habitualmente, se articula de la siguiente manera. Para poder admitirse la puja ha de existir una garantía del 10 % de la cantidad de la licitación de primera convocatoria. Las pujas se enviarán en múltiplos de 100 euros hasta los 9.000 euro. Una vez superada esta cantidad, se hará en tramos de 500 euros. Si la primera convocatoria quedara desierta por no existir puja válida, se celebraría una segunda convocatoria en la que se partiría de un precio un 40 % menor al inicial. De esta manera el precio de un BMW X5 podría no superar los 4.000 euros.

BMW M5

Igualmente aclarar que pese a que el precio inicial es ese, encontrándonos por ejemplo con un Ferrari F430 por unos 26.000 euros, el precio final normalmente será más abultado. Es una subasta y por ende, se venderá al mejor postor. En la subasta convocada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas de la que hacíamos mención en las anteriores líneas, en la mayoría de modelo el precio inicial distó del final, aunque aún así es mucho más bajo que el precio normal en el mercado.

En esa puja celebrada el pasado año y de la que tienes toda la información en este PDF, destacaron un Mercedes CLS 350 de 2004 por 8.500 euros en primera convocatoria y 5.100 euros en segunda, un Mercedes C220 CDI de 2001 por únicamente 2.400 euros y un Mini Cooper de 2005 por 3.000 euros. Destacable también eran los Porsche Cayenne y BMW M5 por el precio arriba mencionado, un Mitsubishi 3000 GT del 94 por 4.500 euros y un BMW 520d automático de 2006 por 9.000 euros en primera convocatoria y 5.4000 euros en segunda.

Fuente – Ministerio de Sanidad

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Categorías

Curiosidades

Enrique León

Extremeño enamorado del mundo del motor. Cuando aún no había aprendido a contar hasta diez, ya coleccionaba llaveros con las insignias de cada... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *