Adblue, ¿qué es, cómo rellenarlo y cómo funciona?

El Adblue es un compuesto relativamente nuevo que ha creado cierta incertidumbre a los propietarios de vehículos con motor diésel de última generación. Su objetivo es reducir los gases más nocivos para las personas y el medio ambiente, y así poder cumplir con la normativa anticontaminación Euro 6.

Es muy importante no dejar que el tanque de este compuesto se vacíe del todo ya que el coche dará fallo y, en muchos casos, no arrancará. El líquido Adblue puede comprarse en la mayoría de las gasolineras y establecimientos relacionados con el motor: talleres, tiendas de recambios, grandes almacenes, etc. Su precio suele estar en torno a los 6 o 10 euros la garrafa de 5 litros y dependiendo de la marca del coche, el tanque a rellenar puede tener entre 7 y 20 litros de capacidad.

Cuándo repostar Adblue

Todos los coches equipados con Adblue cuentan con un sistema para avisar al conductor de que se está acabando el líquido con mucha antelación. La duración de un depósito de este líquido varía mucho en función del tamaño del mismo y de la gestión que haga el propio sistema, aunque puede llegar hasta los 20.000 km fácilmente.

El aviso de Adblue aparecerá en el cuadro de mandos siempre que el nivel esté bajo, así que es poco probable que nos olvidemos de rellenarlo si no somos de los que hacen caso omiso de los testigos del motor. De todas formas, hay marcas de coches que nos regalan una botella de Adblue para casos de emergencia. Si no es así, no está de más hacernos de una garrafa pequeña, de la misma forma que algunas personas llevan refrigerante o aceite para llevar los niveles de estos líquidos siempre en un nivel óptimo.

Cómo repostar Adblue

La mayoría de los talleres han añadido el Adblue a la lista de los niveles que tienen que comprobar en las revisiones periódicas. Así que dependiendo del coche que se tenga puede que el propietario no tenga que preocuparse de rellenarlo nunca. Si este no es tu caso, por el tipo de uso que le das al coche o porque no lo llevas a las revisiones, debes tener en cuenta unas cuantas indicaciones para hacerlo tú mismo correctamente. Eso sí, en muchos casos solo se podrá eliminar el testigo de Adblue si se enchufa a una máquina que reinicie la centralita.

Dónde está el tapón del depósito de Adblue

El tapón del depósito de Adblue suele ser de un vistoso color azul y, si no es así, al menos viene con el nombre escrito bien claro. Además suele estar colocado de forma visible al lado del tapón del depósito de diésel. Si este no es el caso de tu coche, lo más probable es que se encuentre en el maletero, en la zona de la rueda de repuesto (bajo el fondo extraíble) o en uno de los laterales.

Protecciones

Si quieres hacerlo en condiciones y evitar todo tipo de problemas, es muy recomendable que uses guantes y gafas protectoras. Hay que evitar que este líquido entre en contacto con los ojos o con la piel.

Limpieza

El líquido Adblue no es tóxico pero sí corrosivo para metales y otros materiales, así que teniendo en cuenta los materiales de los que está hecho tu coche, ten mucho cuidado al llenarlo si la garrafa no viene con un sistema para verterlo con seguridad. Usa un embudo si es necesario y si se derrama un poco límpialo a conciencia lo antes posible.

Cómo funciona el sistema de Adblue

El sistema de Adblue tiene un funcionamiento sencillo si lo comparamos con otras innovaciones tecnológicas para la reducción de emisiones. Utiliza un inyector que pulveriza el líquido sobre los gases de escape antes de que pasen por el catalizador. El compuesto de urea reacciona con los gases NOx (N2O, NO, N2O3, N2O4, NO2 y N2O5), que son de los más nocivos dentro de los que se producen en la combustión de un motor. Una vez que se completa el proceso químico, el resultado es agua, nitrógeno y CO2. Este último con efecto invernadero, pero mucho menos agresivo ya que es el mismo que expulsamos al respirar.

La proporción correcta de líquido Adblue que es necesaria para reducir las emisiones sin derrochar se consigue gracias a una centralita que mide constantemente la cantidad de gases emitidos por el coche. Esta centralita o unidad de control también se encargará de avisar al conductor si queda poco líquido para que lo rellene a tiempo.

De qué está hecho el Adblue

Esencialmente el líquido Adblue es un 32,5% de urea de alta pureza y un 67,5% de agua desmineralizada. Según indican los fabricantes es sistema es muy sensible a impurezas o desviaciones en la proporción correcta, así que todos los líquidos de Adblue deben cumplir con la normativa de calidad vigente para poder venderse (ISO 22241). Si no es así, se retiran del mercado.

El verdadero nombre del compuesto Adblue es AUS32, que son las siglas en inglés de Solución Acuosa de Urea con una concentración del 32,5%. En Estados Unidos utilizan otro nombre menos técnico: Diesel Exhaust Fluid (DEF) o Líquido para el sistema de escape diésel en español, pero es esencialmente el mismo.

Qué coches llevan Adblue

Aunque su cometido es la reducción de emisiones para cumplir con la normativa Euro 6, no todas las marcas se han decantado por este sistema para conseguirlo. Lo que sí es cierto es que muy probablemente veamos un aumento del uso de este tipo de sistemas debido al creciente endurecimiento de las leyes contra la contaminación.

El uso de Adblue suele estar restringido a vehículos de gama y tamaño medio o alto. Los diésel pequeños no suelen incluirlo por los costes extra que supone y por tener un nivel de emisiones menores.

Algunos modelos que utilizan Adblue son los Volkswagen Touareg, Tiguan, Sharan, Jetta o Crafter; los Toyota Proaace, Hilux y Land Cruiser; algunos Opel con el motor 1.6 CDTi, algunas versiones de la Serie 3 de BMW; el Audi Q7; y algunos motores BlueHDi del Grupo PSA. Pero hay que tener en cuenta que la lista irá cambiando constantemente a medida que se vaya extendiendo el uso de esta tecnología.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.