Aston Martin V12 Speedster DBR1: Homenaje al DBR1 de Le Mans 1959

Que Aston Martin no está pasando por su mejor momento es algo que hemos mencionado muchas veces. Aún así, nuestro deseo es que esta mala racha pase lo más rápido posible y quede en el olvido. Los responsables del fabricante inglés también lo desean y por ello no dejan de buscar soluciones con las que «hacer caja». Una de las más socorridas y efectivas es lanzar al mercado más versiones especiales y el Aston Martin V12 Speedster DBR1 es la última.

Del Aston Martin V12 Speedster ya os hemos hablado en alguna ocasión. El deportivo más radical y exclusivo de los de Gaydon es una joya al alcance de muy pocos bolsillos y personas. De hecho, sólo se han fabricado 88 unidades, por lo que si ves uno por la calle debes sentirte alguien especial. Pues bien, para incrementar su exclusividad quieren acercarlo a uno de los modelos más míticos de la marca. Uno que ganó Le Mans y del que quizá no os acordéis…

Aston Martin rinde homenaje al DBR1 ganador de Le Mans de 1959

Si te fijas en el apellido que acompaña al Aston Martin V12 Speedster DBR1 sabrás a qué modelo nos referimos. En efecto, al DBR1 que debutó en el año 1956. Tras su lanzamiento, alcanzó la gloria al alzarse ganador en una serie de carreras en todo el mundo. Las más conocidas son Spa Sportscar Race (1957), Goodwood Tourist Trophy (1958), 1000 Km en Nurburgring (1957 – 1958). Pero la más importante de todas llegaría en Le Mans del año 1959.

Por tanto, para acercar a uno y otro modelo los responsables de diseño de Aston Martin han creado una decoración inspirada en el DBR1 clásico. La carrocería del Aston Martin V12 Speedster DBR1 viste el tono Aston Martin Racing Green que popularizó su «antecesor». A contraste tenemos la raya diplomática, redondas Clubsport White en las puertas y capó frontal así como una rejilla anodizada en Satin Silver que aporta un toque deportivo.

Artículo relacionado:
Aston Martin V12 Speedster: sin techo a más de 300 kilómetros por hora

De puertas adentro también hay novedades. En las imágenes que Aston Martin ha distribuido no se aprecian bien, pero el habitáculo combina materiales como cuero Conker y textil técnico Viridian Green. Además, ciertos apliques están acabados, también, en cuero Caithness. Tampoco podemos obviar materiales como la fibra de carbono brillante, el cuero Caithness Green y los conmutadores de aluminio cepillado plateado del salpicadero.

Para terminar debemos hablar de su corazón. Bajo su piel está el bloque 5.2 V12 Twin-Turbo con unos 700 CV de potencia y 753 Nm de par. Para su gestión confía en una transmisión automática firmada por ZF con 8 relaciones. Gracias a él las prestaciones son de infarto, acelerando de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,4 segundos y alcanzando los 320 kilómetros por hora de máxima. Todos se fabricarán a mano, así es que si quieres uno corre, porque volarán.

Fuente – Aston Martin


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.