La gama Audi S5 también se pasa al diésel con un 3 litros TDI de 347 CV

Sin apenas haber tenido tiempo para recuperarnos del todo de la noticia de Audi de la semana pasada, la cual presentaba la gama Audi S6 y el nuevo Audi S7 Sportback con motorización diésel, hace solo unos minutos que la firma de los cuatro aros nos ha dado a conocer la actualización del Audi S5, cuya gama también recurrirá a un motor diésel.

Las normativas anticontaminación mandan y a los fabricantes no les queda más remedio que cambiar sus estrategias. En el caso de Audi, en lugar de apostar por el V8 de gasolina en los S6 y S7, y el V6 de 3 litros de gasolina en la familia S5, ahora tienen que decantarse por un 3.0 V6 diésel TDI con microhibridación a 48 voltios (Mild Hybrid).

Te recomendamos:No es una broma: ¡Los Audi S6 y Audi S7 Sportback se pasan al diésel!

Como ya os comentamos muchos de los detalles de este propulsor microhíbrido en el artículo de los S6 y S7 de hace unos días que os dejamos justo encima de este párrafo, me voy a centrar en los datos de rendimiento más importantes. El nuevo Audi S5, en carrocerías Coupé y Sportback, ahora apuesta por 3.0 TDI que da 347 CV y un enorme par motor de 700 Nm desde 2.500 rpm.

Lo normal es que pronto recibamos el anuncio de que la gama Audi S4 (sedán y Avant) también utilizan este motor diésel.

Según la ficha técnica, pese a que estamos ante un motor diésel, la diferencia de rendimiento no es muy palpable en comparación con el anterior V6 3.0 TFSI de gasolina, el cual erogaba 354 CV. Eso sí, el cambio en el sonido de escape será más que apreciable, desgraciadamente. Encontramos un 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (4,9 para Sportback) y una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Te recomendamos:Microhibridación a 48v. ¿Qué es un coche «microhíbrido»?

Como en el caso de los S6 y S7, este motor utiliza un turbocompresor eléctrico que elimina por completo la sensación de retardo del turbo cuando aceleramos fuerte a bajas revoluciones, teniendo un par prácticamente instantáneo tras apretar el acelerador.

La familia Audi S5 recurre a una transmisión Tiptronic -que ya sabéis que es de tipo convertidor pero con marchas prefijadas- de 8 velocidades. Dice la marca que es una caja rápida y suave a la vez, algo que tendremos que corroborar de primera mano cuando podamos probarlo. Por supuesto, el conductor puede gestionar la transmisión mediante las levas del volante.

Como en todo Audi S, no falta la tracción total y permanente quattro. La potencia del motor pasa por la caja de cambios y desde ahí a las cuatro ruedas, aunque el diferencial central controlado eléctricamente podrá pasar hasta el 70 % al eje delantero y hasta el 85 % al trasero, pese a que en condiciones normales el reparto de par es del 40:60 entre los ejes delantero y trasero. Opcionalmente está disponible el diferencial trasero deportivo, que incrementará el dinamismo en el comportamiento del coche.

El precio para España aún no ha sido confirmado. Audi ha anunciado el precio para Alemania, que es de 65.300 en ambas carrocerías. En teoría, debería llegar a los concesionarios a partir de mayo.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar