Bentley Continental GT Pikes Peak: por sus ventas y récords de velocidad

Sin duda alguna, 2019 ha sido el año de Bentley. En estos meses, han mostrado al mundo que un siglo de historia les ha sentado muy bien. Para ello, han presentado varias novedades así como versiones especiales de sus modelos más emblemáticos. Sin embargo, el año aún no ha terminado y ellos siguen teniendo motivos para celebrar el éxito alcanzado. Por ello, no les ha temblado el pulso para mostrar el Bentley Continental GT Pikes Peak.

Este modelo es doblemente especial para la casa con sede en Crewe. Por una parte, quieren celebrar su buena marcha comercial. Desde que llegar la actual generación, sus números no paran de crecer. Por otra parte, no se olvidan de la gloria deportiva. Así, en la pasada subida al pico Pikes Peak, que tuvo lugar el pasado mes de junio, el Continental GT se convirtió en el vehículo de producción más rápido.

El Bentley Continental GT Pikes Peak ha sido creado por Mulliner

Por tanto, no se iban a quedar de brazos cruzados, creando al Bentley Continental GT Pikes Peak. Su desarrollo ha recaído en Mulliner, que ha modificado varios elementos para crear esta versión. El primer elemento que destaca es su carrocería, pintada en tono Radium green. Éste, se extiende por los neumáticos Pirelli P Zero Color Edition que abrazan las llantas de aleación Mulliner Driving Specification de 22 pulgadas.

A pesar de este tono, la carrocería también destaca por la inclusión de fibra de carbono en acabado negro brillante. Además, los clientes que así lo quieran, pueden añadir un «100» opcional en la parrilla frontal. Por último, no faltan toques verdes en las pinzas de freno o el logo «Pikes Peak» sobre los pasos de rueda. A contraste, existe la posibilidad de pedir la carrocería en tono negro, con los mismos acentos de color Radium green.

Artículo relacionado:
El Bentley Continental GT Convertible Number 1 Edition cierra la trilogía

Si pasamos al interior del Bentley Continental GT Pikes Peak la Alcántara y el cuero Beluga toman el protagonismo. El bordado Pikes Peak aparece en los reposacabezas en tono verde, como el resto de costuras. La consola central luce un acabado en piano black junto a otras molduras en fibra de carbono. Como elemento distintivo, está el hecho de que cada una de las unidades contará con una parte del trazado de la subida a Pikes Peak.

Para terminar, no podemos pasar por al la mecánica. Bajo el capó se mantiene el bloque 6.0 W12 con 635 CV y 900 Nm de par máximo. Gracias a él, sus prestaciones son de infarto, con un paso de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 3,6 segundos. La velocidad máxima es digna del mejor deportivo, con 333 kilómetros por hora. ¿El problema? Que sólo lo podrán disfrutar 15 afortunados a un precio base de 216 mil libras esterlinas. ¿Qué os parece?

Fuente – Bentley


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.