Cambio de pastillas de freno

Las pastillas de freno son de las piezas más importantes de nuestro coche y son claves para la seguridad. Por eso es conveniente conocer el estado en que están y, si están desgastadas, cambiarlas lo antes posible. Éste es un mantenimiento por el que se suele acudir a un taller, pero si decides hacerlo tú mismo, has de saber que no es demasiado complicado. Eso sí, siempre que se sigan una serie de indicaciones y consejos que te vamos a dar a continuación.

Para cambiar las pastillas de freno, hay que quitar las ruedas y poner el coche sobre unos caballetes. No es recomendable que lo mantengas en alto solo con un gato porque no es la forma más segura de trabajar. Si llegase a ceder podría ocurrir una desgracia.

Cómo cambiar las pastillas de freno

Una vez que se tiene suspendido el coche de forma segura, el siguiente paso será quitar las pastillas viejas. Para esto, deberemos retraer el pistón que aprisiona las pastillas contra el disco para facilitar el desmontaje. No es necesario recogerlo del todo, bastará que se retire en la medida de los posible. Este paso lo podemos hacer introduciendo un destornillador entre la pastilla de freno y el disco para hacer un poco de palanca.

Extraemos los tornillos que unen la pinza de freno con los soportes y quitaremos la pinza de su alojamiento. En este momento es muy importante fijarnos como están montadas las pastillas viejas para colocar posteriormente las nuevas y que no queden mal puestas. Retiramos las pastillas viejas y debemos de contraer completamente el pistón de la pinza.

Ahora ponemos las pastillas nuevas en su alojamiento y procederemos al montaje de todo el sistema. Normalmente, el proceso de montaje es inverso al de desmontaje. Una vez montada completamente la pinza con las pastillas nuevas, haremos el mismo proceso en el otro lado.

Cuando ya hayamos cambiado las pastillas, debemos revisar el nivel de líquido de frenos y rellenar un poco en caso de ser necesario. Comprobaremos que esté todo bien montado, encenderemos el coche y pisaremos repetidamente el pedal de freno hasta notar que tiene un recorrido corto y no se queda hundido. Esto es muy importante porque, si no lo hacemos, en la primera frenada que realicemos, el coche no frena, con el peligro que eso conlleva.

Como podéis ver, el proceso para sustituir las pastillas de freno es realmente sencillo y, realizándolo con calma, nos puede llevar una hora o un poco más. Pero, aún siendo fácil, hay que hacerlo con cuidado y fijándonos bien, ya que es un elemento muy importante de seguridad. Estos son unos pasos generales, en caso de no estar seguros, yo recomiendo acudir a un taller.

Cuánto duran las pastillas de freno

Las pastillas de freno de un coche tienen duraciones muy variadas según el tipo que sean. De todas formas, la duración de las primeras que se usan en un coche suelen estar en torno a los 100.000 ó 150.000 km. Aunque es un número que puede variar mucho dependiendo del tipo de conducción que se haga. No es lo mismo conducir usando habitualmente el freno motor, apretar el pedal de freno en cualquier circunstancia.

Un pequeño consejo:

Un consejo habitual para que las pastillas tengan una vida útil larga es frenar de forma intermitente. Por supuesto, siempre que las circunstancias del tráfico lo permiten y la comodidad de los pasajeros no se ve afectada. Por ejemplo, si se va a salir de la autopista, pasando de 120 km/h a 40 km/h, es mejor no frenar de forma continuada hasta que lleguemos a la velocidad deseada. Es mejor hacerlo a intervalos dejando unos segundos entre medias para que la pastilla y el disco de freno se enfríen un poco.

Cuándo hay que cambiar las pastillas de freno

Para tomar la decisión de cuándo cambiar las pastillas de freno basta con echar un vistazo a su grosor. Una tarea muy sencilla si el coche en cuestión tiene llantas a través de las cuales se puedan ver. Si tiene pocos huecos por donde mirar, como ocurre con las de acero con tapacubos, tendrás que quitar la rueda.

Lo normal es cambiarlas cuando tengan un grosor de 4 mm en los frenos delanteros y de 2 o 3 mm en los frenos traseros. Si las vas a cambiar tú mismo puedes apurar hasta llegar a estas medidas, pero si vas a llevarlo a un taller, puedes tener en cuenta cuándo vas a llevarlo en la próxima revisión. Así estarás sin coche solo una vez en vez de dos.

Cuánto cuestan unas pastillas de freno

Cambiar tú mismo las pastillas de freno es una buena forma de ahorrarte un dinero. Dependiendo del taller al que suelas ir, la mano de obra puede ser muy cara. Especialmente los de las marcas premium. Además, en este tipo de mantenimiento, el coste de las piezas en sí es muy bajo comparado con el precio de la dedicación de un profesional.

Dependiendo el tipo de coche y su marca, el precio de las pastillas de freno se encuentra entre los 18 y los 120 euros. Aunque te alegrará saber que es más común encontrar pastillas de freno con precios más cercanos a los 18 euros que a otros menos asequibles.

Qué tipo de pastillas de freno usar

Si no tienes muy claro que pastillas usar, te adelantamos que es mejor que no experimentes, a no ser que sepas muy bien lo que estás haciendo. Es mejor que te decantes por las mismas que usa tu coche. Los propios vendedores por Internet se preocupan de que quede claro para qué coche es cada pastilla de freno. Basta con que hagas una búsqueda rápida y encontrarás la tuya fácilmente.

En cuanto a las marcas, te recomendamos que no escatimes demasiado. Normalmente no son piezas muy caras, así que por unos cuantos euros no merece la pena ir a marcas desconocidas. Con unas Bosch o unas Brembo no te la jugarás innecesariamente.

Si estás pensando en cambiar las pastillas de freno, no te vendrá mal echarle un vistazo a los discos de freno. Con el artículo Cuándo cambiar los discos de freno, sabrás todo lo necesario para tomar esa decisión.

Imágenes – 70_musclecar_RT+6, YOUCANIC, alex roberts

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Categorías

Técnica
Etiquetas ,

Periodista especializado en el mundo del motor. Me apasiona todo lo relacionado con los coches, la gasolina y, por qué no confesarlo, ahora también con los vehículos eléctricos. Desde Actualidad Motor trataré de contarte lo que necesites saber para acertar con la compra de un coche, además de las últimas noticias, anécdotas y curiosidades. Te puedo asegurar que con todo lo que ocurre en este sector no te aburrirás.

Un comentario

  1.   Onebichi dijo

    Siempre que cambiamos las pastillas de freno, el nivel del liquido de frenos sube, incluso llegando a salirse frecuentemente, por lo que no es necesario revisarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.