De los 500 Chiron programados, Bugatti ya ha fabricado 100 unidades

Desde que el Grupo Volkswagen adquirió Bugatti, la firma de origen galo ha incrementado, en varios puntos, su exclusividad. El Veyron supuso su regreso por todo lo alto, quedando culminado con su sustituto, el Chiron. Cuando este espectacular superdeportivo fue presentado oficialmente deslumbró al mundo entero con sus datos: motor gasolina Quad-Turbo con 8 litros de cilindrada repartidos en 16 cilindros, configurados en W, para rendir una potencia de 1.500 CV y 1.600 Nm de par máximo.

Las prestaciones de semejante mecánica le situaron como el modelo más rápido del planeta durante algún tiempo, pues con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 2,5 segundos y una velocidad punta de 420 kilómetros por hora, así lo demostró. Sin embargo, la parte negativa de todo esto era un precio prohibitivo para la gran mayoría de mortales y la producción que iba a salir de su fábrica, pues estaba cerrada a 500 unidades.

La exclusividad y complejidad técnica que entraña la fabricación del Bugatti Chiron obliga a la marca, más radical del consorcio alemán, a que su montaje sea completamente artesanal. La cadencia productiva de su planta es de 70 unidades al año, por lo que en este año y meses que lleva a la venta, ya se ha producido la unidad mágica que marca una etapa en el ciclo comercial del modelo.

100 Bugatti Chiron son los que ya han salido de la cadena de montaje representando la quinta parte de todas las que se habían comprometido a fabricar. Tan importante es esta cifra que los trabajadores, altos cargos y el propio Presidente de Bugatti, Stephan Winkelmann, se han reunido en el atelier de la marca, situado en la ciudad francesa de Molsheim, para festejar.

La unidad que ha alcanzado esta marca irá a parar a un cliente (del que se desconoce su identidad) que vive en la Península Arábiga (Oriente Medio). El precio de este Chiron se acerca peligrosamente a los 3 millones de euros (2,85 millones para ser exactos) pues su configuración mezcla (además de otros elementos exclusivos) el color Dark Blue Carbon terminado en mate y el color Red Italian metalizado todo ello rematado por unas llantas de aleación Mink Blanck.

En todo caso, felicitamos a Bugatti, pues si la producción se mantiene a este ritmo, en cuestión de cinco años habrán finiquitado el ciclo comercial del Chiron. Ahora habrá que ver como de bien se venden las últimas unidades, pues todavía quedan algunas que no han encontrado un dueño.

Fuente – Bugatti

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.