El Citroën ë-SpaceTourer eléctrico llega para animar el segmento familiar

Cuando Citroën presentó en sociedad al SpaceTourer nos llevamos una grata sorpresa. Sabíamos que la casa gala estaba interesada en incrementar su presencia en el segmento de las furgonetas para pasajeros, pero no a ese nivel. Con este producto, quedaba clara su apuesta: dejar morir a los C4 Picasso y Grand C4 Picasso. Así, podría centrarse en aquel segmento del mercado que, a día de hoy, deja mucho dinero: los SUV´s.

Ahora llega al mercado el Citroën ë-SpaceTourer eléctrico. Con él, la oferta del monovolumen galo se posiciona como una de las más completas y versátiles del segmento. Tanto, que esta versión, junto a sus hermanos de Peugeot y Opel, ayudará al Grupo PSA a conquistar un mercado que aún adolece de oferta. Además, lo hará a un precio que, aún siendo elevado, será mucho más reducido que el de su principal rival, el Mercedes-Benz EQV.

El Citroën ë-SpaceTourer se actualiza con sutiles detalles

Como podemos observar, los cambios en la estética del Citroën ë-SpaceTourer son muy limitados. El equipo de diseño del consorcio galo supo crear un formato que, a pesar de su sencillez, no peca de anodino. Aún así, y como ocurre con sus gemelos de Opel y Peugeot, aporta sutiles toques que los hacen diferenciables. En el caso del modelo del doble chevron, incorpora el anagrama «ë» en una parrilla intermedia rematada en tono azul.

Este mismo logo también aparece en la zona izquierda del portón. Otro elemento que nos hará diferenciar esta versión es la trampilla para la carga de las baterías. Para ahorrar costes de producción, se ubica en la misma posición que sus hermanos: la aleta delantera izquierda. Por último, agrega llantas de aleación con diseños inéditos en la gama. En conjunto, y aunque mantiene el aire familiar, ofrece una imagen elegante a la par que tecnológica.

Modularidad al poder con dos o nueve pasajeros

Si los cambios exteriores del Citroën ë-SpaceTourer son limitados, en el interior son más evidentes. La consola central recibe el sistema ë-Toggle para gestionar la transmisión. Esto es: que las relaciones Rear, Neutral, Park, Drive y Break se accionan a través de pulsadores. A ello se añade un selector de modos de conducción, para ahorrar energía de la batería, con tres opciones posibles: Eco, Normal y Power.

El cuadro de instrumentos es otro de los elementos que recibe cambios. Entre ellos está un medidor de potencia con los datos de consumo (ECO o POWER) y de recuperación de energía (CHARGE). Tampoco falta el necesario indicador de nivel de carga o el esquema que muestra el flujo de energía entre la batería y el motor eléctrico. Por último, tampoco falta un actualizado sistema infotainment o un amplio paquete de ayudas a la conducción.

Artículo relacionado:
Citroën SpaceTourer XS, 9 plazas para esta talla pequeña

Respecto a la habitabilidad, el Citroën ë-SpaceTourer mantiene las cotas conocidas. Esto, se debe a que se sustenta sobre la eficiente plataforma modular EMP2 del Grupo PSA. De esta forma, la batería se aloja en la zona inferior del piso, permitiendo ofrecer espacio suficiente para acoger desde dos hasta nueve pasajeros. Además, está disponible con tres tallas de carrocería XS (4,60 metros), M (4,95 metros) o XL (5,30 metros).

Mecánica conocida en el Grupo PSA: tren eléctrico de 100 kW

Como hemos mencionado anteriormente, el ë-SpaceTourer se asienta sobre la plataforma EMP2. Gracias a ella, incluye el mismo tren motriz eléctrico que emplean sus hermanos Opel Vivaro-e o Peugeot e-Traveller. Nos referimos al impulsor eléctrico con 100 kW (136 CV) de potencia y un par máximo de 260 Nm. Para su gestión, como ocurre en este tipo de modelos, está encomendado a una transmisión automática con una velocidad.

Para alimentarse bebe de una batería de ion litio en dos configuraciones diferentes. La más pequeña cuenta con 50 kWh de capacidad energética y ofrece una autonomía media homologada de 230 kilómetros. La más completa, que cuenta con 75 kWh de capacidad energética, incrementa la autonomía hasta alcanzar los 330 kilómetros. En ambos casos, la garantía es de 8 años o 160 mil kilómetros para un 70% de su capacidad de carga.

Artículo relacionado:
Llega al mundo el Citroën ë-Jumpy, el hermano gemelo del Opel Vivaro-e

Por último os contaremos un secreto, que ya deberías conocer: el ë-SpaceTourer tiene en el ë-Jumpy a su álter ego industrial. Y no es el único, pues gracias a una altura de 1,90 metros es el modelo ideal para que las empresas de transporte de pasajeros puedan acceder a los parkings de las grandes ciudades. Todo en él está pensado para hacerle triunfar, y por mucho que le pese al EQV de Mercedes, sus ventas serán más elevadas. ¿O no?

Fuente – Citroën


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.