Los cromados se alejan de la carrocería del Bentley Flying Spur Blackline

Cuando un fabricante decide moverse en el segmento del lujo, o super lujo, se arriesga en cada movimiento que da. Bentley es uno de los más icónicos, pues desde su fundación se dedica a satisfacer las necesidades de los clientes más pudientes. Por ello, cada uno de sus modelos es revisado con lupa, ya que si no sigue los cánones imperantes entre la “high society”, puede fracasar. Aún así, la posibilidad de customizarlos agrega un punto de exclusividad.

De esta forma, no es raro que llegue al mercado el Bentley Flying Spur Blackline, una versión más elegante que deja atrás el uso de ciertos elementos decorativos. La última generación de este modelo ha sido presentado este año y por tanto, debe recibir la promoción necesaria para atraer a un buen puñado de clientes. Su misión no es fácil, pues Audi, BMW y Mercedes-Benz vigilan sus movimientos, aunque ninguna llega a su nivel de exclusividad.

El Bentley Flying Spur Blackline luce aún más sofisticado

Si observamos las imágenes cedidas por Bentley, podemos observar que el Flying Spur Blackline deja atrás todos sus cromados. Uno de los elementos que más llama la atención es la transformación que sufre la mascota “Flying B”, pues pasa a vestir de riguroso negro. Junto a ella, encontramos una parrilla frontal, línea de las ventanas, entradas de aire laterales o insignias en completo negro. Es más, hasta las salidas de escape incorporan esta terminación, agregando un toque deportivo al conjunto.

Como curiosidad, el techo y las protecciones laterales de la carrocería también están pintados en este tono. Así, si miramos al Bentley Flying Spur Blackline desde el aire, vemos una imagen más dinámica y agresiva. A todas estas modificaciones se unen unas llantas de aleación de nuevo diseño y nada menos que 21 pulgadas de tamaño. De forma opcional, para aquellos que aún las consideren pequeñas, hay otras de 22 pulgadas firmadas por Mulliner.

Artículo relacionado:
El lujo inglés renace con la nueva generación del Bentley Flying Spur

Completan estos cambios una paleta de colores compuesta por hasta 13 tonalidades diferentes. Si pasamos al interior, los pasos van en la misma dirección. Ahí, los asientos, puertas, pilares, techo y salpicadero están vestidos en cuero negro. El único detalle que rompe la tónica son los apliques en madera natural y ciertas líneas cromadas.  Donde no habrá cambios es en la oferta mecánica, pues el Bentley Flying Spur aún está completando su gama.

Según la marca inglesa, el lanzamiento de la versión Blackline ha tenido muy buena acogida entre los clientes del coupé Continental GT. Por tanto, esperan que en el Flying Spur resulte igual. Habrá que ver si el público respalda esos datos.

Fuente – Bentley

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche