Cuándo cambiar los neumáticos

Aunque suene a tópico, los neumáticos son la parte más importante de todo vehículo. Su función es garantizar el guiado del vehículo, la frenada y la aceleración; es decir, los principios fundamentales de cualquier vehículo terrestre. No siempre les prestamos la atención que merecen y es habitual ver ruedas en “estado crítico” por la calle. ¿Sabes cuándo cambiar los neumáticos?

Sí, seguro que en más de una ocasión has visto algún vehículo por la calle con los neumáticos muy desgastados. Tal vez incluso en alguno ya se asomaban los famosos alambres… En este artículo te vamos a enseñar a reconocer cuándo es momento de cambiar las ruedas de tu coche, porque no solo influye la profundidad del dibujo del neumático.

Estado visual del neumático: grietas y deformaciones

Antes de nada, lo mejor es hacer una inspección visual. Apenas tardaremos unos segundos por cada neumático y, además, es sencillo. Una rueda puede tener buena profundidad en su dibujo pero estar dañada. Tenemos que comprobar si tiene grietas profundas en su banda de rodadura (la zona de contacto con el asfalto) o en el perfil, las cuales se suelen dar por circular por zonas de piedras.

Igualmente, es posible que encontremos rajas o incluso huevos en el perfil, los cuales pueden ser originados también por circular por zonas pedregosas o por rozar el neumático contra los bordillos al aparcar. Esto puede ser muy peligroso. Como ya imaginarás, subirse a los bordillos no hace ningún bien a los neumáticos, pues se ven sometidos a mucha presión y deformación. Revisamos estos puntos en las cuatro ruedas.

En caso de que encontremos alguno de estos síntomas, lo mejor es acudir a un taller especializado cuanto antes para que un profesional los examine y determine si es algo muy superficial o si, por el contrario, nuestra rueda está dañada.

En caso de tener que sustituirlo, recordamos que tenemos que cambiar el neumático dañado y el otro del mismo eje para mantener el equilibrio. Es decir, si por ejemplo tenemos dañado la rueda trasera derecha y hay que sustituirla, también debemos cambiar la rueda trasera izquierda.

Profundidad del dibujo del neumático

Como sabéis, la profundidad mínima legal del dibujo de un neumático es de 1,6 mm. Los neumáticos llevan en su banda de rodadura, entre algunos surcos del dibujo, unos tacos que nos ayudan bastante para saber si hemos llegado o no a ese mínimo legal de profundidad; una especie de “chivato”.

Ojo, las autoridades podrán sancionarnos con 200 euros por cada neumático. Si llevamos las cuatro gastadas o en mal estado tendremos una multa de nada menos que 800 euros.

Solo tenemos que localizar estos tacos avisadores y observar si está a “ras” de la superficie de contacto o si todavía queda algo de escalón. Si no lo tenemos claro del todo, pasando la mano de la superficie del neumático al taco y viceversa notaremos si hay un pequeño escalón o no. Si no lo notamos es porque ya hemos llegado al mínimo legal. Así que, nos tocará cambiar los zapatos a nuestro coche.

Si no estamos seguros de la fiabilidad del taco avisador, podemos medir esa profundidad del dibujo del neumático con un calibre, aunque es algo engorroso. Una moneda de un euro también nos sirve para comprobar si el neumático está gastado. Ponemos la moneda de canto en el dibujo y si la parte dorada no se ve, todavía estamos por encima del límite legal. Si lo vemos, ya deberíamos estar pidiendo cita en el taller para poner ruedas nuevas.

Por otro lado, y también muy importante, debemos comprobar la profundidad del neumático en todo el ancho de la banda de rodadura. Podemos tener el paralelo mal, lo que produce que las ruedas se desgasten de forma irregular, más por un lado que por otro. Es más, podría darse el caso de que un lado de la banda de rodadura tenga buen dibujo y en el opuesto estén asomando los alambres.

No estaría de más que echaras un vistazo a este otro artículo donde comparamos el comportamiento de neumáticos de marcas normales y el de neumáticos baratos en diferentes situaciones con suelo mojado, pues el resultado es más llamativo de lo esperado.

Además, si vemos que la profundidad del dibujo del neumático es distinta por los dos lados que por el centro, es síntoma de que hemos circulado durante bastante tiempo con una inadecuada presión. Ya sabes, si la presión es excesiva se desgastará antes por el centro, ocurriendo justamente lo contrario si circulamos con baja presión.

Visto todo lo anterior, aunque ni siquiera tengas conocimientos básicos de mecánica, ya sabrás cuándo cambiar los neumáticos del coche comprobándolo tú mismo y en solo unos minutos. En este otro artículo te contamos cómo saber la antigüedad de un neumático.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.