La cuarta generación del Skoda Octavia llega más madura y tecnológica

Tras varios meses de espera, otros tantos teasers, algunos bocetos y un par de filtraciones, ya está aquí la cuarta generación del Skoda Octavia. El modelo más exitoso, en la historia, de la firma de Mladá Boleslav se actualiza para mantener su liderato en las listas de ventas. Y lo hace mejorando aquellos aspectos en los que flaqueaba y reforzando los que le posicionaban como una referencia en su segmento.

En conjunto, el nuevo Octavia es más maduro, elegante y tecnológico que nunca. Además, fruto de las sinergias con el Grupo Volkswagen, estrena oferta mecánica en la que no faltarán versiones de tinte ecológico Mild Hybrid o Plug-in Hybrid. Por último, no se olvida de la práctica carrocería familiar Combi, que luce más dinámica y capaz que nunca. Todo, para seguir sumando en las más de 6,5 millones de unidades vendidas en su historia.

El Skoda Octavia luce más elegante y refinado que nunca

Skoda Octavia berlina perfil trasero

Exteriormente, el nuevo Skoda Octavia crece a lo largo y ancho. Ahora, las carrocerías sedán y familiar alcanzan los 4,68 metros de longitud, es decir, 1,9 y 2,2 centímetros más respectivamente. La anchura pasa a situarse en los 1,83 metros, con un incremento de 1,5 centímetros. Gracias a estas cotas, el espacio interior y la capacidad de carga crecen. El más beneficiado es el maletero con 600 litros en el sedán y 640 litros en el familiar.

A nivel estético, el Octavia deja atrás los grupos ópticos dobles. Tras el lanzamiento del Scala, sus diseñadores han empleado gran parte de sus trazos, aunque mantiene una dirección propia. Podemos verla en la fisonomía de los grupos ópticos o una parrilla frontal más ancha y estrecha. El paragolpes anterior es nuevo, como también el de los anti niebla LED.

Artículo relacionado:
La cuarta generación del Skoda Octavia se escapa gracias al configurador

La vista lateral es más dinámica, principalmente por la adopción de tres elementos. En primer lugar, la disposición del pilar “C” y la caída del techo. El Octavia, sin jugar en el sub-segmento coupé, simula muy bien sus aspiraciones. A ello se suman unas líneas de tensión marcadas o estriberas musculosas. Por último, están las llantas de aleación, que son de nuevo diseño y pueden alcanzar las 19 pulgadas de tamaño.

Por último, pasamos a la zaga. Aquí, es donde más cambios hay respecto al sedán y el familiar. En el primer caso, la integración del portón y la luna está más lograda. La carrocería familiar mantiene los mismos grupos ópticos, pero su dinamismo es mayor. Todo ello queda adornado por un paragolpes de nuevo diseño y un difusor en la zona baja. A modo de apunte, estrena tres tonos para la carrocería: Lava Blue, Titanium Blue y Crystal Black.

Interior moderno, tecnológico y con mucha más calidad

Skoda Octavia salpicadero

Si pasamos al interior del Skoda Octavia apreciamos el salto experimentado. Ahora, el modelo checo se suma a la moda de las pantallas, ofreciendo dos. En primer lugar, tras el volante, hay un cockpit digital configurable con 10,25 pulgadas de tamaño. En segundo lugar, sobre la zona superior central del salpicadero, está la pantalla para gobernar el sistema infotainment. Su tamaño varía entre las 8,25 y 10 pulgadas, dependiendo del que elijamos.

Ahora, el salpicadero luce más limpio y despejado, presumiendo de un volante con dos radios. Si pasamos a la consola central, observamos que el pomo de la transmisión DSG es muy pequeño o que el freno de mano es eléctrico de serie. Por último, olvidamos la adopción de nuevos materiales, blandos en las zonas altas, y más sencillos en las bajas. Además, el aluminio o la iluminación ambiental LED se extiende por salpicadero y puertas.

Equipamiento a la última, sobre todo en seguridad

Skoda Octavia pantalla

Los cambios estéticos en el Skoda Octavia son importantes, pero no serían nada sin nueva tecnología en su interior. Así, el modelo checo recibe elementos que han sido presentados en su primo, el Volkswagen Golf. Entre los más destacados está la adopción de la tecnología LED, de serie, o un climatizador de tres zonas. Sin embargo, donde destaca es en seguridad, conectividad o la adopción de nuevas ayudas a la conducción.

Gracias al sistema Skoda Connect, disfruta de servicios on-line o la posibilidad de controlar de forma remota algunas funciones. Además, cuenta con una eSIM para el sistema de llamada de emergencia eCall, carga por inducción o cinco tomas USB. Por último, y como primicia, recibe un Head-Up Display que proyecta la información sobre el parabrisas. Opcionalmente puede contar con faros Matrix LED, acceso y arranque manos libres.

No obstante, donde destaca es con la adopción del sistema Travel Assist. Es opcional, pero incluye Predictive Adaptative Distance Assistant, Side Assist o Traffic Jam Assist. Gracias a este sistema, el Octavia presume de tecnología que le acerca a los vehículos autónomos. El problema, es que el conductor debe estar atento a todo el proceso, pues no puede levantar las manos del volante. De lo contrario, el sistema se desactiva y deja de funcionar.

Base conocida y mecánicas multi-probadas

Skoda Octavia Combi perfil trasero

La cuarta entrega del Skoda Octavia se asienta sobre la plataforma modular MQB. Gracias a ella, disfruta de una oferta mecánica renovada a la par que conocida. Así, en gasolina disfruta de tres motores. La versión de acceso corre a cargo del 1.0 TSI con 110 CV y transmisión manual de 6 relaciones de serie. En la zona media está el 1.5 TSI con 150 CV y la misma transmisión. Opcionalmente pueden montar una caja automática DSG con 7 enclaves.

Cierra esta oferta el bloque 2.0 TSI con 190 CV de potencia, transmisión DSG con 7 relaciones. La tracción, en las versiones de 110 CV y 150 CV es al eje anterior, aunque el último puede incluirla de forma opcional. El más potente, sólo puede elegirse con tracción total. Las versiones Mild Hybrid se articulan sobre los 1.0 TSI y 1.5 TSI con transmisión automática DSG y reciben la pegatina ECO de la DGT y el nombre e-TEC.

Artículo relacionado:
¡Ya conocemos muchos datos interesantes del nuevo Skoda Octavia!

En diésel, la oferta se articula sobre un bloque 2.0 TDI que desdobla su potencia en tres: 115 CV, 150 CV y 200 CV. Al igual que la familia gasolina, la transmisión es manual de 6 relaciones para los más sencillos. Opcionalmente pueden incluir la caja DSG, que es de serie en el más potente. La fuerza de este motor siempre llega al suelo a través del eje anterior, aunque el 150 CV puede montar tracción total opcionalmente. En el de 200 CV siempre es de serie.

Para terminar, hablaremos de la versión a Gas Natural Comprimido (GNC) y el híbrido enchufable PHEV iV. El primero, recurre al un bloque 1.5 TSI G-TEC con 130 CV y transmisión manual o automática DSG. En segundo lugar, está la versión híbrida iV con un rendimiento de 204 CV, transmisión automática DSG y 55 kilómetros de autonomía eléctrica.

Fuente – Skoda

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche