Las dieciocho últimas unidades del BMW i8 salen de la planta de Leipzig

Señores, el BMW i8 se despide definitivamente del mercado y la fábrica que lo ensamblaba. Hace un par de meses os contábamos que la cadena de montaje, situada en Leipzig, acabaría su trabajo en el mes de abril. Lo que no sabíamos es que la Bayerische tenía pensado un fin de fiesta a la altura. Nos referimos a que la producción de uno de los deportivos más exclusivos del mundo ha tocado a su fin con 18 unidades muy especiales.

La trayectoria comercial del BMW i8, a lo largo de todo su ciclo comercial, ha sido desigual. El dato que prueba esta irregularidad está en el número total de unidades fabricadas, que escasamente llega a 20.500. Sin embargo, el atractivo de este modelo no está en el presente, sino en un futuro a medio largo plazo. La razón es sencilla: su cotización como clásico podría dispararse en los próximos años. Y más con estas 18 unidades…

La producción total del BMW i8 se ha saldado con casi 20.500 unidades

Según ha anunciado BMW, la fabricación de cada una de las 18 unidades finales del i8 es única. Para ello, han trabajado en estrecha colaboración con el cliente y los proveedores. El resultados: cada una de las unidades está pintada en un tono único que nunca antes había sido empleado. Además, muchos de los componentes han tenido que ser pintados a mano, obligando a los técnicos a aplicar nuevas técnicas de trabajo.

Según el director de la planta, Hans-Peter Kemser…

«El grado de personalización en estos vehículos arrojó algunos desafíos logísticos y de proceso importantes» […] «Pero nuestra unidad de producción i ha demostrado una vez más que nada es imposible»

«Una vez más, hemos demostrado nuestra capacidad para cumplir con los estándares más exigentes y las especificaciones personales de nuestros clientes con soluciones únicas y habilidades incomparables» […] «Para que la producción del BMW i8 termine con un final como este es algo de lo que todos podemos estar muy orgullosos»

Artículo relacionado:
El fin del BMW i8 se acerca: la cadena de montaje parará el mes de abril

Con todo, el exterior del BMW i8 no es el único aspecto que ha sido personalizado para su despedida. El habitáculo recibe fundas acabadas en Alcántara para el volante y asientos. El salpicadero y las puertas también recibe su dosis de individualidad adoptando molduras especiales. Estas modificaciones no cambian la fisonomía general del i8 pero sí incrementan su exclusivdad.

Para terminar, recordar que el BMW i8 no tendrá un sucesor directo. No obstante, la marca alemana asegura que muy pronto habrá un modelo en su gama que se sitúe a su altura por exclusividad y calidad. ¿Será el i4?

Fuente – BMW


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.