Donkervoort D8 GTO-JD70: El primer Super Sports Car que supera los 2G

Fue hace casi un año cuando os hablamos por primera vez de Donkervoort Automobielen BV. Este pequeño fabricante, afincado en los Países Bajos, es la excepción a la regla impuesta en el sector del automóvil: el tamaño. Lo decimos, porque a día de hoy sólo comercializa un modelo, pero ¡qué modelo!. No referimos al D8 GTO, una especie de kart que bajo su carrocería esconde un nivel tecnológico que para sí quisieran otras firmas de renombre.

La última novedad que presentan es el Donkervoort D8 GTO-JD70. De él también os hablamos, pues es un modelo muy especial con un fin muy especial. En concreto, llega para celebrar los 42 años de vida de la marca y los 70 años del creador de su creador, Joop A. Donkervoort. Ahora, podemos contaros más detalles técnicos y ofreceros nuevas imágenes con las que alegrarnos la vista, aunque eso sí, no te hagas muchas ilusiones.

El Donkervoort D8 GTO-JD70 alcanza los 2G de aceleración lateral

Uno de los mejores secretos del Donkervoort D8 GTO-JD70 es su chasis fabricado en fibra de carbono. Sus creadores lo han llamado EX-CORE y es un elemento principal para que anuncie otro dato de infarto. Según la firma, es el primer Super Sports Cars, homologado para calle, que supera los 2G de fuerza en aceleración lateral. El peso final del conjunto es otro de sus secretos, pues se queda rozando los 700 kilos.

A todo ello hay que sumar el uso de unos neumáticos pensados para pista: los Nankang AR-1. Respecto a su estética, había pocas pistas, pues las primeras imágenes que ofreció la marca eran muy oscuras. Ahora, vemos un modelo que sigue los pasos de los Morgan o Caterham. Esto es, presenta una carrocería sin techo con un largo capó y marcadas aletas. La fibra de carbono descubierta marca la diferencia, aportando un toque de elegancia.

Artículo relacionado:
Con el Donkervoort D8 GTO-JD70 querrás tener, de nuevo, 18 años

En primer plano tenemos una parrilla frontal de generoso tamaño, indispensable para oxigenar el bloque 2.5 litros TFSI de origen Audi. En conjunto, los cinco cilindros de este bloque turboalimentado erogan 381 CV de potencia y un par máximo de 475 Nm que van directos al tren trasero. Para gestionar semejante arsenal, la marca ha empleado una caja de cambios manual de cinco velocidades y relación estrecha.

Todo, para ofrecer unas prestaciones de infarto: firma el 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 2,8 segundos. Pues bien, si te ha gustado todo esto, tenemos un par de malas noticias. La primera: su producción estará limitadísima a 70 ejemplares, uno por cada año del fundador de la marca. La segunda, que su tarifa arranca en los 163.636,36 euros. Una pena, porque esta bestia parda haría las delicias de más de uno en circuito.

Fuente – Donkervoort Automobielen BV


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.