Efecto suelo

efecto suelo

El efecto suelo es un fenómeno aerodinámico que se da en algunos coches deportivos con fondo plano y difusor, o en muchos monoplazas de competición, donde se busca este efecto para hacer que el paso por curva sea a una velocidad muy superior. De esa forma, la adherencia se ve mejorada de una forma considerable y, sobre todo, lo más importante es que no afecta negativamente en otros sentidos, como sí lo hacen los demás elementos aerodinámicos que buscan hacer lo mismo.

Qué es el efecto suelo

La adherencia de un neumático con el asfalto o pavimento depende de los propios neumáticos y también de la carga ejercida sobre las propias ruedas. Una forma de aumentar dicha carga sin tener que agregar más peso al vehículo es usar elementos aerodinámicos o el famoso efecto suelo. Gracias a él se consigue aumentar la carga y mejorar la adherencia del vehículo sin tantos inconvenientes como otros elementos aerodinámicos que puedan generar drag o resistencia aerodinámica.

El efecto suelo es el fenómeno que se produce cuando aumenta la velocidad del aire que circula por los bajos de un vehículo. La reducción de la distancia entre la parte inferior del vehículo y la carretera provoca el efecto suelo, que se utiliza ampliamente en los deportes de motor para aumentar la carga aerodinámica. Los deportes de motor son el único lugar donde se utiliza el efecto suelo para crear zonas de alta presión en la parte superior del vehículo y zonas de baja presión en la parte inferior.

El resultado es que el vehículo es atraído hacia la carretera, gracias a la depresión que se produce, lo que tiene ciertas ventajas en otros contextos. En el mundo del motor, el efecto suelo es muy utilizado, sobre todo en vehículos de alta competitividad y deportivos con características de alta gama, ya que mejora mucho el paso por curva sin agregar demasiado drag o resistencia aerodinámica como lo haría un alerón. Ya sabes que mientras mayor drag también decrece la velocidad punta en rectas, aumenta el consumo, y se reduce la eficiencia de un vehículo.

Efecto suelo en los F1

En la F1, el efecto suelo se ha venido aprovechando desde hace décadas. Gracias a este efecto, los coches se pegaban al suelo como lapas, pudiendo pasar por las curvas a mucha mayor velocidad sin salirse. Hemos visto a lo largo de los años muchos prototipos interesantes que han querido explotar y llevar este efecto suelo a la máxima expresión, como los míticos Lotus. Además, en el pasado se incluían elementos actualmente prohibidos por seguridad, como son los faldones que sellaban los laterales del suelo para así hacer el efecto más eficiente sin turbulencias de los neumáticos que pudieran llegar desde el exterior.

Este año, el efecto suelo ha vuelto a ser protagonista, ya que los actuales monoplazas tienen un canal superior al de los años anteriores, y un difusor sobredimensionado. Por tanto, la sustentación que se consigue gracias a estos elementos es mayor. Esto ha permitido también simplificar las alas y reducir los elementos aerodinámicos en el coche, consiguiendo en torno al 40% de la carga aerodinámica del vehículo gracias al fondo plano y al difusor. Y esto es muy positivo, puesto que se consiguen velocidades puntas superiores en comparación con un monoplaza con alas de más carga.

Efecto suelo y fondo plano

fondo plano de un F1

SONY DSC

Para que el efecto suelo funcione es necesario contar con un fondo plano. De lo contrario, no servirá de nada un difusor. Es más, muchos coches de calle o de los que hacen tunning llevan un difusor simplemente por estética, puesto que, pese a lo que piensan algunos de sus dueños, sirve de poco o nada. Por tanto, la importancia de tener un fondo plano es tanta como la de tener un difusor. Y eso se debe nuevamente a un fenómeno aerodinámico.

Como puedes ver en esta imagen, el fondo de este monoplaza de F1 es plano, con dos canales en los laterales que desembocan en el difusor. De esta forma, el aire que se introduce por la parte delantera del vehículo viaja hacia atrás en forma de flujo laminar, sin turbulencias. Esos flujos de aire llegan a la zona del difusor que los “extrae” de los bajos del vehículo a mayor velocidad, para acelerarlos y generar un efecto de succión, pegando al coche al asfalto.

De no contar con ese fondo plano, como es el caso de los coches de calle, no serviría de nada el servidor y no estaríamos hablando de efecto suelo. Y es que, cuando sobresalen partes del motor, hay recovecos, elementos de la dirección, escape, etc., entonces ese flujo laminar se rompe, generando turbulencias y haciendo que el difusor pierda todo su efecto. Por tanto, si quieres que tu vehículo tenga mejor adherencia instalando un difusor, instala también un fondo plano…

Efecto suelo en los coches de calle

Porsche 911 Sport Classic trasera

En los coches de calle, como he indicado en el párrafo anterior, es difícil que el efecto suelo funcione en los modelos de serie. Solo algunos deportivos de alta gama tienen fondo plano y difusor que realmente funciona. De este modo, cuando se pilotan estos coches por circuitos a máxima velocidad, se mejora la respuesta en curvas gracias al efecto suelo. Pero no hay que olvidar que deben tener una serie de elementos que hagan de este efecto algo realmente útil.

Por un lado, en el frontal del vehículo habrá un canal para dejar pasar aire bajo el coche, sin demasiados impedimentos que puedan generar turbulencias. Por otro lado, todo el bajo del vehículo estará carenado con un fondo plano para hacer que el flujo laminar no se rompa antes de llegar al difusor. Y, por supuesto, también habrá un difusor en la parte trasera que, en ocasiones, se potencia soplando con los tubos de escape en él para acelerar aún más el flujo. Además, si existen tomas de aire en otros lugares, se reconducirán hasta zonas donde no afecten al flujo que pasa bajo el coche.

Por supuesto, además de estos elementos, los vehículos de alta gama o deportivos suelen incluir otros elementos aerodinámicos, como pueden ser alerones fijos o móviles, y otros perfiles en distintas zonas del vehículo que no están ahí por mera estética, sino para algo más…


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.