Ford Rapstang: El fruto de una noche loca entre el Mustang y el F-150

Si el sector del automóvil tiene una cosa buena es que permite mezclas de conceptos muy locas. A lo largo de los años hemos visto como han surgido crossovers tan variopintos como el Nissan Murano CrossCabriolet o el Chrysler PT Cruiser. Pero cuidado, que estos son los más «normalitos» porque si repasamos la historia podemos ver coches anfibios y otros que cambian las tradicionales ruedas por cadenas para convertirse en un tanque.

Hoy os traemos al raro e imaginario Ford Rapstang. ¿No imagináis cuál puede ser su procedencia? Pues no es más que el resultado de una noche de pasión entre el Mustang y el F-150 Raptor. Como podréis entender, su creador no es la firma americana, sino un ilustrador gráfico que ha visto suficiente potencial como para darle vida. Con todo, el resultado es muy atractivo y acertado, demostrando que no todos los crossovers tienen porqué ser malos.

El Ford Rapstang mezcla trazos del Mustang y del F-150 Raptor

Lo primero que llama la atención en el Ford Rapstang es su frontal. Aquí, KDesign ha introducido el capó y los grupos ópticos del Mustang. La parrilla presenta en letras negras de gran tamaño la palabra «FORD», dando fuerza y prestancia al conjunto. En la zona inferior encontramos un paragolpes discreto y una protección en los bajos terminada en aluminio que aporta el necesario toque off road.

En la vista lateral no hay cambios, pues mantiene los trazos y llantas de aleación de gran tamaño ya conocidos del F-150 Raptor. Por último pasamos a echar un vistazo a la zaga. Aquí la situación es similar, aunque presenta un pequeño detalle que no pasará inadvertido a los fans del Mustang. Sí, en la zona baja del portón que da acceso a la bañera de carga está el mítico pony que acompaña al deportivo americano.

Artículo relacionado:
Ford F-150 2021: El pick up más rudo se renueva y estrena versión híbrida

Y tras ver estas imágenes os preguntaréis ¿Podría el Ford Rapstang llegar al mercado? Pues las posibilidades de que esto ocurra son las mismas como que caiga un calamar gigante del cielo: nulas. Lo importante de esto es que la imaginación es un arma muy valiosa para cambiar las cosas y el sector del automóvil no es ajeno a esta máxima. Si no fuera por ella no tendríamos muchos de los modelos que nos acompañan hoy día.

Fuente – KDesign AG by Behance


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.