El Grupo FCA anuncia a sus proveedores que adoptará la plataforma CMP

La fusión del Grupo FCA con el Grupo PSA tendrá lugar muy pronto. De ella, como ya sabéis, nacerá Stellantis, el cuarto fabricante de coches del mundo. Por tanto y como era de esperar, los movimientos para su integración no se están haciendo de rogar. Entre los motivos que han llevado a su unión está la reducción de costes en el desarrollo de tecnologías, por lo que ya estarían trabajando para optimizar sus esfuerzos.

Hasta ahora, FCA y PSA han trabajado de forma independiente en sus plataformas y sistemas motrices. Tras la fusión la cosa se simplificará, pues cada conglomerado aportará lo que mejor saber hacer. Así, no es extraño que ya estén discutiendo quién se hará cargo de según qué temas e incluso cancelando el trabajo que ya llevan andado. Esto es lo que habría pasado a los italoamericanos, que habrían paralizado el desarrollo de una nueva base.

El Grupo FCA habría dejado de desarrollar sus propias bases

A nadie se le escapa que el poder tecnológico del Grupo PSA es mayor que el de FCA. La prueba está en que las plataformas CMP y EMP2 han simplificado su oferta y ayudado a incrementar sus ganancias de forma cuantiosa. Por esta razón, los italianos habrían paralizado los trabajos destinados a desarrollar su nueva plataforma para los segmentos A, B y C. De esta forma, adoptarían la que ya da vida a los Peugeot 208 y Opel Corsa, entre otros.

Según varias fuentes, entre las que estaría Corriere della Sera, FCA ya habría anunciado a sus proveedores los planes de futuro. Al parecer, el consorcio italoamericano habría enviado una carta a estos colaboradores para anunciarles que el desarrollo de su plataforma propia ha quedado cancelada. En su lugar, tomarán la CMP de los galos que es mucho más flexible y permite el uso de propulsores gasolina, diésel y eléctricos.

Artículo relacionado:
El Grupo PSA presenta su plataforma para vehículos eléctricos eVMP

Con todo, la adopción de esta base podría dificultar los planes del Grupo FCA. Según el último programa de lanzamientos tienen entre manos varios modelos de calado, como el B-SUV que está desarrollando Alfa Romeo. Por tanto, tendrían que revisar en qué punto se encuentra cada modelo para introducir las mejoras necesarias. Eso, sino tienen que cancelar alguno y empezar de cero, como pasó con el Corsa cuando PSA compró Opel.

Habrá que ver la evolución de este acuerdo y cómo afecta al resto de modelos de ambos consorcios. Por ahora el Grupo FCA tiene una base eléctrica de nuevo desarrollo que podría ser de mucha utilidad a PSA. Sobre ella podrían crear su nueva terna de utilitarios eléctricos que, además, podrían fabricarse junto al nuevo Fiat 500e.

Fuente – Corriere della Sera


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.