Kia Stonic 2021: La hibridación suave y más tecnología toman el control

El lanzamiento comercial del Kia Stonic ha traído muchas alegrías a la firma asiática. Llegó al mercado en 2017 y lo hizo en un momento complicado, pues la atomización del segmento B-SUV ya era elevada. Con todo, ha sabido ganarse el corazón, y respeto, del público europeo, pues en este tiempo ha conseguido llegar al garaje de más de 150 mil personas. Ahora, afronta el ecuador de su ciclo comercial recibiendo un sutil restyling.

Con él los responsables de la marca y modelo quieren apuntalar su éxito de ventas. Para ello, han trabajado en aquellos aspectos que no han gustado o han sido superados por sus rivales. De esta forma pueden ofrecer un producto muy competitivo y completo que destaca principalmente por ofrecer una excelente relación precio-producto. Si estás interesado en un Kia Stonic atento, porque cambia más de lo que parece a simple vista.

La estética exterior del Kia Stonic recibe cambios de matiz

A nivel estético el Kia Stonic es un producto muy logrado. Para ponerlo al día el equipo de diseño de la firma surcoreana ha tenido que modificar muy pocas zonas. En concreto, se han centrado en agregar unos grupos ópticos de nuevo diseño con tecnología LED incluida. El patrón interior es inédito, ofreciendo una impronta más deportiva y dinámica. El resto de líneas de la carrocería se mantienen frescas, por lo que no reciben cambios.

Artículo relacionado:
Prueba Kia Stonic Tech 1.0 Turbo 120 CV (con vídeo)

Otro de los aspectos que también se pone al día es la paleta de colores. Tras el restyling la gama se ve enriquecida con dos nuevos tonos: Perennial Grey y Sporty Blue. Gracias a su llegada surgen nuevas opciones y combinaciones cromáticas, centrándose en aspectos como el techo o las coquillas de los retrovisores. Tampoco podemos pasar por alto las llantas de aleación, que modifican su diseño para aportar mayor frescura al conjunto.

Al interior llega más tecnología y mejora la conectividad

De puertas adentro la evolución está medida al milímetro. Los responsables del Kia Stonic han apostado por ofrecer aquello que más demandan los jóvenes: una conectividad total. Así, a través de una pantalla central táctil de 8 pulgadas ofrecen un sistema infotainment compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. Junto a él el conductor podrá acceder a servicios como la información del tráfico en tiempo real o pronóstico del tiempo.

Otra de las novedades tiene que ver con el reconocimiento por voz. A través de perfiles el conductor podrá indicar órdenes al sistema infotainment para que le ayude en la conducción. Por último, y ante la ausencia de cambios de diseño, debemos resaltar la evolución en ayudas a la conducción. Ahora no faltarán  el sistema de mantenimiento de carril, control de ángulo muerto o frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas.

Respecto a la calidad de materiales y ajustes, Kia asegura que el Stonic 2021 ha mejorado. Para ello han introducido materiales más cuidados en todas las áreas que están más cerca de la mano. Además, han aprovechado para introducir nuevos packs de personalización en tonos azul y amarillo. Ahora hay disponibles cuatro opciones que, como hasta ahora, se extienden por zonas como el salpicadero, túnel central o fundas de los asientos.

Oferta mecánica generosa y con etiqueta Eco de la DGT

Con todo la gran evolución del Kia Stonic 2021 está bajo su piel. En su plataforma no hay cambios de importancia ya que todo el protagonismo se lo ha llevado la oferta mecánica. Como ocurrió en el restyling del Kia Rio, se incorpora a la oferta la tecnología EcoDynamics+. Gracias a la hibridación suave el B-SUV surcoreano puede homologar medias de consumos y emisiones más bajas, siendo merecedor de la etiqueta Eco de la DGT.

Esta familia ecológica se ha gestado en torno al nuevo 1.0 T-GDi Smartstream. Su nivel de potencia no se ha visto alterado, con 100 CV y 120 CV. En ambos casos tenemos una red eléctrica de 48 voltios que permite circular a vela hasta 125 kilómetros por hora. Para su gestión, confía en una transmisión manual de 6 relaciones o una automática de doble embrague 7DCT con 7 velocidades. En este caso, el par máximo alcanza los 200 Nm.

Para aquellos que quieran huir de la complejidad mecánica, el motor 1.0 T-GDi también está disponible con 100 CV y red eléctrica de 12 voltios. La única mejora que recibe, respecto a su predecesor, tiene que ver con la incorporación de una transmisión manual de 6 relaciones. Además, se mantiene la versión de acceso asociada a la motorización tetracilíndrica 1.2 litros con 84 CV.

Fuente – Kia


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.