Cómo cambiar el anticongelante y limpiar el radiador

Cambiar anticongelante del coche

Existen muchos métodos para cambiar el anticongelante tú mismo. Sin embargo, no todos son fáciles para un particular porque requieren de herramientas algo específicas o conocimientos de mecánica. Por eso, aquí te vamos a enseñar el método más sencillo y que mejores resultados da sin que necesites nada especial.

Debes tener dos ideas claras a la hora de cambiar el anticongelante de tu coche: primero, que no se trata solo de retirar el viejo y poner otro nuevo, debes limpiar el radiador por dentro si el motor tiene cierto tiempo. Segundo, que cuando lo hagas, si el motor está funcionando no debe quedarse sin líquido nunca.

Material para cambiar el anticongelante

Como siempre, lo primero es reunir los materiales necesarios para la tarea, esto será lo que necesitaréis:

  • Solución para limpieza de radiadores (opcional)
  • Agua normal y agua destilada
  • Líquido anticongelante nuevo
  • Recipiente para el anticongelante usado
  • Guantes aislantes
  • Destornillador del tipo adecuado si no tiene una llave de paso para abrir el manguito manualmente o un alicate para retirar la abrazadera del manguito si no tiene otra forma de abrirse.

En el siguiente punto empezaremos con los pasos a seguir para cambiar el líquido anticongelante y de paso limpiar el radiador de todos los depósitos que pueda tener.

Cambiar el líquido anticongelante y limpiar el radiador

Cambiar anticongelante y limpiar radiador

Estos son los pasos que debes seguir para cambiar el líquido anticongelante, purgar el radiador y de paso aprovechar la operación para limpiarlo.

¿Usar un limpiador de radiador?

Usar un producto limpiador del radiador es útil, aunque no imprescindible, porque vamos a usar métodos de limpieza más tarde. El de Liqui Moly o el de Motul están bien.

Solo te recomendamos que lo uses si el coche es viejo y ya tiene mucha suciedad e incluso óxido en el interior del sistema de refrigeración.

Localizar la válvula de drenaje de anticongelante

Lo primero, como siempre, es encontrar dónde está la válvula de drenaje de anticongelante. Puede estar en cualquier parte de la parte de abajo del radiador y puede ser: una llave de paso que se accione con la mano o un tornillo o simplemente un manguito con abrazadera que habrá que aflojar para sacarlo.

Busca en ambos lados del radiador, porque según la marca estará a un lado o al otro. Lo normal es que no tengas que desmontar nada. Como mucho levantar el coche por el lado de la válvula para acceder a ella (si lo usas, asegúralo con un caballete), pero en muchos casos no es necesario, porque basta con recostarse en el suelo.

Para purgar el anticongelante hay que hacerlo por la parte baja del radiador

Vaciar el radiador de anticongelante

Coloca el recipiente debajo y abre la válvula de drenaje. Ten cuidado porque el anticongelante es tóxico (sobre todo los no orgánicos). Te animamos a que lo lleves a un punto limpio donde lo tratarán adecuadamente. Deja que salga un poco y luego abre también el tapón del vaso de expansión, para dejar que entre aire y salga con más facilidad.

Otro consejo importante: el anticongelante es muy peligroso para las mascotas, su olor suele ser agradable para ellas, pero es venenoso si lo beben, por lo que no debéis dejar ningún recipiente, por pequeño que sea, a su alcance.

Primera limpieza del radiador: agua normal

Cuando haya dejado de salir anticongelante, cierra el tapón o coloca de nuevo el manguito. Usa unas garrafas de agua o una manguera para verter agua normal en el vaso de expansión. Hecha abundantemente sin que se salga para no mojar nada más en el vano motor. Extrae el tubo de retorno de anticongelante al vaso de expansión y dirígelo al recipiente que usas para reciclar anticongelante.

Cambiar el anticongelante sacando el viejo mediante el manguito de retorno del vaso de expansión

Deja que el coche llegue a la temperatura de servicio para que abra el termostato y sigue echando agua para que no se quede nunca sin líquido (esto es muy importante). La bomba de agua moverá el líquido por todo el circuito. Si enciendes la calefacción también limpiará el circuito secundario. No olvides los guantes para no quemarte.

Verás que por el manguito de retorno que has soltado saldrá anticongelante viejo. Cuando salga agua, lógicamente puedes dejar de dirigirlo al recipiente para reciclar, pero sigue echando agua hasta que salga limpia.

Artículo relacionado:
Anticongelante para el coche: qué tipos hay y cuáles se pueden mezclar

Usa agua para limpiar el radiador y el sistema de refrigeración entero

Segunda limpieza: agua destilada

Si se quiere hacer perfecto, es mejor que retires los restos de agua normal y otra suciedad que haya podido quedar. Para ello, cierra el tapón o llave del radiador y usa agua destilada para llenar el sistema de refrigeración. Llena hasta que deje de bajar el nivel de agua en el vaso.

Enciende el motor para que llegue a la temperatura de servicio. Rellena con agua destilada cada vez que baje hasta que esté en el máximo de forma estable y sigue con el motor encendido un rato más. Echa un vistazo al artículo sobre Cómo purgar el circuito de refrigeración, para sacar el aire y que quede solo agua destilada.

Vuelve a esperar a que se enfríe el motor. El consejo habitual es esperar a que se enfríe del todo, pero la mayoría de los mecánicos consultados solo esperan unos minutos. Lo suficiente para que cuando abras el vaso de expansión no salpique.

Abre también la llave o tapón de vaciado del radiador. Si no esperas a que se enfríe del todo, ten cuidado con no quemarte con el agua caliente. Recuerda los guantes.

Cambiar por anticongelante nuevo

Elagua destilada retirará más restos de suciedad

Ahora se trata de repetir el mismo proceso que con el agua destilada, solo que dejamos que salga agua por el manguito de retorno del vaso de expansión hasta que salga un poco del anticongelante nuevo. Sigue vertiéndolo en el vaso de expansión poco a poco para que nunca se quede sin líquido.

Una vez que salga anticongelante por el maguito, colócalo en el vaso de nuevo y fíjalo firmemente con su abrazadera. Sigue echando anticongelante cada vez que baje el nivel . Verás que a veces tarda un poco en bajar, porque está llenando cada parte del sistema de refrigeración. Una vez que termines, para hacerlo bien tienes que purgar el sistema de refrigeración del coche. Es decir, eliminar las burbujas de aire que hayan quedado en todos los recovecos y esquinas. Para ello, te recomendamos de nuevo el siguiente artículo:

Artículo relacionado:
Cómo purgar el anticongelante del circuito de refrigeración

En muchas ocasiones la gente simplemente enciende el motor y deja que la bomba de agua funcione para mover el anticongelante. Esperan a que el motor se caliente y luego encienden la calefacción para que se abra su circuito secundario. El líquido irá bajando en el vaso de expansión mientras va saliendo el aire. Así que solo tienen que ir rellenando con más anticongelante nuevo. De todas formas, nosotros te recomendamos el artículo antes mencionado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Dani dijo

    Hola muy buenas!
    Estos días me estoy planteando hacer una limpieza completa del sistema de refrigeración de un saxo que he comprado de segunda mano. Pero no se dónde está el manguito de retorno o la llave de drenaje en el radiador del saxo. Podríais indicármelo si lo sabeis? Gracias.