Limpieza del carburador: diferentes métodos y trucos

Un motor con tres carburadores que limpiar

La limpieza del carburador de un coche o moto es una operación sencilla. Aunque requiere saber desmontar y montar todo lo necesario sin dañar nada. Y lo que es más importante, dejarlo todo como estaba para que el motor funcione correctamente.

Te explicamos cómo realizar esta tarea que forma parte del mantenimiento del carburador. Además de contarte cada cuándo hay que limpiar el carburador para evitar problemas.

Síntomas de un carburador sucio

Hay una serie de señales que indican que el carburador requiere una limpieza. Generalmente se debe a la mariposa, que es uno de los componentes más importantes para el carburador y, por lo tanto, para el funcionamiento de los motores de gasolina antiguos. Es la encargada de regular la cantidad de aire que entra al motor, que suele ir directamente conectada al pedal del acelerador.

Un carburador sucio se nota sobre todo al ralentí y a bajas revoluciones

Conforme va pasando el tiempo, puede comenzar a cubrirse de la suciedad proveniente de los vapores del combustible. El resultado es que pierde su movilidad o parte de ella y acaba por no poder cerrarse del todo. Los principales síntomas de un carburador sucio son:

  • El motor sube y baja de revoluciones al estar al ralentí. Lo que se debe a que la centralita tratará de compensar este flujo extra de aire y provocará que el comportamiento del motor al ralentí se vuelva errático.
  • El motor no puede mantener el ralentí y termina apagándose. Por ejemplo, el vehículo se cala al parar en las señales de stop o en semáforos. Incluso con solo cambiar de primera a marcha atrás, el motor se “muere” porque no aguanta ese pequeño intervalo al ralentí. En los peores casos, también se apaga llevando el coche a bajas revoluciones, lo que puede llegar a ser peligroso porque se apaga con el coche o moto circulando.
  • El sonido del motor cambia ligeramente. Por lo general a un ruido algo más agudo.

Sin embargo, es posible confundir estos síntomas con otros problemas del motor, como las averías en el sistema de encendido relacionadas con las bujías, las bobinas de encendido, etc. Por suerte, también es fácil comprobar el estado de las bujías y revisar si fallan las bobinas de encendido.

Limpieza del carburador

Cómo limpiar el carburador

Siempre que vayas a operar con líquidos como el limpiador de carburador, es importante usar guantes. De lo contrario, puedes sufrir irritaciones o intoxicaciones. Con unos de látex puede valer, aunque si son reforzados mejor porque te evitas roturas y son reutilizables. Te contamos varios métodos para limpiar el carburador:

Método 1: abrir tapa del carburador

  • Abrir la tapa del carburador sin sacarlo. Algo para lo que generalmente solo hay que quitar unos tornillos.
  • Con el motor apagado, rocíalo con un limpiador de carburadores. Incluidos todos los orificios que se tengan al alcance.
  • Deja secar durante 10 minutos.
  • Enciende el motor.
  • Rocía el limpiador de nuevo y acelera. Repite este paso varias veces: rociar el limpiador y acelerar.

Existen muchos limpiadores de carburador

Método 2: sacar tornillo

En este método vamos a limpiar el conducto del tornillo y su aguja, que es la que regula la cantidad de mezcla que entra en las cámaras de combustión al ralentí.

  • Con el motor apagado, hay que sacar tornillo girándolo en el sentido contrario a las agujas del reloj. Es muy importante contar las vueltas que se dan, para saber cómo estaba ajustado. Así cuando lo volvamos a poner lo dejaremos igual. Por ejemplo, 3 vueltas y media.
  • Una vez lo hayas sacado, rocía el limpiador de carburadores en el agujero con el motor apagado. Es importante que el bote tenga cánula para poder introducirla un poco por el agujero. Dale a la aguja con el limpiador también. Cuidado el limpiador es altamente inflamable.
  • Vuelve a colocar el tornillo girándolo las mismas veces para dejarlo como estaba.
Cómo ser preciso con el ajuste del carburador: hacerlo bien puede ser un quebradero de cabeza según el vehículo en el que se haga. Por eso, si quieres ser preciso al volver a colocar el tornillo, no solo debes fijarte en el número de vueltas. Marca un lado del tornillo con un rotulador permanente. Fíjate hacia donde señala la marca antes de mover el tornillo. Cuenta las vueltas. Cuando te acerques al final de la rosca, tira un poco hacia fuera mientras sigues girando, así verás la orientación de la marca en el momento en el que se acaba la rosca.

Al poner el tornillo de nuevo ya sabes en qué orientación exacta entra de nuevo la rosca. Cuenta las vueltas para apretarlo desde ahí y deja el tornillo en la orientación que viste que esta en el principio. Con esto, tienes máxima precisión.

Método 3: aditivo puro directo

La limpieza del carburador puede ser tan sencilla como añadir un aditivo para esta función en el tanque de combustible. Solo hay que echarlo en la proporción que indique el fabricante y seguir el resto de las instrucciones. Sin embargo, esto en algunas ocasiones no es suficiente. Para esos casos existe otro método que aumenta mucho la eficacia de estos líquidos:

  • Este método es mejor hacerlo solo cuando la bomba de combustible es mecánica, porque solo hay que sacar su manguito de entrada. Es decir, por donde succiona la bomba antes del filtro de gasolina.
  • Lo que vamos a hacer es enviar limpiador directo al carburador, pero en este caso se usa el aditivo limpiador de carburadores para la gasolina. Solo que en lugar de ponerlo en el tanque de combustible mezclado con el combustible, vamos a meter el manguito en el bote de aditivo par que lo succione directamente de él. Así el carburador va a recibir el aditivo puro, por lo que su efectividad será mucho mayor. Cuidado el limpiador es altamente inflamable.
  • Una vez colocado el manguito hay que encender el motor y acelerar. Aprieta el acelerador un momento en diferentes posiciones. Es decir, déjalo al ralentí, luego aprieta un poco, luego otro poco más y así sucesivamente. Hazlo hasta que se acabe todo el líquido.

Si la bomba del coche es electrónica hay que desmontar la bomba del tanque para que succione del bote de limpiador de carburadores. Lo que es una operación más complicada y peligrosa. Por eso, nosotros no lo recomendamos.

Adistivos limpiadores del carburador

Método 4: usar la manguera de vacío

  • Este último método para la limpieza del carburador del que vamos a hablar consiste en conectar el bote limpiador de carburador a la manguera de vacío. Con lo que se consigue limpiar también el múltiple de admisión.
  • Con el motor al ralentí, hay que introducir la manguera en el bote de limpiador de carburador. Déjalo ahí hasta que se acabe el limpiador.
  • Vuelve a conectar la manguera de vacío en su sitio.

Por supuesto, el mantenimiento del carburador no se limita a esto. En ocasiones será necesario desmontarlo por completo y limpiarlo de una forma más profunda con un cepillo y los líquidos necesarios. Para estos casos, lo más recomendable es que lleves el coche a un taller donde seguramente lo limpiarán sin problemas. Además, sus piezas pueden sufrir desgaste y por lo tanto puede ser necesaria su sustitución.

Para limpiar el carburador a veces hay que desmontarlo

Cada cuánto se debe limpiar el carburador

Para no tener contratiempos, se recomienda hacer la limpieza del carburador cada 30.000 km en los coches. Aunque, si carbura bien, no tiene por que hacerse esta operación hasta que no se noten algunos síntomas. En las motos, esto también se aplica aunque el kilometraje para hacerlo puede ser menor que en los coches.

Lo que sí es cierto, es que en mecánica el mal funcionamiento de una pieza puede causar averías en otras. Eso también se aplica al carburador. Por eso, hay personas que siempre se anticipan a cualquier mal funcionamiento del carburador limpiándolo regularmente.

Imágenes – priceman 141, Nathanael Burton, Phoenix Trimegisto, Xavier Armengol


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   danilo dijo

    muy buena informacion gracias por esta