Mazda CX-5 2020, ligerísimas actualizaciones para seguir remando

Mazda CX-5 2020 dinámica

Tras el parón en seco provocado por el coronavirus, parece que las marcas vuelven a la actividad y nos presentan todo lo que tenían previsto para estos meses tan convulsos. En esta ocasión hablamos del Mazda CX-5 2020, que acaba de introducir algunos ligeros cambios para seguir manteniéndose al día y no quedar retrasado en comparación con la competencia del segmento C-SUV.

Recordamos que el Mazda CX-5 es el coche más vendido por la marca nipona en Europa, habiendo comercializado más de 2,7 millones de unidades desde que debutara la primera generación en 2012. La renovación generacional se dio en el año 2017, mejorando notablemente en calidad y, sobre todo, en estética y equipamientos. Veamos qué novedades trae este CX-5 2020.

Mazda CX-5 perfil trasero

Si estás buscando grandes cambios visuales para su exterior, lamento decirte que no lo encontrarás. Mazda apenas ha hecho retoques en la carrocería, manteniendo también las dimensiones exteriores con sus 4,55 metros de longitud total. Eso sí, hay algunas leves variaciones en la paleta de colores, llegando como principal novedad el gris “Polymetal Grey Metallic”. En total hay diez colores para elegir.

Hay que tener en cuenta que ni siquiera se trata de un restyling, sino de un nuevo Model Year. Los cambios son mínimos.

Tampoco es que veamos notables variaciones en el habitáculo, aunque sí nos fijamos podemos apreciar que la pantalla central del sistema de infoentretenimiento ha crecido. Ahora es de 8 pulgadas, por lo que podemos ver de una forma más clara las diferentes informaciones. Por cierto, también se han ampliado algunas funciones en este sentido, como poder ver el funcionamiento de la mecánica o la visión exterior de 360 grados.

Por otro lado, se agregan luces para la iluminación interior en LED y algunos nuevos acabados para el tapizado de asientos y puertas, ofreciendo una mayor percepción de calidad. Y es que ya sabéis que Mazda está buscando su hueco en el mercado entre las marcas premium a las que, por cierto, no tiene nada que envidiar.

Mazda CX-5 salpicadero

Como antes, el Mazda CX-5 está disponible con motores diésel y gasolina, transmisiones manuales y automáticas, así como sistemas de tracción delantera y 4×4. Lo que no llega por el momento al CX-5 es el motor 2.0 Skyactiv-X de 180, mecánica revolucionara con muy bajo consumo que ya probamos hace unas semanas en el Mazda CX-30.

En el mercado europeo se puede combinar este SUV con los siguientes motores:

Motor Potencia Cambio Tracción
Motor Potencia Cambio Tracción
2.0 Skyactiv-G 165 CV Manual y Automático Delantera y 4×4
2.5 Skyactiv-G 194 CV Automático Delantera y 4×4
2.2 Skyactiv-D 150 CV Manual y Automático Delantera y 4×4
2.2 Skyactiv-D 184 CV Manual y Automático 4×4
Comenta la marca que las versiones de tracción total ahora son más capaces, pues han puesto a punto de una forma más efectiva el reparto de par entre las ruedas cuando alguna de ellas pierde motricidad.

Y a nivel de seguridad se ha actualizado el sistema i-Activsense. El principal punto a destacar es que se actualiza la frenada de emergencia automática, que ahora también es capaz de detectar a peatones y otros obstáculos durante la noche. Para ello se ha dotado al Mazda CX-5 de una cámara específica.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.