Memminger resucita al Volkswagen Beetle original con el Roadster 2.7

En el mundo del automóvil hay modelos míticos que han pasado a los anales de la historia por alguna circunstancia especial, trágica o simplemente por llevar tantos años a la venta, que se han convertido en una institución para la firma que lo comercializa. Un buen ejemplo de esta situación es la que representa el Volkswagen Beetle, modelo que motorizó al país alemán en un momento delicado de su historia y que se encuentra entre los más vendidos en todo el mundo.

De hecho, tan importante es su espíritu, y huella dejada en el mercado, que las dos generaciones que le han sucedido en el cargo no han logrado captar al cliente como sí lo hizo el Beetle original. Sin embargo, el preparador alemán Memminger Feine Cabrios ha desarrollado un nuevo roadster biplaza que está inspirado en el Volkswagen Beetle Clásico que vio la luz en el año 1938 y que sí podría ser considerado un sucesor real de este modelo.

A nivel estético, el Memminger Roadster 2.7 cuenta con un diseño que bebe de las líneas que hicieron famoso al Beetle Clásico. Sin embargo, cuenta con elementos diferenciados como un capó más ancho y bajo, unos faros de diseño circular con tecnología led y un paragolpes acabado en cromo que recuerda a los que incluía el original, pero adaptados para cumplir con la normativa de impacto actual.

La vista lateral también se parece, y mucho a la que lucía el modelo original, aunque cuenta con una línea de cintura elevada y unos pasos de rueda más abultados que los lucidos en el escarabajo clásico. En la zona trasera cuenta con los mismos pilotos que montaba el modelo original, una salida de escape central y paragolpes terminados en cromo y un alerón sobre la tapa del maletero que le proporcionan una estampa deportiva.

A nivel técnico, desconocemos la plataforma sobre la que está desarrollado, pero sí que sus medidas externas prácticamente son calcadas a las que tenía el Beetle Clásico. El Memminger Roadster 2.7 mide 4,04 metros de largo, por 1,7 metros de ancho y 1,25 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,44 metros por lo que ofrece un habitáculo exclusivamente para dos pasajeros del que se desconoce la capacidad de su maletero.

Su esquema de suspensión está formado por un eje delantero McPherson y un posterior por eje de torsión. La mecánica que se aloja en el vano motor del Memminger Roadster 2.7 es un bloque gasolina de tipo bóxer con 2.7 litros de cilindrada y una potencia de 210 CV y 247 Nm de par máximo. Su origen no ha sido confirmado, pero sí que está unido a una caja de cambios de corte manual con cinco relaciones.

Memminger, por ahora, no ha confirmado más datos sobre el Roadster 2.7 por lo que habrá que esperar a que se pronuncie para conocer más detalles sobre este raro y exclusivo modelo.

Fuente – Memminger

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar


De Torre de Miguel Sesmero (Badajoz). Graduado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Extremadura, pero como las cuatro ruedas son mi debilidad decidí especializarme en Marketing y Comunicación en el sector del automóvil. Para mi el coche perfecto debe tener diseño italiano, ingeniería japonesa, interior alemán y la rabia de los muscle cars americanos, pero como eso es imposible disfruto de todos ellos de forma individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.