Mercedes Clase T, así es el nuevo monovolumen de Mercedes

Mercedes Clase T

La marca de la estrella presentaba hace unas horas el nuevo Mercedes Clase T, que viene a ser un modelo derivado directamente del Mercedes Citan. Sin embargo, tiene un enfoque más particular y familiar, es decir, un coche más cercano a lo que conocemos como un monovolumen que a una furgoneta compacta.

Se ha creado pensando en las familias y en aquellas personas que disfrutan mucho del ocio y el tiempo libre en la naturaleza, como así ha declarado la propia Mercedes. Lógicamente el aprovechamiento del espacio es primordial, midiendo 4,5 metros de largo, 1,86 de ancho y 1,81 metros de alto. Más adelante se añadirá una nueva variante con batalla extendida y más longitud.

Monovolumen o furgoneta, pero reconocible como Mercedes

Mercedes Clase T delantera

Si hablamos de la estética, está claro que el Mercedes Clase T es fácilmente reconocible como un modelo de la marca, al menos en su parte delantera. Y es que en la gran parrilla toma mucha fuerza el enorme logo de la estrella, mientras que a los lados nacen los faros de estilo ya conocido en la compañía y una boca de aire generosa en la zona inferior.

Lógicamente el lateral es lateral es muy “furgonetil”, si se me permite la expresión. Me refiero a que tiene una silueta muy de furgoneta, con un capó inclinado, un techo alto y un corte final totalmente recto. Es la mejor silueta cuando se trata de aprovechar todo el espacio posible. Claro que no nos olvidamos de las barras de techo, de las dos puertas correderas laterales y de las llantas de 16 pulgadas de serie.

La parte posterior no puede aportar demasiado a nivel de diseño. Aquí detrás nos encontramos un enorme portón que da acceso al maletero de 0,52 metros cúbicos, o lo que es lo mismo, 520 litros hasta la bandeja.

Mercedes Clase T salpicadero

En cuanto al interior, como era de esperar no encontramos un salpicadero y esquema de pantallas MBUX tan elaborado como en los modelos turismo, pero no está nada mal. Tenemos un cuadro de instrumentos con pantalla central para las principales informaciones, y en el centro del salpicadero una pantalla táctil de pulgadas para las funciones de configuración, navegación, radio, etc. Por cierto, el Apple CarPlay y Android Auto es de serie en el Clase T.

El volante tiene un buen aspecto, como también la consola central ligeramente elevada, acercando el mando de la caja de cambios como suele ser habitual en estos vehículos.

Dos líneas de equipamiento disponibles

El Mercedes Clase T puede configurarse con las líneas de equipamiento Style y Progressive. La primera ofrece tapizado del asiento de serie en símil de cuero artico/microfibra negro con doble costura decorativa, así como elementos de adorno en las puertas y la consola central en negro brillante.

Además, cabe añadir aplicaciones de cromo en los difusores de ventilación, los altavoces y las manillas de las puertas. El asiento del conductor posee un apoyo lumbar y el asiento del acompañante también puede ajustarse en altura, mientras que ambos respaldos de los asientos delanteros disponen en la parte trasera de prácticas mesitas plegables.

Mercedes Clase T lateral

La línea Progressive se centra más en la elegancia. La parte superior del tablero de instrumentos en el equipamiento superior está acabada en Neotex con costuras de contraste. Los asientos de símil de cuero negro con elementos de adorno en blanco y plata mate acentúan aún más el carácter premium, mientras que las puertas correderas disponen de elevalunas eléctricos. El exterior, con un embellecedor cromado en el portón trasero, llantas de aleación de 16 pulgadas en diseño de 10 radios y faros LED High Performance, llama la atención en el aspecto visual.

En cuanto a seguridad, el Clase T trae de serie asistente para viento lateral, detector de fatiga, frenada de emergencia, detector de salida de carril y asistente de ángulo muerto de serie. Luego opcionalmente se pueden añadir extras y paquetes como control de crucero adaptativo, sensores de aparcamiento o cámara de marcha atrás por citar solo algunos.

Dos motores para cuatro potencias, además del próximo EQT

Y finalizamos hablando de las mecánicas disponibles. El Mercedes Clase T se puede adquirir tanto con un motor diésel como con otro de gasolina, con dos niveles de potencia cada uno.

En diésel aparece el bloque 1.5 litros turbo para dar vida a las versiones T 160 d y T 180 d. La primera rinde 95 CV y 260 Nm, con un consumo mixto homologado de 5,3 l/100 km. Por su parte, la más potente genera 116 CV y 270 Nm, homologando un consumo de 5,5 litros.

Pasando a las de gasolina, el bloque motor compartido es el turbo de 1.332 centímetros cúbicos, que da lugar a los denominados T 160 y T 180. El primero genera 102 CV y 200 Nm con un consumo de 6,7 litros según su homologación. La más potente genera unos nada justos 131 CV y 240 Nm, pero curiosamente su consumo mixto homologado se queda en 6,6 l/100 km.

No faltará más adelante una versión totalmente eléctrica, la cual se denominará Mercedes EQT.

Fuente – Mercedes


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)