Mini Strip: La esencia de lo que tiene que ser un coche actual y ecológico

Mini Strip

Hablar de Mini es hacerlo de una institución sobre ruedas. Cuando Sir Alec Issigonis,a fines de la década de 1950, dibujó sus líneas maestras jamás pensó en la repercusión que tendría. Máxime, cuando fue la respuesta a la crisis del petróleo del Canal de Suez y al aumento de los precios del combustible en el Reino Unido. Esto ocurrió con los modelos de otras firmas, pero la marca inglesa, a pesar de estar en manos de BMW, ha sabido respetar su esencia.

El Mini actual es uno de los productos más redondos de cuantos podemos encontrar en el segmento urbano. Eso sí, no podemos obviar que ya no es el «kart» directo e incisivo que conocimos con la primera generación de la era BMW. Ahora es más burgués, pero cuando se le exige sabe responder. Además, también piensa en el medio ambiente y el Mini Strip es la prueba de ello. Te contamos la idea que trae este concepto, porque es muy interesante. Ojo…

El Mini Strip surge de la colaboración entre la casa de Oxford y la casa de moda Paul Smith

Mini Strip

Primero, os explicaremos de donde surge el Mini Strip. Para los aficionados a la moda os sonará, pero a los profanos no. Es el resultado de la colaboración entre la marca anglo-alemana y la casa de modas Paul Smith. Y os preguntaréis ¿Cuál es su misión? Sencillo: recuperar la idea del Mini original creado por Issigonis pero con un toque de sostenibilidad moderno. De ahí, que cuando veáis las fotos os deis cuenta de que le faltan algunos elementos.

Para ello se basa en el Cooper SE eléctrico y enarbola este eslogan: Simplicidad, Transparencia, Sostenibilidad. Así es como se han atrevido a retirar por completo la pintura para dejar la carrocería vista. Eso sí, la han protegido con una capa de laca para evitar que los paneles de acero y aluminio puedan oxidarse. Además, luce una parrilla más aerodinámica, que recuerda al original de Issigonis, y unas llantas con carenados de nuevo cuño.

Artículo relacionado:
Mini lanza la versión Cooper 60th Anniversary Edition ¿Sabes por qué?

Si pasamos al interior, podemos verlo totalmente (o casi) desnudo. El salpicadero, de corcho, es lo único que han mantenido. Las partes de la estructura van pintados en tono azul aunque también hay elementos de diseño creados con impresión 3D. Como curiosidad, indicar que la pantalla central desaparece en favor de un hueco para poner el móvil o que el tejido de punto se adueña de las puertas y las rayas de la firma Smith de las manillas.

Todo ello va enfocado a dar un mensaje: sus creadores quieren demostrar lo fácil que es reciclarlo. Claro está, no mencionan la complejidad que entraña reciclar la batería de ion litio del tren motriz. Eso sí, este concept es una idea de cómo podrían afrontar el desarrollo de las futuras generaciones de modelos Mini. Además, como posibilidad para ampliar sus opciones de personalización, mola…

Fuente – Mini


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.