La moderna plataforma MQB-A0 del nuevo Seat Ibiza a fondo

El Grupo Volkswagen es el mayor fabricante de coches del mundo según las ventas registradas durante el pasado año 2016. El consorcio alemán se propuso hace algún tiempo superar a General Motors y Toyota como primer fabricante del mundo y parece que lo ha conseguido. Para alcanzar dicha posición ha tenido que realizar muchas y variadas inversiones en mejorar sus modelos, plataformas y lazos logísticos, pues si la rentabilidad del grupo aumenta sus posibilidades de mejora también lo hacen.

Uno de los puntos en los que más han trabajado y donde más recursos han gastado fue en el desarrollo de su moderna plataforma modular MQB. Con esta arquitectura escalable el Grupo Volkswagen ha dado vida a sus modelos del segmento C – D, para los que antes empleaba plataformas independientes. Para llegar a ella han tenido que gastar ingentes cantidades de dinero pero una vez implementada en sus fábricas el ahorro en costes al fabricar sus coches es bastante elevado.

Volkswagen Plataforma MQB

Esta plataforma supuso una revolución en la industria, pues dotaba a los modelos del Grupo Volkswagen de una versatilidad que sus rivales no tenían. Sin embargo, como todo elemento técnico que se está estrenando ha tenido algún que otro fallo. Prueba de ello son los problemas que han sufrido algunos modelos con los compresores de los aires acondicionados o algunos desajustes entre partes de su carrocería.

Una vez subsanados los problemas iniciales, los responsables de Volkswagen se pusieron manos a la obra para desarrollar una variante más pequeña de la MQB. Con ella querían crear una familia de vehículos situadas por debajo del segmento C con los mismos sistemas de fabricación que ya están empleando. Para ello lo más fácil era mantener la parte delantera de la plataforma inicial y modificar la parte trasera.

De este trabajo de ingeniería nace la plataforma MQB-A0. Sobre ella el consorcio alemán dará vida a sus modelos del segmento B y el nuevo Seat Ibiza y Volkswagen Polo serán los primeros que la llevarán. En el caso del urbano español es el que ha tenido el privilegio en estrenarla y como acaba de ser presentado en estos días veremos las principales particularidades de la base que le da vida.

El nuevo Seat Ibiza cambia en todo para seguir como hasta ahora. Bajo su carrocería esconde la MQB-A0 junto a una distancia entre ejes de 2.564 milímetros es decir, 95 milímetros más grande que la que empleaba su antecesor. Con ella el habitáculo del coche español aumenta exponencialmente pues el espacio que hay en el maletero como en la banqueta trasera se acercan peligrosamente al de su hermano mayor Leon con 355 litros.

Según un comunicado oficial de Seat “el comportamiento dinámico, la calidad de rodadura y el confort de marcha son excepcionales gracias a la nueva plataforma MQB-A0”. Además también añadía que “la última tecnología del Grupo Volkswagen, la plataforma MQB (Modular Quer Baukasten), permite una mayor flexibilidad de fabricación y una implementación robusta, ya que soporta diferentes modelos y permite diferentes tipos de carrocería dentro del mismo segmento y se pueden lograr diferentes configuraciones de distancia entre ejes dentro de la misma plataforma base”.

Siguiendo estas palabras podemos extraer varias conclusiones.

  • La reducción del peso permitirá que los modelos que se sustenten sobre ella serán más ligeros (una obviedad) y por tanto tendrán un comportamiento dinámico bastante bueno.
  • La flexibilidad que ofrece esta nueva base en cuanto a modificación de la distancia entre ejes (la anchura de vías no) permitirá al Grupo Volkswagen a crear casi cualquier modelo de segmento A – B.
  • Con ella no sólo podrán fabricar vehículos impulsados por mecánicas diésel o gasolina, ahora tendrán cabida nuevas opciones mecánicas como los híbridos.
  • Los vehículos con enfoque off road o SUV podrán montar una tracción a las cuatro ruedas mejorada y más efectiva.

Como punto negativo podríamos decir que si en su proceso de diseño y desarrollo se ha cometido algún fallo, éste podría volverse endémico. Si esto sucediera el coste de una hipotética llamada a revisión sería monumental y por tanto afectaría sensiblemente a la cuenta de resultados del grupo. Además, al igual que sucede con la MQB original contar con un eje trasero multibrazo será difícil, aunque el cliente medio no sepa que lo lleva o diferencie entre uno torsional o uno más elaborado.

Esperaremos a conducir el nuevo Ibiza para tener sensaciones de conducción y saber si la nueva plataforma MQB-A0 del Grupo Volkswagen llega igual de alto que las aspiraciones del fabricante. Mientras tanto ya sabemos que sus rivales tendrán que sacar sus mejores armas si no quieren sucumbir ante el novato.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *