Y contra todo pronóstico, aquí está el nuevo Citroën ë-C4 ¿Qué te parece?

Lo que acaba de hacer el Grupo PSA con el nuevo Citroën ë-C4 pocas veces lo hemos visto. Cuando una firma da una fecha para presentar un modelo, lo normal es que mantenga la tensión hasta entonces. En este caso, todos dábamos por hecho que el compacto galo sería desvelado el 30 de junio. Sin embargo, en un giro del destino (tenemos una teoría) han publicado las primeras imágenes en las que podemos ver su fisonomía al completo.

La razón que explicaría este movimiento sería la amenaza de una posible filtración. Así, en lugar de dejar todo el protagonismo al responsable de tal ultraje, se lo llevan ellos. Sea como fuere, ya está entre nosotros el nuevo Citroën ë-C4 y qué demonios, hay que mirarlo unas cuantas veces para entender lo que han hecho. Y no, no es que el concepto no nos suene, pues es el mismo que el Mitsubishi Eclipse Cross, sino la agresividad del conjunto.

El Citroën ë-C4, según la marca, se inspira entre otros en el GS

Según ha explicado la propia Citroën, para crear al nuevo C4 se han inspirado en su herencia. Su posición en el mercado es clara, está ubicado entre los compactos, pero ellos lo consideran una berlina. De esta forma entroncan con el 50 aniversario del mítico Citroën GS. En cierta parte es cierto, pues tanto el frontal como la zaga exhiben una personalidad tan fuerte que pocos de sus rivales podrán igualarlo.

El formato de los grupos ópticos, la parrilla o el capó van más allá de lo visto en el nuevo C3. Las líneas del paragolpes son suaves aunque en la zona baja remarca las entradas de aire. La vista lateral es la más llamativa, por el fuerte estilo coupé del que goza. Aquí encontramos una línea descendente del techo que entronca con la zaga al más puro estilo del Honda Civic. Los pasos de rueda y las llantas de aleación complementan estos detalles.

Artículo relacionado:
La zaga del nuevo Citroën ë-C4 se deja ver en este fugaz vídeo teaser

Por último, repasaremos la zaga. Esta misma mañana hemos visto un escueto vídeo teaser que mostraba su grupo óptico. Ya avanzábamos que iban a ser arriesgados y no nos hemos equivocado un ápice. Ahora, vemos cómo se integra el foco superior en el alerón que divide en dos la luna. Habrá que ver en qué lugar queda la visibilidad trasera y tres cuartos, pues da la sensación de que no será muy buena.

Interior futurista aunque lógico y ordenado

Si el exterior del Citroën ë-C4 es arriesgado, en el interior la cosa es diferente. Quizá esperábamos algo más ilógico y pasional, pero la originalidad pierde parte del protagonismo. La razón puede ser la necesidad de ofrecer un salpicadero más lógico y ordenado. Con todo, podemos destacar varios elementos, empezando por el volante o el cuadro de instrumentos virtual que se complementa con el Head-Up Display sobre lámina.

La zona central del salpicadero está presidida por una pantalla central táctil de generoso tamaño. Bajo ella se sitúan las salidas de aire y ya, en una posición más baja, los controles para el climatizador. Debemos felicitar a Citroën, pues ha recuperado estos elementos para manejar un sistema de confort y seguridad vital. En el túnel central aparecen los controles para manejar la transmisión automática, el freno eléctrico y varios huecos.

Por ahora no hay detalles sobre la habitabilidad o capacidad de maletero. Al estar desarrollado sobre la plataforma EMP1 del Grupo PSA, debería situarse al nivel del Peugeot 208. No obstante, podría tener una distancia entre ejes mayor que, lógicamente, debería aportar un plus de espacio. Los aspectos que peor parados podrían salir son la cota de altura en las plazas traseras y el maletero, pero hasta que no lo veamos no lo sabremos.

Y el resto de detalles, el próximo 30 de junio…

Y teniendo en cuenta esta información te preguntarás ¿Y para cuando el resto?. Pues la marca anuncia que mantiene la presentación para el próximo día 30 de junio. Aún así, se ha encargado de dejar bien claro que el ë-C4 y su versión «normal» C4 incluyen los últimos avances del programa Citroën Advanced Comfort. La aerodinámica es otro de los elementos que ha remarcado, aunque el coeficiente de penetración no ha sido anunciado.

Por tanto, aún toca esperar para conocer las posibilidades de equipamiento u oferta mecánica. No obstante, no hay que ser un lince para saber como podría quedar compuesta. En gasolina no faltará el bloque 1.2 PureTech en versiones de 110 CV y 130 CV. Sería posible que, en una segunda fase comercial se uniera la iteración más potente, con 156 CV. En diésel la oferta girará en torno al nuevo 1.5 BlueHDi con potencias entre 100 CV y 130 CV.

El ë-C4 eléctrico no tendrá muchos secretos. Hará uso del motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par máximo. La duda está en la capacidad de su batería, que podría oscilar entre los 50 kWh y los 60 kWh. En todo caso, la autonomía se situará entre los 300 y 400 kilómetros. En resumen, que quedan menos de quince días para su debut y de aquí a allá seguro que se «escapan» todos estos detalles. ¿Qué os apostáis?

Fuente – Citroën


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.