Presentación y prueba gama Audi A3, al volante

Audi A3

Ayer os presentamos a la nueva gama Audi A3, una familia que ha crecido en el número de carrocerías, mostrando ahora, y por primera vez, una variante sedán con aires cupé. Hoy toca descubrir que tal se comportan los nuevos Audi A3, eso sí, con distintas motorizaciones.

Durante la jornada de pruebas tuvimos la oportunidad de subirnos en varios A3, con distintas carrocerías, distintos propulsores y distintos sistemas de tracción, aunque por cuestiones de tiempo, no pudimos probar todos los vehículos que Audi nos trajo a Málaga.

Pero antes de arrancar a la nueva generación del compacto alemán, sería necesario conocer un aspecto fundamental del vehículo desarrollado en Inglostadt. Como ya comenté en el artículo anterior, en esta tercera generación se ha puesto mucho empeño en invertir la espiral de incremento de peso.

Audi ultra, el material adecuado en el lugar adecuado

Audi A3 Sedán

No estoy diciendo algo nuevo cuando comento que generación tras generación los coches han ido creciendo, no solo en dimensiones, sino también en peso. Pero desde hace más bien poco, las marcas se están poniendo las pilas y la marca de los cuatro aros es un buen referente.

Si echamos un vistazo a la ficha técnica de la tercera generación del nuevo Audi A3, vemos ,que en función de la carrocería y de las motorizaciones escogida, se ha conseguido reducir el peso hasta en 90 kg, y todo ello sin renunciar a nada. El nuevo Audi A3 es más seguro y está mejor equipado que nunca, mostrando una mayor agilidad gracias al menor peso.

Para ello, el nuevo Audi A3 posee una carrocería multimaterial en la que se utilizan materiales como el aluminio o aceros de alta resistencia endurecidos en molde. Gracias a la utilización de estos materiales se ha conseguido una reducción de 37 kilogramos en la carrocería del Audi A3 Sportback.

Pero aquí no acaba todo, el habitáculo también ha sido revisado a fondo y ahora se emplean asientos más ligeros y materiales como el magnesio para intentar ganar la lucha contra la báscula. Además, los motores y los esquemas de suspensión han sido repasados para reducir la masa total del vehículo.

Motorizaciones y esquemas de suspensión

Motor 1.8 TSFI

La nueva y tercera generación del compacto alemán cuenta con ocho motorizaciones distintas, cinco de gasolina TFSI y tres propulsores diésel TDI. La potencia varía desde los 105 CV del propulsor 1.2 TFSI, hasta los 300 CV que desarrolla la bestial variante S3. La transmisión puede ser manual de 6 relaciones o S-Tronic de seis y siete velocidades.

Por su parte, las cilindradas abarcan de los 1.2 a los 2.0 litros de cubicaje y por supuesto, cada motor cuenta con sobrealimentación para conseguir unos consumos muy moderados. Todas esta opciones estan diponibles en los Audi A3 y A3 Sportback, más tarde llegarán al nuevo modelo Sedán.

El downsizing está muy presente en la marca y como consecuencia de ello, cada motor cuenta con sobrealimentación para conseguir potencias elevadas con bajas cilindradas. Además, se ha introducido una innovadora gestión térmica que reduce las fases de las elevadas pérdidas por fricción.

Debemos comentar que las versiones de acceso, 1.2 TFSI y 1.6 TDI ambas de 105 CV, van asociados con un eje trasero torsional de brazos interconectados. El resto de Audi A3 equipan un eje trasero más elaborado con suspensión independiente de cuatro brazos. Además, se pueden equipar con suspensiones rebajadas en 15 o en 25 mm.

Gran trabajo de insonorización y un muy buen aplomo

Audi A3 Sedán

Durante toda la jornada de pruebas dinámica tuve la ocasión de rodar por muy diferentes vías y por distintos tipos de asfalto. Llama poderosamente la atencíon el gran trabajo de insonorización que se ha llevado a cabo en el nuevo compacto alemán, dando la sensación de estar casi en un segmento superior.

Rodando a velocidades legales y con el motor bajo de vueltas, solo percibiremos muy levemente el ruido de la rodadura y el ruido aerodinámico procedente de los espejos retrovisores. Todo esto es posible gracias a la utilización de parabrisas insonorizado, dos líneas de sellado en el contorno de las puertas y ventanillas, los nuevos cascos de los pasos de ruedas, etc.

La aerodinámica también es muy importante en el tema acústico. La tercera generación del Audi A3 cuenta con los retrovisores exteriores situados en el antepecho de las puertas y con unos bajos carenados casi en su totalidad. Como resultado obtenemos un coeficiente aerodinámico de 0,30.

Por otra parte, el Audi A3 hace gala de un aplomo extraordinario, da igual cual sea su carrocería (tres puertas, Sportback o Sedán) y su batalla, siempre tendremos una sensación de confianza casi inigualable que nos hará afrontar curvas a ritmos bastantes elevados sin apenas darnos cuenta.

Audi_A3_Sportback

Debemos comentar que los vehículos que pudimos probar montaban suspensiones rebajas que favorecen el comportamiento dinámico del vehículo y que contribuyen de manera notable a tener esta sensación de aplomo y confianza.

Ésta, muestra un buen equilibrio entre comodidad y deportividad, no siendo muy dura ni seca pero absorbiendo muy bien las imperfecciones del asfalto y controlando de manera muy correcta los movimientos de la carrocería.

También la dirección de asistencia variable ayuda y mucho a sentirte seguro. El Audi A3 cuenta con el Audi drive select que modifica los parámetros de la dirección, del acelerador e incluso de la amortiguación, esto último dependiendo del modelo y de las opciones seleccionadas.

En el modo Dynamic, el cambio automático reduce una marcha para disponer siempre de un régimen adecuado y estira las marchas hasta el corte, endurece las suspensiones y hace que la dirección tenga un tacto más directo y un mayor peso.

Por el contrario, en el modo comfort se tiende a aprovechar marchas largas con el fín de reducir los consumos y la dirección se torna más suave, ofreciendo un tarado más blando que se nota muy artificial.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 184 quattro

DSCF3872 (Copiar)

Pulsamos el botón de arranque y el 2.0 litros TDI cobra vida. Evidentemente, desde fuera y en frío, su sonido le delata, es un diésel claramente. Una vez vez el motor coge temperatura se vuelve bastante silencioso y sólo lo oiremos si apretamos a fondo el pie derecho. De todos modos, su sonido no es molesto pero no puede compararse con su homólogo alimentado por gasolina.

Este propulsor está disponible en dos sabores, 150 y 184 CV. Nuestra unidad de pruebas equipaba la versión de 184 CV y 380 Nm de par, una versión que se muestra muy refinada y que se conforma con muy poco, 4,4 litros para recorrer 100 km. Evidentemente, en nuestra toma de contacto no alcanzamos esa cifra, pero rodando a ritmos vivos no subimos de 7 litros.

El vehículo que probamos asociaba al motor 2.0 litros TDi de 184 CV a la fabulosa transmisión S-Tronic de seis relaciones. Ésta funciona realmente bien, realizando unos cambios de marchas realmente rápidos cuando se le exige, sin además mostrar ningún tirón incómodo. Es pura suavidad y solo se le nota algo lenta cuando en modo manual cambiamos a medio régimen.

DSCF3887 (Copiar)

Además, nuestro Audi A3 Sportback equipaba el ya conocido sistema de tracción total quattro. Gracias al uso de la tracción total es casi imposible tener pérdidas de tracción y se consigue un carácter más neutro a las salidas de las curvas que las versiones de tracción delantera, se puede aplicar gas mucho antes.

Las prestaciones de este motor son bastante buenas, mostrando una velocidad máxima de 232 km/h y un 0 a 100 en 7,4 segundos para las versiones de tracción delantera y cambio manual. Uno de los puntos a criticar es la utilización de correa dentada en lugar de cadena, y es que, si alguien quiere considerarse premium ¿no debe ofrecer lo mejor?

Audi A3 Sedán 1.8 TFSI 180 CV

DSCF3963 (Copiar)

Toca montarse en un Audi A3 Sedán equipado con un motor 1.8 TFSI. Este propulsor rinde una potencia de 180 CV y un par máximo de 250 Nm, disponibles ya a un régimen de 1.250 rpm y que permanecen constantes hasta las 5.000 vueltas. Por lo tanto, tenemos un motor muy flexible y lleno en todo la gama de revoluciones.

Gracias a la flexibilidad del motor, podemos rodar en marchas largas y ganar velocidad sin demasiados problemas, consiguiendo así unos consumos realmente bajos para un motor de esta potencia. Según la ficha técnica se conforma con 5,6 litros para recorrer 100 km. Nuevamente, nuestro consumo de 9,2 litros no coincide debido a las circunstancias que rodeaban a la prueba.

El motor es muy silencioso y refinado, cuando se explora la zona alta del cuentavueltas emite un sonido muy bonito y agradable, y no desfallece como ocurre en el caso del 2.0 TDI, donde superar las 4.000 vueltas no tiene mucho sentido.Las prestaciones son realmente buenas, practicando un 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 228 km/h.

Mañana más caballos

Audi S3 Sportback

Debido a la falta de tiempo nos quedamos con las ganas de probar más propulsores, de comprobar cómo funciona el sistema de desactivación de cilindros y nos quedamos sin saber como se comporta el modelo equipado con barra de torsión en el eje trasero. Qué le vamos a hacer.

Pero no todo es malo, porque por suerte tuvimos la oportunidad de rodar muchos kilómetros con el nuevo Audi S3, una pequeña mala bestia que destroza el 0 a 100 en 4,8 segundos (versión de 3 puertas asociada al cambio S-Tronic de seis relaciones). Mañana volveremos con él y os contaremos que tal se comporta.

Más información – Presentación y prueba gama Audi A3, diseño, equipamiento y precio

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *