Prueba Abarth 500 595 Competizione, diseño exterior e interior

 

Abarth 500 595 Competizione

Discreto, elegante y deportivo…¡me gusta!

El Abarth 500 me gusta…de esta forma tan clara empiezo a escribir esta prueba. El motivo es que se encuentra prácticamente solo en su segmento y ofrece cosas que son casi imposible de encontrar en la competencia. También es un coche caro…más caro aún la versión 595 Competizione, pero puede colmar las expectativas de cierto público enamorado del automóvil.
Lo hemos probado durante más de 1.500 km, incluyendo una buena ruta de montaña y una jornada en el Jarama durante el último Track Day de Michelin y 8000 vueltas. Vamos a desgranaros todas las características de este coche tan especial, con sus pros y sus contras.

Diseño exterior

Poco puede decirse que no se sepa ya del conocido Abarth 500. Hasta ahora no había probado nunca una unidad con una estética exterior tan discreta y elegante. La pintura gris oscuro metalizada multicapa aporta un toque de elegancia y calidad visual, frente a otras unidades pintadas en llamativos tonos bicolor (azul y granate, negro y rojo, blanco y negro, etc.). Yo son más partidario de los tonos vivos y coloridos, pero he de reconocer que este acabado gris oscuro en contraste con los vinilos plateados en gris claro le sientan muy bien al pequeño 500.

Abarth 500 595 Competizione (18)

Las carreteras de montaña son una delicia con el Abarth 500

Por lo demás, lo de siempre: paragolpes sobredimensionado, preciosas llantas de 17 pulgadas que albergan frenos Brembo de 4 pistones con discos perforados, doble salida de escape (el escape Record Monza opcional en otras versiones viene de serie en el 595). En este caso las lunas tintadas y el techo solar oscurecido aportan otro plus de elegancia. No es una estética tan rompedora como la de otros Abarth 500, pero tiene unas pinceladas de buen gusto que me encantan. Nada macarra, deportivo con clase.

Abarth 500 595 Competizione asientos

Acabados de calidad en el 595 Competizione

Diseño interior

Espectacular. Esa es la palabra que me viene a la cabeza en cuanto abres la puerta y te encuentras con unos magníficos asientos Sabelt tapizados en cuero color….¿tabaco?, ¿yema tostada? ¿Camel oscuro? No sé muy bien que color es, pero me encanta, más aún gracias al contraste que produce el gris oscuro exterior y los colores más claros del interior. Los backets impresionan visualmente y dinámicamente hablando. En cualquier caso, sientan mucho mejor que otros asientos de cuero negro que yo haya visto en un Abarth 500.

Abarth 500 595 Competizione asientos sabelt

Impresionante aspecto de los asientos Sabelt

Impresionan visualmente porque hace que te quedes observándolos un buen rato…dinámicamente porque sujetan tu cuerpo casi como un backet de competición. Eso si, no son un prodigio de comodidad y con el paso de los kilómetros tu cuerpo se resiente. Además, si eres muy voluminoso es posible que te sientas un poco “agobiado” por los pétalos del asiento, sobre todo a la altura de los hombros. Incluir los asientos Sabelt en el pequeño Abarth 500 tiene otros dos problemas: el primero que pierdes la regulación en altura del asiento, el segundo que pierdes el airbag lateral en el asiento (el de cortina se mantiene en el pilar).

Abarth 500 595 Competizione salpicadero

El salpicadero es el de siempre

El resto del interior del Abarth 500 es igual que otras veces salvo evidentemente por la tapicería y cambios en pequeños detalles de decoración. Los pedales también me parecen algo mejores que los de la primera versión que probé (mejor situados, mejor tacto). Esta unidad incluye navegador de serie sobre el salpicadero, que debido a su ubicación puede restar visión a personas de escasa estatura. En mi caso, que mido 1,80 me molesta menos ahí que si estuviera sobre el parabrisas. Cuestión de tallas…

Abarth 500 595 Competizione parte trasera
Otro indicador que queda un poco fuera del campo de visión es el manómetro de presión del turbo, pero es evidente que se puede vivir sin este relojito tan cuco… aunque sea estimulante.

Continuará…


Más – Prueba Abarth 500 1.4 T-Jet adicto a la conduccion
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *