Prueba Audi Q5 2017, un Q7 a escala

Prueba Audi Q5

No hay marca que se resista a ofrecer un producto SUV. Los clientes no paran de demandar este tipo de vehículos y los diferentes fabricantes, por norma general, ya no tienen solo un modelo SUV en su gama sino que ofertan varios en función de sus tamaños, como siempre había pasado con los turismos convencionales. Audi es una de esas  marcas que dispone de una amplia gama de vehículos SUV, empezando por el recién lanzado Q2, pasando por los Q3, Q5 y Q7, y esperando la llegada de un nuevo integrante denominado Q8 para 2018.

La firma de Ingolstadt acaba de renovar el Audi Q5, cuya primera generación llevaba con nosotros desde 2008 habiendo comercializado 1,6 millones. Esto le convierte en el modelo “Q” de Audi más vendido hasta el momento y el primero en superar el millón de unidades vendidas; todo ello, recordemos, durante una gran crisis económica. Asistimos a la presentación del nuevo Audi Q5 y lo ponemos a prueba.

Prueba Audi Q5

El nuevo Audi Q5 se produce exclusivamente en la fábrica mexicana de San José de Chiapa. Éste se ha desarrollado sobre la plataforma modular MLB (la grande), es decir, comparte plataforma con modelos como el Audi Q7, con el que tiene muchas cosas en común, o incluso el Audi A4. Las nuevas tecnologías y el uso de materiales le han permitido ahorrar 90 kilos de peso respecto a su predecesor.

Nosotros hemos podido probarlo durante varias decenas de kilómetros en la presentación nacional, dejándonos unas buenas sensaciones a nivel de confort, equipamientos y calidad. Nos pusimos a los mandos del motor 2.0 TDI de 163 CV con tracción quattro durante la mayor parte del recorrido, pero antes de contaros qué tal va hagamos un repaso general a esta segunda generación del SUV alemán.

Más cuadrado, más musculoso

Prueba Audi Q5

No hay ninguna duda de que la primera generación del Audi Q5 dio con la tecla, ofreciendo justo lo que los consumidores buscaban. El producto era tan demandado que la marca alemana alargó al máximo su vida. Ahora llega la segunda generación, y con los resultados del predecesor y el tradicional continuismo alemán, era de esperar que los diseñadores no arriesgaran en absoluto con el diseño, a nivel estético simplemente lo han retocado.

Estéticamente sigue siendo fácil de identificar como un modelo de Audi, y los cambios de diseño llegan más en las líneas que en las formas. El modelo predecesor buscaba líneas más redondeadas intentando parecer simpático y tranquilo, mientras que el actual ofrece líneas más rectas y angulosas, lo que se traduce en sensación de musculatura y deportividad. ¿Os suena la receta? Sí, es la misma que emplearon hace un año en el Audi Q7. También han ensanchado la parrilla Singleframe, marca de la casa, y han retrasado los espejos exteriores para mejorar la visión y reducir la resistencia aerodinámica que se sitúa en un Cx 0,30.

El Audi Q5 gana centímetros fuera y también dentro

Prueba Audi Q5

Las dimensiones exteriores del Q5 han crecido. Ahora mide 4,66 metros de largo (+ 34 mm), 1,89 metros de ancho y 1,66 de alto. La distancia entre ejes también ha crecido, pero mínimamente, situándose en 2,82 metros (+ 12 mm). Según Audi, ahora los ocupantes de la fila trasera dispondrán de un mayor espacio en anchura y en altura.

Nuestras impresiones han sido las de unas plazas delanteras muy amplias, en la media del segmento, y en las que no sufriremos sensación de agobio. La unidad probada contaba con techo solar, lo que siempre reduce el espacio en altura, pero aun así sobraban muchos centímetros. Las plazas traseras son muy buenas siempre y cuando viajemos cuatro personas; es decir, las plazas laterales serán muy confortables. Sin embargo, la plaza central es mucho más incómoda por ser más estrecha, dura y por contar con un gran túnel de transmisión.

Prueba Audi Q5

El maletero dispone de una capacidad que varía entre 550 y 610 litros en función de cómo estén colocados los asientos posteriores, ya que presumen de regulación longitudinal y en inclinación del respaldo. Si abatimos esta segunda fila de asientos el volumen de carga aumenta hasta los 1.550 litros.

Un interior de muy alta calidad

Prueba Audi Q5

En el habitáculo nos encontramos con un interior muy propio de Audi. Todo queda muy ordenado y a mano para el conductor. Además, contamos con el Audi virtual cockpit que nos permite prescindir de la pantalla central del salpicadero, ya que en el cuadro de instrumentos tendremos todos los datos necesarios para la conducción como velocidad, revoluciones, temperatura, consumos, radio e incluso el navegador con una alta calidad. Todo ello muy ordenado, configurable y cuyo manejo se realiza desde el propio volante.

En el salpicadero nos encontraremos con muy pocos botones, los esenciales. La pantalla no será táctil, manejándose de forma intuitiva con el mando giratorio y contando con un panel táctil para la introducción de comandos útiles para, por ejemplo, introducir el destino en el navegador o marcar un número de teléfono. Personalmente, la palanca de cambios para la transmisión automática no termina de convencerme, prefiriendo una de menores dimensiones.

Prueba Audi Q5

Nos ha sorprendido la calidad del interior, y eso que ya esperábamos un buen trabajo en este sentido. Todos los mandos, tapizados y elementos son de muy alta calidad, pareciendo propios de un modelo superior como podría ser el Audi Q7. El tacto, el diseño y los ajustes están a un nivel muy elevado. Olvídate de crujidos al presionar en ciertos puntos del salpicadero o al afrontar tramos rotos porque no los encontrarás.

Gama mecánica

Prueba Audi Q5

El Audi Q5 estará disponible con dos motorizaciones de gasolina y cuatro diésel, con potencias que van desde los 150 hasta los 354 CV. La gama de gasolina está compuesta por un 2.0 TFSI de 252 CV y un V6 3.0 TFSI de 354 CV reservado para el prestacional SQ5. Mientras tanto, las opciones diésel son tres variantes del famoso 2.0 TDI con potencias de 150, 163 y 190 CV, además del V6 3.0 TDI de 286 CV.

A día de hoy ya se pueden adquirir las versiones 2.0 TFSI y las tres mecánicas 2.0 TDI (el de 190 CV solo con cambio automático, el manual llegará más adelante). Solo se pueden asociar a un cambio manual las variantes 2.0 TDI de 150 y de 190 CV, éste último ya se ofrece con cambio automático.

Prueba Audi Q5

Dependiendo de la motorización nos encontraremos con tracción delantera, quattro ultra y quattro permanente. La tracción delantera se reserva para el menos potente de la gama, el TDI de 150 CV. La tracción quattro ultra, que es más eficiente por desacoplar por completo y evitar las fricciones y movimientos de ejes y engranajes del tren trasero, se ofrece en el 2.0 TFSI y en los TDI de 163 y 190 CV. El sistema quattro permanente, que viene con diferencial central autoblocante llega a los bloques de V6 de 3 litros, tanto al TFSI como al TDI.

Comportamiento en asfalto del Audi Q5 2.0 TDI 163 CV

Prueba Audi Q5

Hora de ponernos al volante. En el primer recorrido lo hacemos con la variante 2.0 TDI de 163 CV. Audi drive select en modo “auto”, palanca de transmisión en posición D y a circular. La mayoría del recorrido fue realizado por autopista, donde este motor se mostraba suficiente para mantener una velocidad constante en la mayoría de situaciones aunque bien es cierto que se nos antojaba algo “corto”.

Era fácil perder algo de velocidad ante una pendiente relativamente pronunciada, teniendo la transmisión automática que reducir de séptima a sexta velocidad, aunque bien es cierto que la última relación tiene el claro objetivo de reducir consumos. En cualquier caso, nos pareció algo justo, ya que afrontar viajes por puertos con cuatro personas y el maletero cargado le restaría mucha agilidad. También nos pareció que, al menos esta unidad, dejaba pasar más sonido del motor de lo deseado durante las aceleraciones, aunque como te contaré unos párrafos más abajo no ocurre igual con todas las motorizaciones.

Prueba Audi Q5

Suspensión neumática

Respecto a la conducción, el Audi Q5 no será un coche muy ágil por su peso y dimensiones en zonas demasiado ratoneras, pero el confort de marcha es excepcional. Esto se debe especialmente a la suspensión neumática, que es de estreno en la gama Q5. Absorbe las irregularidades del terreno como si estuviéramos en una nube y, si aumentamos el ritmo o seleccionamos el modo de conducción deportivo, evitará unas acusadas inclinaciones de la carrocería. Atravesando alguna localidad, en modo confort y a una velocidad aceptable, los resaltos no resultaban para nada molestos.

Y ahora nos subimos al Audi Q5 2.0 TDI 190 CV

Prueba Audi Q5

La única diferencia de una versión a otra se encuentra en la mecánica, aunque como veis en las fotos este contaba con el paquete deportivo “s line”. El comportamiento de este propulsor, sin llegar a ser deportivo, sí ofrece una mayor agilidad y respuesta a la hora de afrontar pendientes por vías rápidas o al realizar adelantamientos. Además, en la zona media del cuentarrevoluciones nos ha parecido más agradable y menos sonoro. Sin duda, ésta mecánica será más recomendable que la anterior, especialmente si vamos a realizar viajes o circulamos habitualmente por carreteras de doble sentido.

En cuanto al comportamiento de la parte ciclo, no hemos encontrado diferencias, resultando igual de cómodo y agradable que la unidad anterior. Tampoco hemos realizado una prueba exhaustiva, sino unos cuantos kilómetros. Esperaremos a disfrutar de alguna unidad durante varios días para poder examinarlo más a fondo.

En campo es capaz de más de lo exigido

Prueba Audi Q5

Durante la presentación realizamos unas pruebas fuera del asfalto, aunque de poca exigencia. Antes de nada, debemos comentar que la mayor longitud de la carrocería en esta segunda generación ha reducido los ángulos de entrada, salida y ventral del SUV alemán, pero al poder contar con la suspensión neumática la carrocería puede elevarse unos centímetros y así compensarlo. Tendremos dos modos de conducción para circular fuera de asfalto, uno será el “allroad” y otro será el “lift/offroad”.

Siempre que salgamos del asfalto será interesante utilizar el allroad (eleva la carrocería 2,5 cm), mientras que si el suelo está muy roto o vemos posibilidades de rozar con los bajos utilizaremos el lift/offroad. Ganaremos unos centímetros más de altura (2,5 más que en el modo allroad) quedando una separación entre los bajos y el suelo de 22 cm y el sistema motriz también se adaptará para ganar adherencia.

Prueba Audi Q5

Los recorridos fuera del asfalto eran por zonas de grava suelta en pendientes, algún que otro descenso bastante inclinado donde utilizábamos el control de velocidad de descenso, algo de barro y cruzar un pequeño riachuelo. El Audi Q5 superó estás pruebas, que un SUV de tracción en un solo eje y sin una altura considerable no pasaría, sin problemas contando con neumáticos totalmente asfálticos pero cierto es que no eran demasiado complicadas. También reconocemos que pocos clientes del Q5 utilizarán este coche para salir del asfalto o de un camino en buen estado.

Equipamiento

Básico

  • Xenón y pilotos de LED
  • Safety Service
  • Portón eléctrico
  • Pre Sense City
  • Espejo antideslumbramiento

Advanced

  • MMI Navegación
  • Smartphone Interface
  • Llantas en 18 pulgadas
  • APS trasero
  • Espejos plegables
  • Tempomat
  • Airbags traseros
  • Tarjeta SD

Design

  • Faros LED
  • Climatizador de tres zonas
  • APS Plus
  • Design line

S line

  • S line exterior
  • Faros LED
  • Llantas en 19 pulgadas
  • Sport line

Precios Audi Q5

Prueba Audi Q5

Motor Tracción Cambio Precio
Motor Tracción Cambio Precio
2.0 TDI 150 CV Delantera Manual 6v 40.550 €
2.0 TDI 163 CV quattro ultra Automático 7v 46.800 €
2.0 TDI 190 CV quattro ultra Automático 7v 49.500 €
2.0 TFSI 252 CV quattro ultra Automático 7v 55.850 €
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *